Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 LA ENTREVISTA www. abc. es la entrevista DOMINGO 3- -12- -2006 ABC Los políticos no pueden impedir que se lleve por la calle el velo o el crucifijo Fernando Sebastián sArzobispo de Pamplona Referente ineludible en la hilatura de la última instrucción pastoral (la décima en la historia de la Conferencia Episcopal) el obispo de Pamplona desgrana los elementos más significativos del documento POR J. BASTANTE A. MARTÍNEZ FOTOS: FABIÁN SIMÓN PAMPLONA. Estuvo casi dos días sin dormir, pero el esfuerzo ha merecido la pena nos cuenta un estrecho colaborador del arzobispo de Pamplona, Fernando Sebastián, momentos antes de que éste reciba a ABC en un austero, prácticamente cartujano, despacho arzobispal. Sin lujos ni ornamentos, como corresponde a su condición de claretiano y de estudioso, maestro de teólogos y de obispos durante casi medio siglo. El prelado, auténtico arquitecto de la Instrucción Pastoral Orientaciones morales ante la situación actual de España aprobada por amplio consenso en la Plenaria del Episcopado español, conserva las huellas del esfuerzo llevado a cabo para lograr un texto que, a diferencia de la pastoral sobre terrorismo aprobada hace cuatro años, evita la confrontación interna. Pese al cansancio, Sebastián saluda y gesticula con fuerza, y el discurso que sale de sus labios es casi tan rotundo como apasionado. las mujeres musulmanas, apliquen el laicismo para todos las niñas musulmanas no llevan velo y las católicas no llevan la medalla de la Virgen María. Pues no señor. Las autoridades políticas no tienen por qué meterse en estos asuntos. No pueden impedir a las musulmanas que lleven su velo, ni a las católicas que porten su crucifijo o su medalla. ¡No son quien para meterse en ese asunto! Yo defiendo el derecho de las musulmanas a vestir de acuerdo con sus convicciones religiosas. No ofenden a nadie. ¿Que eso, dentro de ellos, tiene un sentido de dominio, de discriminación? Es un tema de evolución, un tema interno del islam. Ya evolucionarán como ha hecho la religión cristiana. El islam, en gran parte, está viviendo en la Edad Media. Pero ya le llegará su diálogo con la modernidad. Pero eso no se lo puede impedir el Gobierno. nes y comportamientos de acuerdo con su religión. -En dicho diálogo, ¿debe exigirse reciprocidad? LAICISMO He oído decir a alguno de nuestros dirigentes que el Gobierno no sólo venía con una misión política, sino con una misión educativa, y me puse a temblar La misión del Gobierno no es la de reconducir la sociedad. Lo que los españoles necesitan es vivir su dignidad de una manera acomodada a los tiempos ISLAMISMO -Ése es un tema político. Por respeto a la libertad religiosa, nuestros gobiernos deberían pedir un trato correspondiente entre los regímenes islámicos y los occidentales. En España, el Estado facilita evidentemente el desarrollo del Islam, proporcionalmente más que el de la religión católica. Transición del 78 e ir a buscar la legitimación de nuestra democracia en una II República absolutamente idealizada. Se habla de memoria histórica, pero habría que hablar de olvido histórico, porque la democracia de 1931, aunque nació como ilusionante para algunos, no fue capaz de defender el orden ni la legitimidad. Al abrigo de aquella democracia germinaron en España procesos revolucionarios que provocaron el levantamiento de 1936. ¿Existe una mayor tolerancia de este Gobierno a otras confesiones sobre la Iglesia católica? -Eso es una estrategia evidente. Los laicistas estarían mucho más contentos si en la sociedad hubiera un 20 por ciento de católicos, un 15 de musulmanes... varias religiones, todas en pequeñas proporciones, para que ninguna tenga un peso notable en el conjunto de la sociedad. Pero es que a la mayoría de los españoles les da la gana ser católicos, y el Estado no tiene por qué modificar esa situación. -Su texto habla de memoria selectiva de la Historia... -Si se quiere evocar la Historia, hay que hacerlo lealmente. En 1978, y desde antes, la voluntad de muchos españoles, y por supuesto de la Iglesia, fue superar definitivamente las divisiones y facturas pendientes de la Guerra Civil. Ahora se quiere revolver aquello, lo que es muy peligroso. Se dice que las derechas de ahora son las del franquismo, y como el franquismo es incompatible con la democracia, ésta la tenemos que hacer aliándonos una serie de partidos y excluyendo a personas e instituciones. Yo me resisto a pensar que esto sea una operación planeada, porque supondría la destrucción de nuestra convivencia. -Precisamente, Benedicto