Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA La negociación ETA- GobiernosEl frente policial SÁBADO 2 s 12 s 2006 ABC Edurne Uriarte EL NOMBRE DE LA COSA os españoles nos pasamos años quejándonos amargamente por el tratamiento dispensado por los medios extranjeros a ETA. Y resulta que ahora el problema lo tenemos en casa. Me refieroala asombrosafacilidadcon la que bastantes medios de comunicación han adoptado la terminología propagandística del Gobierno. Sobre todo una expresión, la sustancial en este debate, proceso de paz El fin de semana pasado, varios medios afirmaban que la AVT se había manifestado contra el proceso de paz. Así, sin comillas, sin las comillas que le había puesto la propia AVT, y con el resultado obvio del mensaje consiguiente para los ciudadanos, que la AVT está en contra de la paz. El mensaje se reitera incansablemente todos los días; el Gobierno trabaja en el proceso de paz, luego, el Gobierno desea la paz y se esfuerza por la paz, y el PP y las asociaciones de víctimas están en contra del proceso de paz, es decir, no quieren la paz. Es comprensible que el Gobierno se haya pertrechado tras esta expresión para sustentar su negociación con ETA ante la opinión pública. Pero lo que es mucho menos comprensible es que los medios asuman un eslogan puramente publicitario cuando existe un concepto bien preciso, negociación, para describir la situación. Muchos lo hemos explicado una y otra vez. Las palabras proceso de paz que son las utilizadas por la propia ETA, implican reconocimiento de la existencia de un conflicto, de dos partes enfrentadas y de una violencia terrorista derivada del conflicto. Y, consecuentemente, otorgan legitimidad a ETA como una de esas dos partes del conflicto. Eso lo sabe el Gobierno y también los medios. No se trata de un problema de desconocimiento o de confusión de conceptos sino de una decisión deliberada de asumir el mensaje político del Gobierno. Y tampoco están libres de manipulaciónalgunosquehanadoptado esaotra expresión más matizada del proceso para el fin de la violencia Como si la palabra negociación quemara o corrompiera a quien la usa. Como si tuvieran miedo a reconocer la desasoseganterealidadmoralquedesigna, el diálogo con asesinos. Que es de lo que se trata, aunque se quiera ocultar evitando el nombre de la cosa. L El taller de pasaportes de ETA, dirigido por el jefe del aparato logístico Zigor Garro, fue registrado por la Policía francesa EPA ETA reanudó hace tres meses la compra de material electrónico para bombas La Policía francesa coteja las huellas de los tres detenidos del aparato de logística con las detectadas en el asalto a la armería de Nimes ABC MADRID. ETA reanudó hace tres meses la compra de material electrónico para la confección de artefactos explosivos. Este dato, que alimenta la tesis de que la banda se está reorganizando, se ha obtenido en la documentación incautada en la casa que los terroristas Zigor Garro, jefe del aparato de logística Marina Bernadó y Ekain Mendizabal tenían en Quezac (sur de Francia) Además de analizar los archivos que contiene el ordenador de los etarras, las investigaciones están cotejando las huellas de los detenidos con las detectadas en la armería de Nimes, donde un comando se apropió de 350 armas cortas y 60.000 cartuchos de munición, siguiendo, según mantienen fuentes policiales, el plan marcado por Zigor Garro, quien desde 2004 es responsable de la estructura etarra dedicada a la adquisición de material y a la falsificación de documentos. Fue el pasado septiembre, según los documentos intervenidos, cuando el aparato de logística reanudó las compras de elementos electrónicos y productos químicos para confeccionar artefactos. Un dato más que, sumado al robo de las pistolas, evidencia que ETA, pese a su declaración de tregua, mantiene abiertos sus fuentes de abastecimiento como ya hizo en el alto fuego de 1998. Y de todas estas actividades, la Policía francesa ha dado muestras de estar muy al tanto. Lo hicieron los mandos policiales que el pasado día 20- -nueve días antes de la detención de los tres etarras- -testificaron en el juicio celebrado a lo largo de la semana pasada contra el anterior aparato de logística el dirigido por Asier Oyarzabal, Baltza Uno de los policías que compareció, Frederic Veaux, es el máximo responsable de la Subdirección Antiterrorista de la Policial Judicial (SDAT, sucesora de la DNT) unidad que ha practicado las detenciones de Quezac tras meses de investigaciones conjuntas con la Comisaría General de Información. Veaux recordó ante el tribunal que la anterior tregua fue aprovechada por ETA para reconstituirse y agregó que el actual alto el fuego le recordaba al de 1998. Para ambos mandos policiales francesas, la banda mantiene su actividad e hicieron la siguiente radiografía: 49 coches robados frente a los 40 de 2004 y los 50 de 2005; 516 miembros de la banda en la clandestinidad y cinco asaltos a mano armada desde abril de 2005, entre ellos el perpetrado contra la armería de Nimes. El mismo día que agentes galos revelaron la actividad de ETA, el ministro español del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, también se refirió a los movimientos de la banda. Ahora, una de las líneas de investigación es cotejar las huellas detectadas en la armería con las halladas en la casa de Quezac y en el coche robado que tenían los terroristas. De momento, no se han obtenido resultados, ya que se cree que los autores del robo de las 350 armas cortas actuaron con guantes. No obstante, los investigadores esperan contar con otros restos. La casa de Quezac, en la que los etarras tenían un taller para la falsificación de documentos de identidad- -pasaportes y tarjetas de residencia- fue alquilada en octubre. En ella se recuperaron también siete detonadores y pequeñas cantidades para fabricar explosivo, como polvo de aluminio y componentes electrónicos. Los detenidos ya han sido trasladados a París para ser puestos a disposición judicial. 18 años para Gadafi La sección segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado a 18 años de cárcel al etarra Juan Carlos Iglesias Chouzas, Gadafi por el intento de asesinar a un hombre al que el comando Vizcaya confundió con un policía, el 15 de diciembre de 1991 en Munguía (Vizcaya) La sentencia impone también a Gadafi la prohibición de volver al lugar en el que resida la víctima de este atentado, que resultó ilesa, durante un periodo de diez años a partir de su excarcelación. Esta es la tercera sentencia notificada a Gadafi en esta semana, en la que ha sumado un total de 87 años de cárcel a los más de 500 a los que ha sido condenado desde que fuera entregado de forma voluntaria a España en septiembre de 2005 para terminar de cumplir aquí las condenas que le fueron impuestas en Francia.