Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4- 5 S 6 LOS SÁBADOS DE Rodeado de objetos, un vendedor en su puesto del mercadillo de Viena ABC Mercadillos De todo, para todos POR P. ESPINOSA DE LOS MONTEROS e toda la vida, al menos en Madrid, el comienzo de las fiestas lo ha marcado la Inmaculada. Era entonces cuando los padres iban con sus niños a la Plaza Mayor a comprar el pino, el musgo y el serrín para el nacimiento. Toda la plaza huele de forma diferente al resto del año y uno empieza a darse cuenta de que los días ya se han hecho cortos, oscuros y fríos. No se por qué, pero cuando llegan estas fechas nos invade un sentimiento casi de prisa angustiosa. El encendido de las luces que iluminan las calles (cada vez más temprano) es como el pistoletazo de salida de un maratón de compras. Y esta fiebre llega hasta el punto de hacer que la Comunidad de Madrid editara el año pasado una completa guía que se puede consultar en internet (www. madrid. org) o llamando al 012 de consejos para realizar un consumo D responsable para la salud, los bolsillos y el medio ambiente. El Mercado de la Plaza Mayor de Madrid, tiene 120 años y lo visitan miles de personas para comprar primero las figuritas, más adelante las bromas de los inocentes, y, por último, el horrible gorro de tomar las uvas. Actualmente tiene ciento cuatro puestos, número que se mantiene, por lo menos, desde 1940. La mayoría de los comerciantes de estos puestos son descendientes de los que lo iniciaron, con lo que se mantiene una tradición que ha pasado de padres a hijos y que les ha llevado a constituir la Asociación del Mercado Tradicional de la Plaza Mayor. Hay agencias que organizan circuitos para visitar los mercadillos más famosos de Europa, especialmente en Alemania, en los que es posible rebuscar sin límites Es un escenario muy parecido en todas las ciudades europeas que se llenan de puestos y lucecitas donde adquirir el gadget de turno, el adorno del árbol, el pequeño regalo artesanal o los dulces típicos. Son tan importantes estos mercados- -cuya tradición se remonta a la Edad Media- -que algunas agencias de viajes han llegado a organizar circuitos para conocer por ejemplo los de Alemania (Catai Tours www. catai. es) y así, sin pensarlo dos veces, se viaja para corretear por los de Fráncfort, Heidelberg, Baden- Baden, Villingen, Castillo Hohenzollern, y Stuttgart. Este año, en Madrid, se han abierto un buen numero de mercadillos interesantes, además del tradicional de la Plaza Mayor. Y casi todos eligen plazas: Plaza de Santa Ana (artesanía) Plaza Vázquez de Mella (gastronomía) Pla (Pasa a la página siguiente)