XVI ha viajado a Turquía, un país de mayoría islámica, en un momento complicado a causa de las reacciones a su discurso en Ratisbona. -En Turquía ha hablado de la libertad religiosa y he visto con satisfacción cómo estamos en órbita, en sintonía. Creo que el Papa pronunció aquellas palabras conscientemente en Ratisbona. Ratzinger es mucho Ratzinger para que se le escape eso. ¿Cómo se explica? El Papa quiere honestamente plantear el diálogo cristianismo- islamismo de verdad. Y para ello hay que poner sobre la mesa los problemas reales. En el islam habrá tendencias más cultas, pero también existe una amenaza de la imposición de una interpretación fanática de la religión. Los dirigentes espirituales del islam tienen que desautorizar todas las manifestaciones violentas. El islam, en gran parte, está viviendo en la Edad Media. Pero ya le llegará su diálogo con la modernidad IGLESIA ACOSADA ¿Ha costado mucho trabajo la pastoral? ¿Ha sido más o menos difícil que la Valoración moral del terrorismo aprobada hace cuatro años? -Ha sido diferente. En su conjunto, este texto es más difícil, pero ha contado con un elemento que no hubo hace cuatro años, y que fue la celebración de la Asamblea Extraordinaria de junio. Este documento se ha debatido en tres asambleas. Yo no era partidario de ninguna manera de forzar la libertad de los obispos, sino de sacar un documento lo más compartido posible, y gracias a Dios lo hemos conseguido. Al final, hubo una gran alegría en la Asamblea cuando los obispos se encontraron un texto que prácticamente todos podían asumir. -La Iglesia, ¿se siente excluida en la sociedad actual? -En el documento hay una percepción de los obispos de esta tendencia a marginar a la Iglesia de la vida democrática. Parece que, para ser buen demócrata, hace falta entrar en un mundo cultural donde no hay convicciones religiosas ni criterios morales absolutos. Esta democracia acarrearía una sociedad desarraigada, a merced de los que pueden controlar, modificar, dirigir... de alguna manera, supone secuestrar la sociedad entera. La democracia tiene que estar fundamentada en el reconocimiento de unos criterios morales, a los que también se sometan los dirigentes. La misión del Gobierno no es la de reconducir la sociedad por otros caminos. Lo que los españoles necesitan es conocer los valores, la espiritualidad y su propia dignidad, y vivirla de una manera acomodada a los tiempos. -En los últimos días, hemos visto cómo el Gobierno plantea de nuevo el debate sobre el uso de símbolos religiosos. ¿Es un asunto de su competencia? -Éste es un tema relevante. ¿Qué pasa, que ahora nos van a prohibir andar por la calle con un crucifijo? ¿Van a suprimir los villancicos y las connotaciones religiosas de las fiestas de Navidad? Entonces, que sean lógicos y supriman las fiestas; y el día de Navidad, todo el mundo a trabajar. Eso es traicionar las raíces espirituales, religiosas y culturales de nuestra sociedad. Y lo que me temo es que, con el truco de la discusión en torno al velo de Es muy peligroso que el Gobierno se meta a educarnos, a decirnos lo que es verdadero o falso. O lo que es peor, lo bueno y lo malo. Supone un riesgo para la libertad BODAS GAYS ¿Es posible ese diálogo en plano de igualdad? -Los diálogos nunca son así. Existe una situación cultural e histórica distinta. El islam podrá descubrir una actitud diferente de la religión respecto de la cultura, y quizá nosotros podemos aprender algo del islam, como por ejemplo la seriedad en sus convicciones. Ahí están muchos musulmanes dándonos lecciones a los cristianos de la seriedad de sus conviccio- Hoy, la legislación española ha eliminado el reconocimiento del matrimonio FINANCIACIÓN -Como columna vertebral, la Instrucción Pastoral sobre la situación de España aborda una serie de fenómenos que afectan a la convivencia. ¿Cuáles son? -Estamos viviendo en España una etapa nueva. Los obispos tratamos de identificar dónde están las novedades. Una es el cuestionamiento del papel de la Iglesia y los católicos en democracia. No es ninguna exageración decir que sin la actuación de la Iglesia durante la Transición, ésta no hubiera sido posible, de modo pacífico y reconciliador. Ahora, una serie de indicios, de voces y proyectos pretenden invalidar la Con el nuevo modelo de financiación estamos en el alambre, dependemos de la voluntad del contribuyente -Ustedes hablan del mal uso del Gobierno, que puede llevar a la antesala del totalitarismo En España, ¿hay riesgo de que se instale ese totalitarismo? ¿Corre peligro la democracia? -De un modo institucional,