Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 ECONOMÍAyNEGOCIOS Ahorro e Inversión DOMINGO 3 s 12 s 2006 ABC Diego Chao Analista financiero de Bankinter Las aerolíneas despegan, pero no hay que fiarse: los riesgos persisten Vueling debuta en Bolsa con una subida del 9,97 en un contexto positivo para las low cost y lleno de riesgos para las convencionales CRISTINA VALLEJO MI CARTERA DE INVERSIÓN MADRID. Vueling ha aterrizado en la Bolsa. Y con buena fortuna. El viernes, su primera sesión en el parqué, se apuntó un 9,97 Que fuera una oferta pública de venta dirigida únicamente a institucionales ha ayudado a que el estreno haya sido un éxito. Los expertos le auguran un futuro positivo. El precio de salida, 30 euros por título, ha sido bueno. Además, es la primera low cost que cotiza en España y hay un sentimiento muy positivo en el mercado respecto a estas compañías explica Jordi Padilla, director de análisis de Atlas Capital. Hay algunos expertos que consideran que el descuento ofrecido por Vueling no es suficiente, dado que la española está muy lejos del nivel de desarrollo de las otras low cost Joan Navarro, analista de Sabadell Banca Privada, es de esa opinión. Crece, pero aún tiene mucho que demostrar cree Navarro. Ibersecurities, por su parte, otorga un precio objetivo a la compañía de 35 euros por título. Vueling tiene un buen precedente. Air Berlín debutó en el parqué en mayo y, desde entonces, ha subido ya un 21 Y, además, antes incluso de estrenarse en Bolsa surgieron los primeros rumores sobre una posible opa a cargo de Clickair, la low cost participada por Iberia que comenzó a operar en octubre. Las compañías de bajo coste tienen muy buenas perspectivas: BNP Paribas prevé que, entre 2005 y 2009, la cuota de mercado de estas empresas crecerá de un 24 a un 32 Pero, en España, Vueling tendrá que hacer frente a la fuerte competencia que suponen Iberia y su low cost Clickair, easyJet y Ryanair. De hecho, en el folleto de su opv, la compañía reconoce que el principal riesgo al que se enfrenta es la competencia de un gran número de operadores. Especialmente importante es la competencia procedente de EasyJet: en febrero de 2007 establecerá en Barajas su segundo hub para el sur de Europa y aumentará de forma significativa sus rutas y frecuencias. EL LOW COST ES EL REY l negocio del transporte aéreo se enfrenta a una reorientación estratégica cuyo origen se encuentra en la privatización de las compañías de bandera, la apertura a la competencia de las rutas aéreas, los servicios aeroportuarios y en la agresiva entrada de las low- cost Las distorsiones introducidas el 11- S y el encarecimiento del petróleo no han hecho sino acelerar un proceso que sólo puede tener un final: la transformación de la mayor parte del negocio hacia el modelo low- cost y la rápida concentración de las antiguas compañías de bandera entre sí, hasta formar un núcleo muy reducido de operadores aéreos. Sólo algunos de los operadores actuales sobrevivirán. El resto serán fagocitados... o desaparecerán directamente. La incertidumbre rodea al sector de las líneas aéreas. ¿Quién no piensa en los efectos que sobre ellas tienen los precios del crudo, los costes laborales, las tarifas de los aeropuertos y el terrorismo? Tras agresivos programas de reestructuración interna e importantes recortes de costes operativos que se han ido implantando desde 2001, las compañías europeas han logrado reducir un 13 %lo s costes operativos excluyendo combustibles. La incapacidad por parte de las aerolíneas norteamericanas de adaptarse a estos bruscos recortes, ha provocado que sean las operadoras del Viejo Continente las que hoy se encuentren con ventaja en el mercado del transporte aéreo. Las low- cost han surgido con notable éxito en el mercado europeo, y buenos ejemplos de este éxito son EasyJet y Ryanair. Centradas inicialmente en el mercado doméstico europeo, han logrado captar una cuota cercana al 20 Vueling apareció en 2002. Saliendo a Bolsa el 1 de diciembre, aprovecha una situación de optimismo en los mercados. Recientes comentarios del director financiero de Iberia han dejado entrever la posibilidad de que Clickair aprovechara la salida a Bolsa de Vueling para comprarla. No es improbable que estas palabras fomenten, en cierta medida, los rumores en torno a operaciones corporativas en el sector, lo que postreramente podría favorecer a este valor. La pregunta que surge ahora es: ¿nos encontramos con una reedición de la lucha entre David y Goliat? E Vueling, la primera low cost del parqué español Las claves de Vueling Vueling debutó en Bolsa a 30 euros, un precio que se coloca en la parte alta del rango orientativo de la oferta, que oscilaba entre los 24 y los 32 euros, lo que le otorgaba una capitalización inicial de 448,57 millones de euros. Vueling lleva operando dos años y aún no ha entrado en ganancias. Las pérdidas desde su lanzamiento ascienden a 31,7 millones de euros. La compañía espera entrar en beneficios en 2007. La previsión de facturación para 2006 es de 237,8 millones y, en 2007, un 80 más. Con los 100 millones de euros que recaudará la compañía con su opv, Vueling duplicará su flota. Dificultades de las convencionales Pero las low cost se lo están poniendo difícil a las compañías de bandera. La competencia procedente de las líneas aéreas de bajo coste provoca un fuerte deterioro de sus márgenes. No es el único riesgo al que se enfrentan estas compañías. También está el petróleo, estructuralmente caro, y que ha provocado un fuerte incremento de los costes de estas empresas. Según enumera Joan Navarro, el de las aerolíneas es un sector muy cíclico, depende mucho de la coyuntura económica. Y, además, es muy vulnerable a las crisis geopolíticas que puedan estallar De hecho, el sector atravesó una crisis muy fuerte entre 2001 y 2002 a raíz del 11- s. Desde entonces, todas estas empresas han iniciado un proceso de reestructuración que, en general, está dando muy buenos resultados. De hecho, estas compañías, salvo Alitalia, en quiebra, han registrado importantes subidas este año. Y dos han sido los factores que han estado detrás de estas revalorizaciones: la caída del precio del crudo desde sus máximos históricos y los rumores sobre operaciones corporativas a uno y otro lado del Atlántico en un sector tradicionalmente atomizado. Los movimientos empresariales están prevaleciendo ahora sobre los fundamentales comenta Ricardo Torrella, analista de Interbrokers. Y Jordi Padilla afirma que los precios actuales de las compañías ya recogen estos posibles movimientos. Pese a las dificultades, las perspectivas del sector a largo plazo son muy positivas. A su favor se encuentra el crecimiento económico, sobre todo de regiones con gran potencial, como Asia o América Latina. Pese a ello, hay otros sectores que crecen más, son más baratos y tienen menos riesgos afirma Padilla. BNP Paribas no es muy positivo con el sector. De las líneas aéreas convencionales, le gusta Air France- KLM, debido a la buena marcha de sus resultados. A juicio del banco de inversión, es una compañía barata. Sobre la alemana Lufthansa, BNP Paribas afirma que la recuperación de sus beneficios ha provocado un importante rally en sus acciones en las últimas semanas y, por ello, la compañía se ha quedado sin recorrido al alza. El problema de British Airways es el deterioro de los resultados. Por ello, esta compañía es la menos recomendada del sector. La buena fortuna de las low cost Air Berlin, la low cost que cotiza en Bolsa desde el mes de mayo ha tenido un comportamiento muy positivo este año. De los 7 analistas consultados por Bloomberg en el último trimestre, 5 aconsejan comprar, 1, mantener, y 1, vender. BNP Paribas, en concreto, recomienda recoger beneficios tras el último rally experimentado por sus acciones. A BNP no le termina de convencer el modelo de negocio de esta empresa: desde hace tiempo está intentando girar hacia el negocio low cost pero sus costes son un 30 superiores a los de EasyJet. Un informe de Deutsche Bank asegura que las aerolíneas de bajo coste evolucionarán mejor que las grandes del sector el próximo año. Deutsche Bank recomienda, sobre todo, Air Berlín y también aconseja comprar EasyJet. BNP Paribas, por su parte, también ha elevado recientemente el precio objetivo de Ryanair y de easyJet, debido a sus buenos resultados. EasyJet sube más de un 60 en 2006, pero aún recoge buenas recomendaciones. De los once últimos analistas consultados por Bloomberg, seis aconsejan comprar, cuatro, mantener, y uno, vender. Ryanair acumula una rentabilidad del 15 este año. De los trece expertos consultados por Bloomber en el último trimestre, siete recomiendan comprar, cinco, mantener, y uno, vender. AIR BERLIN SUBE UN 21 Cotización en euros 18 16 14 12 10 8 May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. 2006 FUENTE: Bloomberg