Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 2 s 12 s 2006 CULTURAyESPECTÁCULOS 89 TOROS DANZA Coppélia Ballet de la Comunidad de Madrid Víctor Ullate s Dirección artística y coreografía: Eduardo Lao s Música: Leo Delibes s Vestuario: Pedro Moreno s Escenografía: Carles Pujol s Principales intérpretes: Eri Nakamura, Luca Vetere, Yevgen Uzlenkov, Ana Noya s Lugar: Teatro Albéniz, Madrid s Fecha: 30- XI Feria de Quito: tarde imborrable de El Juli y Castella, que indultó un toro ABC QUITO (ECUADOR) Julián López El Juli y Sebastián Castella, que indultó un toro, abrieron la puerta grande el pasado jueves en la Feria de Quito, después de brindar un espectáculo para el recuerdo. Tarde imborrable para la mente de los aficionados, que quedaron estupefactos al contemplar el toreo macizo y la raza del madrileño y el francés. El ecuatoriano Juan Francisco Hinojosa puso entrega. Después de sufrir una aparatosa voltereta, pasó a la enfermería, pero regresó al ruedo, con valor y vergüenza torera, para despachar a su segundo enemigo. Según informa Efe, se corrieron toros de Huagrahuasi, serios y de juego variado; el segundo fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre y el quinto fue indultado. El Juli, tres orejas. Castella, oreja y dos orejas y rabo simbólicos. Hinojosa, ovación en su lote. Reto superado JULIO BRAVO Desde que creó su compañía, hace ahora dieciocho años, Víctor Ullate se ha caracterizado, entre otras cosas, por su arrojo a la hora de plantearse retos. Ya lo era el hecho mismo de crear de la nada un conjunto como el que hizo- -los mimbres, eso sí, se lo permitían- y a lo largo de estos años han sido muchos los desafíos que ha querido asumir. Poner en pie un ballet como Coppélia es uno más de esos retos. Se trata de uno de los títulos más importantes del repertorio clásico, y en él han dejado huella varios de los mejores coreógrafos de la historia. Ullate ha dejado aquí a Eduardo Lao, su mano derecha, la principal Una escena de Coppélia según la versión del Ballet de Víctor Ullate responsabilidad del proyecto, y el coreógrafo refrenda el talento que ya apuntó en trabajos anteriores. Lao ha aprovechado sólo la música de Delibes (que contiene algunos fragmentos muy populares y de gran belleza) y el esqueleto de la historia, y firma una versión propia, tanto en lo argumental como en lo coreográfico. Sale muy bien parado de ambas facetas, porque la adaptación es hábil y el movimiento (muy personal) tiene gancho y es más que acertada en líneas generales. Es la suya una coreografía mestiza, donde conviven los pasos clásicos con los movimientos contemporáneos, que terminan por ser los dominantes; hay mucho alarde y exigencia y si se peca se hace por exceso (no siempre son necesarios tantos pasos como él incluye) y no por defecto. REUTERS En el capítulo interpretativo también demuestra Lao inteligencia, porque consigue subrayar las virtudes de sus bailarines (brillan especialmente Yevgen Uzlenkov y Ana Noya) Y de la ambición del proyecto dan fe también la sugerente escenografía y el imaginativo vestuario (salvo algún inapropiado figurín) que otorgan un ambiente de cómic al brillante resultado general.