Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA SÁBADO 2 s 12 s 2006 ABC La teoría de la conspiración La Policía tiene pruebas de los contactos entre los agentes detenidos y un periodista después del 15 de agosto y está convencida de que esa relación viene de atrás y puede haber motivado algunas de las revelaciones periodísticas que sustentan la teoría de la conspiración, cuyo eje es la mochila de Vallecas. El hallazgo de esta bomba que no llegó a estallar ha sido uno de los caballos de batalla de los teóricos de la conspiración, en su intento de echar por tierra la investigación del 11- M. La mochila de Vallecas es el punto de partida de toda la investigación y la que dio origen a las primeras detenciones de los islamistas. Los teóricos de la conspiración han intentado por todos los medios invalidar esta prueba y como consecuencia el sumario del 11- M. Para ello han acusado a la Policía de haber roto la cadena de custodia de la mochila y de haberla manipulado. En Mina Conchita, de donde salió el explosivo del 11- M, se robó dinamita Goma 2- Eco SEVILLA Interior acaba con una mafia policial que traficaba con Goma- 2 y drogas Dos de los cuatro agentes detenidos contactaron con El mundo haciéndose pasar por funcionarios íntegros que investigaban la supuesta trama del 11- M CRUZ MORCILLO MADRID. La Unidad de Asuntos Internos y la Brigada de Información de Madrid han desmantelado una red de mafia policial con la detención de cuatro agentes que diseñaron montajes con el periódico El mundo con la supuesta intención de ocultar sus actividades delictivas. Se hacían pasar por probos funcionarios volcados en descubrir qué ocurrió en los atentados de Madrid, mientras se afanaban en el trapicheo de drogas, el tráfico de explosivos, la extorsión, el blanqueo y otras actividades propias de la delincuencia común. Los agentes llegaron a sembrar dudas sobre la investigación del 11- M con la colaboración de un confidente de etnia gitana que les facilitó Goma- 2, el explosivo de los atentados, según Interior. Dos de los agentes detenidos por sus compañeros son de la escala básica y están destinados desde julio en la comisaría de Móstoles (uno trabajó antes, en la de Puente de Vallecas) hay un oficial que juró el cargo el miércoles y un inspector. Éstos dos últimos forman parte de la plantilla de Villa de Vallecas y los cuatro son íntimos amigos y colaboradores para delinquir. Se les siguen los pasos desde el pasado 15 de agosto, aunque fueron arrestados ayer, junto a otros tres cómplices que no pertenecen al Cuerpo (uno es confidente) cón y Leganés, no muy lejos del piso en el que se suicidaron los terroristas del 11- M. Allí están también los dos policías de la comisaría de Móstoles (los ahora detenidos) que habían avisado. Los funcionarios de Información ponen a disposición de Juan Del Olmo, titular del Juzgado Central número 6 de la Audiencia Nacional que estaba de guardia, al dueño de la furgoneta y a una pareja a la que éste implicó, sin relación con los hechos. Los tres se contradicen y ofrecen distintas versiones sobre el explosivo. El juez los pone en libertad, pero continúa la investigación. Según fuentes de Interior, la Goma- 2 fue robada en distintos momentos de una obra de Madrid y comprada por el confidente para entregársela a los dos policías de Móstoles con los que había llegado a un trato. El objetivo era intercambiar el explosivo por el acercamiento de un preso: el padre del individuo, un conocido narco de Vallecas encarcelado en Galicia. Su familia quería tenerlo en Madrid y ese es el favor que el hijo del patriarca esperaba conseguir de sus amigos policías. Estos por su parte buscaban supuestamente que se relacionara el explosivo con el 11- M. Las pesquisas han revelado que, incluso, ocultaron la partida en casa de uno de ellos durante unos días. Tras el hallazgo de la droga y las turbias explicaciones ofrecidas por los agentes de Móstoles, la Brigada de Infor- mación sigue los pasos de sus compañeros y detecta su vida paralela. Asimismo, averiguan que tienen colegas de faenas, tanto dentro del Cuerpo (un inspector y un agente de la comisaría de Vallecas) como fuera. A partir de ahí, el trabajo pasa a la Unidad de Asuntos Internos. Los seguimientos, vigilancias y escuchas ponen al descubierto, además, que dos de los agentes, los de Móstoles, hablan y se reúnen con un periodista de El mundo (existen grabaciones tanto telefónicas como en imágenes de dichos encuentros) Estas reuniones habrían propiciado las últimas informaciones de este diario en torno a una trama policial vinculada a radicales islamistas. La Dirección General de la Policía y la Guardia Civil emitió una escueta nota en la que subraya que estas actuaciones no guardan relación con ninguna de las causas abiertas en el Juzgado Central número 6 que preside Del Olmo. Un falso pase de droga Ese día el 091 recibe una llamada de un policía de la comisaría de Móstoles en la que se alerta de que un ciudadano de etnia gitana ha recibido un paquete sospechoso. Esa persona se dedica al trapicheo, esperaba un pase de droga, pero lo que encontró fueron cinco kilos de Goma- 2 y detonadores, según su versión. Agentes de la Brigada de Información de Madrid y de los Tedax se trasladan a un lugar donde el individuo tiene estacionada su furgoneta con el paquete en un punto entre Alcor- Extorsión a una mujer a la que su ex suegro colocó cocaína El abanico de negocios de los policías detenidos abarca tanto como el de cualquier organización criminal. Quizá lo más llamativo sea el mercadeo con Goma- 2, su manipulación y su descaro para implicar a más gente, así como la promesa al patriarca gitano de cambiarlo de cárcel a cambio. Pero se les ha sorprendido en otras actividades, no menos indecentes, con el único objetivo de lucrarse. Una que está constatada tuvo lugar en Madrid. Un abogado colocó (u ordenó hacerlo) una bolsa con cocaína en el coche de su ex nuera, una maniobra que fue detectada tanto por los agentes corruptos como por quienes les pisaban los talones. Los primeros extorsionaron al individuo al que habían sorprendido, cuyo objeto por otra parte era que acusaran a la madre de sus nietos para quitarle la custodia de los niños. En la trama hay blanqueo de dinero, falsificación, simulación de delito, tráfico de explosivos y de droga, revelación de secretos. El juez Del Olmo ha decretado el secreto del sumario y es muy probable que se inhiba del caso tras averiguarse cuál era el fin de la Goma- 2.