Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 3- -12- -2006 Ibarra exige el apoyo del PP y de la Iglesia para la negociación con ETA 15 Bilbao estaba en busca y captura por el atentado contra Madina Los otros dos detenidos vienen de la logística y la kale borroka S. N. MADRID. Los tres etarras de la cantera vizcaína detenidos ayer, nacidos en Bilbao entre 1979 y 1982, ya habían acumulado un amplio historial terrorista, a pesar de su juventud. Eneko Bilbao Aresti fue antiguo miembro del comando Urbasa y es el único de los detenidos con delitos de sangre. Hasta ayer era objeto de una orden de busca y captura en relación con el atentado contra el ex dirigente de las Juventudes Socialistas y actual diputado del PSOE Eduardo Madina el 19 de febrero de 2002 en Sestao (Vizcaya) Por este acto de terrorismo hasta ahora sólo se ha juzgado a Iker Olabarrieta, uno de sus compañeros de comando Otro etarra, Asier Arzalluz, fue el que dio la orden. Borja Gutiérrez Elorduy perteneció a un activo grupo Y de kale borroka (uno de los más destructivos de Vizcaya) que fue desarticulado en diciembre de 1999. Un mes después de su detención, quedó en libertad tras pagar una fianza. Fue quien había alquilado hace unos diez días la vivienda rural de Labesserette, cerca de Aurillac (al sur de Cantal) donde tuvo lugar ayer el arresto. Era además uno de los dos presuntos etarras buscados por la Policía francesa por una serie de robos de coches en los departamentos de Cantal, Aveyron y Tarn. Zorion Salsamendi Abad logró huir de la operación que desarrolló en el País Vasco y Navarra la Guardia Civil a finales de octubre de 2004 en la que Eneko Bilbao, antiguo miembro del comando Urbasa se desarticuló una red logística encargada de mantener una infraestructura para ocultar a integrantes del aparato militar y que actuaba como una amplia red de informadores. Su jefa era Amaia Urízar de Paz, quien había sido novia del actual responsable del aparato militar Garikoitz Aspiazu Txeroki Contra Salsamendi constaba una orden internacional de busca y captura. Desde la declaración de alto el fuego de ETA del pasado 24 de marzo se ha detenido a 28 personas. De ellos, diez fueron Zorion Salsamendi trabajó para la novia de Txeroki arrestados en España, concretamente en el País Vasco, y los 18 restantes en Francia, en la gran mayoría de las ocasiones como fruto de operaciones conjuntas entre ambos países. Las detenciones llevadas a cabo han supuesto un duro golpe al aparato de extorsión de ETA, principalmente, con el arresto de 16 de sus supuestos integrantes. Entre ellos se encuentran Julen Madariaga, que ahora formaba parte de la Ejecutiva de Aralar, y otros históricos de la banda terrorista, como Eloy Uriarte Díaz de Gereñu o Ramón Sagarzazu. Además fueron detenidos otros tres supuestos miembros del aparato logístico de ETA, así como dos supuestos etarras relacionados con los bonos para el cobro del impuesto revolucionario y Zigor Bravo, el presunto autor del asesinato del funcionario de prisiones Máximo Casado. Rubalcaba recibe el beso de una simpatizante en Burlada Scenic abandonada como consecuencia de un accidente de tráfico en la localidad de Alban, a unos 40 kilómetros del camping. Una nueva pista de los terroristas se produjo el pasado día 23 en Lassouts (Aveyron) cuando se detectó el robo de una furgoneta Berlingo. El modus operandi conducía a ETA. Ello hizo que las autoridades francesas activaran el plan Epervier, que incluye la instalación de controles y la utilización de medios aéreos, para intentar localizar a los sospechosos. Con las detenciones de ayer se pone fin a la actividad desarrollada por Eneko Bilbao, Zorion Salsamendi y Borja Gutié- EFE rrez, miembros del aparato militar durante los últimos tres meses, en los que también han perpetrado el robo de una docena de vehículos. Las tres detenciones son, según fuentes policiales, consecuencia de las investigaciones abiertas a raíz del robo de las 350 armas cortas que tuvo lugar el pasado 23 de octubre en la localidad de Vauvert. La casa en la que se ocultaban los etarras fue alquilada el 20 de noviembre por Gutiérrez Elordui. El propietario de la vivienda dijo que el terrorista se hizo pasar por representante de artículos de deporte y que quería la casa rural por entre tres y seis meses. Desde que ETA declaró el alto el fuego ha habido 28 detenciones, 10 en España y las 18 restantes en Francia