Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 4- -12- -2006 Augusto Pinochet, en estado crítico tras sufrir un infarto de miocardio 29 Nos estamos jugando el futuro de Venezuela dijo su rival, Manuel Rosales Chávez se ha beneficiado de los masivos programas sociales financiados con el aumento del precio del petróleo Venezolanos que votaron ayer en el Consulado de Madrid denunciaron irregularidades El comandante busca apuntalar el socialismo del siglo XXI El primer trámite sería su reelección indefinida tras una reforma constitucional M. M. CASCANTE E ESPECIAL CARACAS. Hugo Chávez aspira a gobernar hasta el año 2021, como poco, y profundizar en su proyecto de socialismo del siglo XXI Para cumplir sus objetivos, una vez superado el trámite electoral, la primera medida a promover por el caudillo bolivariano sería una reforma constitucional que le permitiera la reelección indefinida. Si la oposición acepta los resultados de ayer (y Chávez resultaba confirmado en la Presidencia) el mandatario emprendería el proceso a través de la Asamblea Legislativa, copada íntegramente por los diputados del Movimiento V República. Pero, si sus adversarios no reconocieran su eventual derrota, el mismo lunes (por hoy) convocaré a un referéndum para el próximo mes de febrero borrea desatada con la que encandila a sus partidarios y desespera a sus detractores. Sus constantes e interminables apariciones en la pequeña pantalla dan para todo: repasar la historia del país, abroncar públicamente a un funcionario, contar batallitas de la infancia, comentar un partido de béisbol, cantar unas coplas, etcétera, etcétera. ble Mientras tanto, Hugo Chávez votaba en el Liceo Manuel Palacio Fajardo, en la popular parroquia caraqueña 23 de Enero. El caudillo bolivariano se apresuraba a desestimar las denuncias de Rosales: Mientras más altura tenga un dirigente, más responsable debe ser ante un pueblo, y especialmente en un día como hoy. No me parece nada bueno hacer rodar bolas sin pruebas de ningún tipo. Aspiramos a que esto termine bien, que al final se reconozcan los resultados y que nadie tenga dudas Antiimperialismo Un observador privilegiado de la realidad venezolana sostiene que en el catecismo chavista sólo hay dos ideas claras: el antiimperialismo (contra los Estados Unidos) y el afán por la unidad de los países suramericanos. Todo lo demás se improvisa. Así parecen demostrarlo sus escasos logros económicos (más allá de los efectivos programas de asistencia social que le sirven para captar voluntades) y la imparable rotación de ministros en sus equipos gubernamentales. De hecho, la manera de liderar su régimen cívico- militar es típicamente castrense. Su mentor y ministro del Interior hasta 2002, Luis Miquilena, dice que su estilo de gobernar era casi adolescente. Llamaba a sus ministros pasadas las 12 de la noche para contarles una idea brillante que se le acababa de ocurrir, daba instrucciones para todos lados, todos le decían que sí y nadie jamás seguía sus órdenes. Él está rodeado de lo que en el Ejército llaman ordenanzas No tiene ninguna posibilidad de que haya alguien a su alrededor que lo contradiga En el programa electoral que se recoge en la página de internet del Comando Miranda, se subrayan más los logros que los proyectos para instar al voto. Entre los compromisos del Gobierno del presidente Hugo Chávez para las próximas décadas destaca el de llevar la pobreza a cero, así como casi duplicar la producción de petróleo. Tono sosegado En un tono sosegado y prudente Chávez se mostró contento ante la gran afluencia de votantes y defendió el sistema electoral venezolano como uno de los más transparentes del mundo. Incluso resaltó las buenas señales que está recibiendo desde Estados Unidos y de grupos opositores dispuestos a respetar los resultados. El presidente alabó unas declaraciones del subsecretario de Estado de Estados Unidos para el Hemisferio Occidental, Thomas Shannon, que dijo: Qué bueno que un representante de Estados Unidos reconozca que en Venezuela estamos actuando en democracia y que aquí funcionan las instituciones democráticas Por otra parte, varios venezolanos que votaron ayer en el Consulado de Madrid denunciaron que, contra lo que estipula la ley electoral, las autoridades de la legación anunciaron que el escrutinio de los votos no se realizará hasta hoy, tras pedir a los testigos de mesa que se fueran a sus casas porque el recuento no se produciría una vez cerradas las urnas. El modelo cubano Hugo Chávez negaba en las horas previas a los comicios que se plantee implantar en Venezuela el modelo cubano. Fidel es su viagra comenta un diplomático. En una reciente entrevista televisada, el caudillo bolivariano explicó que cada país debe tener su modelo, y nosotros debemos buscar el nuestro. El de Cuba lo admiro y lo respeto, pero no es válido para Venezuela; igual que el modelo venezolano no es válido para Bolivia o Ecuador. Aquí se respeta la propiedad privada: nuestro país está lleno de empresas que hoy ganan más dinero que nunca. ¿Quién con dos dedos de frente puede creer que le vamos a quitar la vivienda, si este año hemos entregado 120.000? Invito a que discutamos un socialismo nuestro y lo inventemos Y así lleva ocho años, inventando sobre la marcha, aferrado a su pragmatismo y a su ambición de poder. Lo demás es una empanada ideológica que toma prestadas ideas cristianas, socialistas y lo que convenga en cada momento. Y una ver- El canditado Manuel Rosales con su voto ayer en Maracaibo REUTERS Manuel Rosales, el único que se atreve a desafiarle M. M. C. CARACAS. Atrévete ha sido el lema electoral de Manuel Rosales, incitando a romper el miedo y la inercia después de haber derrotado al oficialismo en tres ocasiones en el Estado de Zulia, del que es gobernador. Con aureola de buen gestor y escaso carisma, Rosales se impuso a Teodoro Petkoff y Julio Borges (entre otros aspirantes) en una encuesta realizada por la oposición para elegir un candidato de unidad. Su candidatura fue tolerada por el chavismo, que modificó una ley en la Asamblea para permitirle participar en las elecciones pese a ejercer un cargo público. El programa de Rosales promueve la reconciliación nacional, la seguridad, un nuevo modelo educativo y sanitario (que respetaría las actuales misiones gubernamentales) un programa de construcción masiva de viviendas, una política exterior sin prejuicios ideológicos y una verdadera distribución de la riqueza petrolera (mediante una tarjeta de débito social llamada Mi Negra La duda que se plantea es si Rosales podrá aglutinar en el futuro un frente opositor a Chávez si, como se prevé, no consiguió arrebatarle ayer la Presidencia. Tiene en contra que su actual movimiento aglutina a extremistas de derecha y de izquierda, partidos tradicionales, corporaciones empresariales y sindicales, etcétera.