Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 ECONOMÍAyNEGOCIOS Empresas DOMINGO 3 s 12 s 2006 ABC Andorra ultima el desembarco de su banca en España En el marco de un plan económico para desprenderse de la etiqueta de paraíso fiscal el gobierno del Principado alienta la internacionalización de sus bancos para prestigiar el país como plaza financiera POR JOAN CARLES VALERO FOTO INÉS BAUCELLS BARCELONA. La banca andorrana prepara su desembarco en España. Recuperado el control nacional de las entidades tras las recientes desinversiones realizadas por BBVA y La Caixa, el gobierno de Andorra alienta la internacionalización de los bancos del país en el marco de un ambicioso plan para modernizar su economía, con el objetivo principal de desprenderse de la etiqueta de paraíso fiscal. En opinión del ministro de Finanzas andorrano, Ferran Mirapeix, la salida de su banca al exterior es básica entre otras razones, porque prestigiará más aún la plaza financiera El ministro asegura que no debería producirse ningún obstáculo para este desembarco, por la misma razón que nadie discute que la banca suiza tenga filiales en los países de la Unión Europea Al Banco de España no le agradaba que entidades españolas tuvieran participaciones significativas en bancos andorranos. Las recomendaciones del regulador fueron finalmente atendidas. Después de deshacer sus posiciones en Mónaco y Suiza, La Caixa vendió el pasado 16 de septiembre a sus socios andorranos el 46,3 de las acciones que tenía en Crédit Andorrà por 927 millones de euros, una cifra que supone el triple del presupuesto anual del país pirenaico. La venta de la entidad líder en recursos gestionados ha finiquitado 70 años de presencia de La Caixa en el Principado. Previamente, la primera caja española también vendió Caixabanc, operaciones que han supuesto unas plusvalías de 425 millones de euros. En mayo de este mismo año, BBVA vendió su participación del 51 en Banc Internacional d Andorra- Banca Mora al resto de accionistas por 395,15 millones de euros, de los que 111,9 millones son plusvalía neta. El proceso de concentración de la banca andorrana arrancó hace cinco años, con la creación de Andbanc, que es el resultado de la fusión del Plan para modernizar una economía sin fisco Con el plan AND 2020, Andorra aspira a transformar su economía en el horizonte de ese año para acabar con su actual etiqueta de paraíso fiscal Ya está en trámite un paquete legislativo que incluye el plan contable nacional que permita, entre otras cosas, la elaboración fiable del PIB, además de una ley de sociedades y otra de inversiones extranjeras por la que desaparecerá la figura de los prestanombres o fiduciarios. A lo que Andorra no renunciará es al secreto bancario mientras Luxemburgo, Austria y Suiza lo mantenga, así como a gozar de la presión fiscal más baja de Europa, nunca superior al 10 El Principado mantendrá el secreto bancario como Austria, Luxemburgo y Suiza El ministro de Finanzas confía en que el despliegue bancario se produzca sin obstáculos Banc Agrícola i Comercial y Banca Reig. Esta entidad registró el año pasado un beneficio neto de 74,8 millones de euros, un 12 más que en el anterior ejercicio, gracias, fundamentalmente, a que gestiona unos 6.066 millones de euros, cantidad que supone un incremento del 13,8 El vicepresidente ejecutivo de Andbanc es Oriol Ribas Duró, miembro de la familia Reig que también controla Crédit Andorrà, Oriol Ribas accedió al cargo tras la fusión del Banc Agrícola y Banca Reig, que también era propiedad de su familia y que dio lugar a Andbanc. Oriol Ribas, reconocido alpinista de ochomiles, es hijo de Òscar Ribas, ex jefe del gobierno de Andorra, ahora retirado y patriarca de una de las familias empresariales andorranas con más diversificación de negocios, tanto en el Principado como a escala internacional, en banca, tabaco y medios de comunicación. La alianza de la familia Reig y Ribas con la familia Cerqueda para crear el banco está dando resultados más que notables. La entidad ha sido distinguida por The Banker, revista del grupo Financial Times, con el premio al mejor banco andorrano del año, por solvencia, crecimiento e innovación tecnológica. La familia Ribas Reig tuvo un papel primordial en el desarrollo de la economía andorrana cuando, hace 125 años, el tatarabuelo de Oriol, Rafael Reig, fundó Tabacs Reig. En la actualidad, su tabaco se destina a la marca Rössli, el purito tradicional de Andorra, porque el cultivo, el secado y la producción se lleva a cabo en las fábricas de la Compañía Canariense de Tabacos, perteneciente a la familia Reig y que cuenta también con capital suizo. Hoy es la única que sigue produciendo en Canarias un puro muy popular, el Don Julián. La actividad de Ribas se extiende a los medios de comunicación, con la fundación del Diari d Andorra, del que es vicepresidente, así como de la Fundació Julià Reig, que promueve actividades culturales, y la gestión del Museu del Tabac, ubicado en la antigua fábrica de tabacos. Las familias ricas de Andorra invierten en inmuebles y lujo En Cataluña es donde más se nota el poder andorrano. El hotel Arts, uno de los rascacielos más emblemáticos de Barcelona y símbolo de la época olímpica, era propiedad de Hovisa, un holding con participación del presidente de Andbanc, Manuel Cerqueda. En julio de este año, Hovisa vendió el lujoso hotel por 417 millones de euros. La operación constituye hasta el momento la compraventa de mayor envergadura económica realizada en España sobre un único inmueble. La matriarca de la antigua Banca Reig, María Reig Moles, posee una de las primeras fortunas de Andorra. En los últimos años, ha tirado de talonario para hacerse con tres antiguas sedes bancarias en el Paseo de Gracia de Barcelona. Dos de ellas, adosadas, reabrirán a finales de 2007 transformadas en el primer hotel en España de la cadena asiática Mandarin Oriental. El establecimiento acogerá el primer restaurante del cocinero francés Alain Ducasse. Reig Capital Group (RCG) que es el holding de Maria Reig, destinará también a usos hoteleros los inmuebles adquiridos a Mutua Madrileña, en la calle Almagro de Madrid, y a Winterthur, en Francesc Macià, en Barcelona. Nada menos que 1.500 millones de euros planea invertir RCG en los próximos años, básicamente al crecimiento de la cadena de joyerías Vasari y a la apertura de nuevas tiendas de Manolo Blahnik.