Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA LUNES 4 s 12 s 2006 ABC El boicot al cava catalán es casi imperceptible El Consejo Regulador del vino espumoso da por cerradas las campañas de anteriores Navidades contra Cataluña y prevé que este año finalice con números positivos POR JOAN CARLES VALERO FOTO PATRICIA ESTEVE BARCELONA. La burbuja del boicot al cava catalán ya ha estallado. El Consejo Regulador de este vino espumoso de doble fermentación asegura que la actual campaña de Navidad va bastante bien con una recuperación de las ventas hasta septiembre de casi el 6 por ciento. El boicot, que a estas alturas del año pasado era evidente en el sector de los lotes y regalos de empresa y en muchos puntos de venta, es en estos momentos prácticamente imperceptible, lo que induce a pensar al sector que este año se cerrará con números positivos Juan José Guisado, propietario de la empresa Eurolotes, reconoce haber detectado un pequeño boicot encubierto en algunos puntos del sur y Levante, aunque impera la normalidad en la zona centro y Madrid. Son francotiradores que van por libre, pero por suerte hay otras personas que apuestan por la discriminación positiva y encargan expresamente productos catalanes, sobre todo en Cataluña subraya Guisado. El empresario asegura que se puede hablar casi de normalización por parte de Madrid, pero algunos clientes me piden champán francés, tal vez porque quieren sofisticar sus regalos o quizá porque se ha larvado un sentimiento anticatalán que se callan porque está mal visto boicotear lo catalán, sobre todo ahora que hay un presidente de la Generalitat cordobés tut que ha lanzado Coalición Valenciana es una comedia en la que se mezcla la política Los viticultores catalanes denuncian por su parte que las campañas de boicoteo al cava han supuesto una excusa para que los grandes elaboradores mantengan bajos los precios de la uva, además de un gran engaño puesto que muchos de los españoles que compraron cava con una etiqueta de procedencia no catalana, han acabado bebiendo el catalán asegura Joan Santó, responsable del vino y la viña de Unió de Pagesos, el principal sindicato del campo catalán. El año pasado, a estas alturas, el panorama era bien distinto, debido a la crispación política que había encendido el proyecto de reforma del Estatuto. El cava se convirtió en el blanco de las iras antinacionalistas. Durante las últimas dos navidades, sendas campañas de boicoteo infringieron a Cataluña un castigo primero por unas desafortunadas declaraciones en contra de la candidatura olímpica de Madrid por parte de Josep Lluís Carod Rovira y, luego, a consecuencia del debate político del Estatut. La preocupación principal de los viticultores, como la de todos los agricultores en general, es ganarse la vida con su actividad. Nada nuevo bajo el sol. Pero cuando se producen boicoteos a productos del campo, el primer eslabón de la cadena, que suele ser el más débil, también acusa el golpe en la ne- El engaño Joan Amat, alcalde convergente de Sant Sadurní d Anoia, capital de la comarca del Penedès donde se concentra la producción de este emblemático vino blanco espumoso, afirma que el boicot está ya superado, porque la gente es inteligente y compra los productos que le satisfacen En opinión de Amat, que también es gerente de la bodega Raventós i Blanc, una escisión familiar de Codorníu, el denominado cava antiesta- El sector cruza los dedos para retornar a las cifras de 2004, ya que ve difícil recuperar 7 millones de botellas gociación de los precios, en este caso de la uva. Joan Santó, del sindicato Unió de Pagesos, subraya que las grandes compañías elaboradoras utilizan las campañas de boicot como excusa para pagarnos la uva igual de mal Santó, que reconoce que en toda España, menos en La Rioja, los productores no hemos sabido llegar directamente al consumidor subraya que los viticultores reclaman a los elaboradores que repercutan las rebajas de precios a otros eslabones de la producción: botelleros, corcho, etiquetaje, etcétera, ya que en el caso del vino de mesa, el producto que va dentro de la botella es lo que vale menos Retomar las cifras de 2004 La estructura del sector del vino y el cava es simple en Cataluña, comunidad que produce el 98 por ciento del mercado: al margen de las empresas elaboradoras familiares, las firmas Torres y Freixenet son las que dominan el mercado. Codorniu, al poseer en la finca de Raimat más de 2.500 hectáreas de viña, es prácticamente autosuficiente, mientras los cooperativistas representan un tercio Xavier Nadal, presidente de Pimecava y de Cavas Nadal del volumen. El presidente ejecutivo de Freixenet, Josep Lluís Bonet, contempla con optimismo la campaña de Navidad ante una expectativa de normalización, aunque no total, porque existe algún punto de virulencia cada que es cada vez más anecdótico Josep Ferrer, presidente de honor del grupo, reconoce que en la reunión previa a la campaña de Navidad que ha celebrado con su red comercial parece que la gente se ha olvidado del boicot y me dicen que es muy posible que logren superar las ventas del año anterior aunque siempre hay que esperar a enero para poder confirmarlo. En el año 2004, cuando se produjo el primer boicot, se vendieron en el mercado interior cien millones de botellas, alrededor del 4 por ciento menos, cantidad a la que se unieron otros 121 millones destinados a la exportacion. En 2005, con el segundo boicot, el mercado interior sumó 95 millones de botellas, lo que supuso una caída del 6,5 por ciento, mientras la exportación fue positiva al alcanzar 129 botellas, es decir, una subida de más de un 6 por ciento. El sector cruza los