Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 CULTURAyESPECTÁCULOS SÁBADO 2 s 12 s 2006 ABC Breves ROCK Bunbury Vegas Antonio Banderas Sundance proyectará El camino de los ingleses El Festival de cine de Sundance ha anunciado la participación de El Camino de los Ingleses de Antonio Banderas, en la sección Premieres escaparate de los filmes independientes que el certamen considera más relevantes a nivel internacional. La película se exhibirá por primera vez en Estados Unidos dentro del marco del festival, que tendrá lugar del 18 al 28 de enero de 2007. Concierto de Enrique Bunbury y Nacho Vegas. Lugar: Gran Teatro del Liceo, Barcelona. Fecha: 30- XI- 2006 El melodrama alemán Sehnsucht vence en el Festival de Gijón MANUEL MUÑIZ OVIEDO. Con la entrega de un premio por el conjunto de su carrera a Maribel Verdú se ha cerrado el Festival Internacional de Cine de Gijón, en el que la alemana Valeska Griesbach ha obtenido el premio al mejor largometraje por su película Sehnsucht (Longing) un melodrama que muestra la tragedia a la que se ve abocado un hombre corriente por un enamoramiento inoportuno y un lamentable accidente. La cinta también ha recibido el premio Fipresci, pese a no haber sido, sin embargo, bien recibida por el público, llegando a provocar la risa de parte de la audiencia en algunos de sus momentos más pretendidamente dramáticos. Las películas que parecían favoritas en esta edición han debido conformarse con otros galardones. La estadounidense Shortbus se ha llevado los de mejor guión y mejor dirección artística. Por su parte, Offside el inesperado pero brillante paso a la comedia del conocido director iraní Jafar Panahi, ha sido reconocido por el Jurado Joven y le ha valido un premio colectivo como mejores actrices a las jóvenes protagonistas. También colectivo ha sido el premio al mejor actor, otorgado a los intérpretes de un grupo de amigos en el Nueva York de los años ochenta en A Guide to Recognizing your Saints Otra de las favoritas, I don t Want to Sleep Alone de Tsai Ming- liang, ha obtenido el premio especial del jurado, mientras que el de mejor director ha ido ex aequo para el iraní Maziar Miri por Gradually... y el chadiano Mahamat Saleh Haroun por Daratt La extraña pareja DAVID MORÁN Siendo como son Enrique Bunbury y Nacho Vegas y, sobre todo, siendo como son sus respectivos seguidores, la alianza artística que les ha llevado a grabar El tiempo de las cerezas tenía que acabar descosiéndose por algún sitio. Ese sitio no fue otro que el escenario del Gran Teatro del Liceo, recinto que acogió la única presentación en directo de tan atípico proyecto y amplificó las diferencias que separan a dos artistas que no por compatibles han de ser complementarios. Bunbury, fulgurante ídolo del rock con proyección internacional, frente a Vegas, cantautor tóxico de carrera ascendente y audiencias minoritarias. Esto sería lo obvio, pero hay un contraste mucho más sustancial y definitivo que tiene que ver con las virtudes de uno y otro: Bunbury, sensacional intérprete, no tiene las dotes compositivas de Nacho Vegas y a éste, extraordinario escritor de canciones, le falta el talento interpretativo del maño. Un abismo que, en Barcelona, afectó al reparto de papeles: Vegas escribió el guión, pero fue Bunbury quien dio la cara. Fueron las canciones del asturiano, especialmente las soberbias Días extraños Va a empezar a llover La fin y Secretos mentiras las que cargaron el peso narrativo del recital. Mucho más irregulares, las de Bunbury siguen necesitando de cierto histrionismo contenido para igualar el brillo de Puta desagradeci- Bunbury y Nacho Vegas, el jueves en el Liceo da y Látex y el inevitable empacho de tópicos de Welcome to callejon sin salida En la espina dorsal del universo y No fue bueno, fue lo mejor A su manera, cada uno cumplió con su papel: Nacho Vegas estremeció con Blanca En la Sed Mortal y El hombre que casi conoció a Michi Panero y Bunbury proyectó su aura de intérprete atómico y expansivo con Los restos del naufragio El viento a favor y El rescate La banda de apoyo trataba de salvar distancias, pero un par de ensayos no le habrían venido nada mal: al teclista se le veía demasiado despistado y las coristas habrían desentonado menos en un concierto de Manolo García. No se apreció, sin embargo, una química especial entre ellos más allá del guiño a Bambino de Bravo y un intercambio de papeles en Gang Bang canción del asturiano cantada por el maño. Sí, se alternaron en los coros y cada uno tocaba en las canciones del otro, pero el resultado fue el mismo que el de dos concier- ABC Adaptación al cine Una productora valenciana filmará El Capitán Trueno La productora valenciana Maltés Producciones ha adquirido los derechos para llevar al cine una película sobre El Capitán Trueno cuyo título provisional será Las aventuras del Capitán Trueno informaron fuentes de esta productora. Plaza de nueva creación Cruz Novillo, nuevo académico de Bellas Artes El diseñador José María Cruz Novillo es nuevo miembro de la Real Academia de Bellas Artes. Cubrirá la plaza de nueva creación en la sección de Nuevas Artes de la Imagen. Su candidatura fue presentada por José Luis Borau, Luis García Berlanga y José Luis Sánchez. tos mezclados pero no agitados. Tampoco ayudó demasiado que los seguidores del ex líder de Héroes del Silencio, más numerosos y mucho más gritones que los de Vegas, interpretasen el concierto como una actuación en solitario de su ídolo y exhibiesen un fervor desmesurado: sólo les faltó aplaudirle por aclararse la garganta y afinar la guitarra. Era en esos momentos cuando a Nacho Vegas se le veía fuera de lugar, desubicado y sin saber muy bien qué hacer sobre el escenario. ¿Solución? Ocupar un discreto segundo plano y entretenerse perfeccionando el noble arte de emborracharse en público a base de lingotazos cada vez más generosos de whisky. Al final, después de casi tres horas de concierto, quedó la sensación de haber vivido un concierto muy extraño. Dos recitales en uno, brillantes por separado pero sin apenas comunicación, Una noche irrepetible y, por momentos, excepcional, pero no memorable.