Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 3- -12- -2006 Hugo Chávez confía en revalidar hoy su permanencia en el poder 37 diseñada corta. En dos horas, entre las 8 y las 10 de la mañana hubo discurso, desfile y una marcha de 300.000 habaneros. Tras ellos, pasaron diferentes destacamentos integrados por estudiantes de escuelas militares de infantería y marina, carros de combate y tanques blindados, armados con morteros, lanzacohetes, obuses autopropulsados, cañones antiaéreos, helicópteros de combate y, como cierre, una formación de aviones MIG. Fuentes diplomáticas destacaron que lo importante no es su ausencia del acto, sino conocer si será capaz de regresar al poder. La víspera, durante la clausura del coloquio sobre sus ideas, Carlos Lage, dio una pista: Cuando no esté Fidel estará su obra, estarán sus ideas Y añadió: En Cuba no habrá sucesión, habrá continuidad. No sería posible otro Fidel. Nadie lo imitará, muchos lo seguiremos. No habrá división entre los revolucionarios cubanos Como cierre del desfile en el que se repitieron los vivas a Fidel, a Raúl y a la Revolución, la televisión emitió un vídeo con escenas de la vida de Fidel. Washington estima que el relevo se encuentra bien avanzado M. GALLEGO CORRESPONSAL NUEVA YORK. Dicen que el que ríe el último, ríe mejor, y a sus 80 años ciertamente Fidel Castro ha visto pasar a muchos presidentes por la Casa Blanca. Su supervivencia es, en sí misma, la prueba de que la política de EE. UU. con respecto a Cuba ha fracasado, pero ahora los expertos creen que Washington está perdiendo también la batalla de la transición. Ésa es la teoría que sostiene Julia Sweig en su ensayo La victoria final de Fidel que publica este mes la revista Foreign Affairs señalada por las encuestas como la publicación más influyente entre los líderes de opinión. La directora de Estudios Latinoamericanos del Council of Foreign Relations cree que la transición está ya bien adelantada y el hecho de que el octogenario líder se encamine hacia la tumba a través de una lenta enfermedad le está dando la oportunidad de orquestarla él mismo a través de sus leales. agonizante o incluso podría ya haber muerto. Habrá reformas, coinciden los expertos, sobre todo en el capítulo económico, porque los herederos de Fidel carecen de su carisma y necesitarán ofrecer mejoras a la población para mantenerse en el poder, pero Estados Unidos no logrará influirles porque ha elegido el camino del aislacionismo autoimpuesto y sigue dominado por una política que desde hace mucho tiempo está basada en sus propios deseos que le desconectan de la realidad de la isla, dice Sweig. Washington debe por fin despertar a la realidad de cómo y por qué el régimen de Castro se ha demostrado tan duradero, y reconocer que, como resultado de su elegida ignorancia, tiene muy pocos instrumentos para influir en Cuba de forma efectiva una vez que Fidel haya desaparecido En términos similares se Reformas graduales El poder ha sido transferido con éxito a un grupo de nuevos líderes cuya prioridad es preservar el sistema mientras permiten sólo reformas muy graduales dice Sweig. Dentro de Cuba, si Fidel sobrevive semanas, meses o años es, para muchos, irrelevante De hecho ayer circularon rumores de que el líder cubano estaría El poder ha sido transferido a un grupo de nuevos líderes cuya prioridad es preservar el sistema pronunció hace tres semanas Wayne Smith, que fue jefe de la Sección de Intereses de EE. UU. en La Habana de 1979 a 1982, y ahora dirige el programa Cuban Exchange en la Universidad Johns Hopkins. El título de la conferencia, La disfuncional política de Bush hacia Cuba ya era suficientemente revelador. Smith considera que la política de la Administración de Bush hacia Cuba ha llegado a un callejón sin salida, sin esperanza de éxito La Casa Blanca no sólo sostenía hace dos años que el régimen cubano estaba a punto de desmoronarse con la misma certeza con la que el vicepresidente Dick Cheney aseguró que la insurgencia iraquí estaba en sus últimas sino que cree estar teniendo éxito en su política de estrangular económicamente al régimen, pese a que en los dos últimos años haya crecido un 8 por ciento. Incluso el informe de la Comisión para una Cuba Libre, establecido por Bush, resulta impracticable, ya que pone como condición que quien suceda a Fidel elija instalar un régimen democrático y una economía libre.