Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 DEPORTES VIERNES 1 s 12 s 2006 ABC (Viene de la página anterior) -No, yo no soy un ser superior. Soy como me ve usted y me ven los socios. Florentino era más serio, más frío. Eso va en los genes. No es un mérito. Es una cuestión genética. Yo soy más extrovertido, más positivo. ¿Siente la envidia? -La envidia es un sentimiento poco inteligente y que sólo produce sufrimiento. Yo no tengo envidia, por ejemplo, del Barcelona. Tengo admiración. -Le decía que si usted siente que ahora le tienen más envidia que antes. ¡Ahhh! Sí, veo y siento que hay gente que querría estar donde yo estoy, pero no me quejo, a mí la vida siempre me ha tratado bien. Conozco más gente buena que mala. Por ejemplo Juan Palacios se ha portado como un señor. Me gustaría que estuviera en el club y trabajar juntos. -Siente que si se va a Sevilla, pierde su silla. -Algo parecido, pero los socios tienen una madurez a la hora de tomar decisiones y si decidieran que yo no soy el adecuado, estarían en lo cierto. Lo único que tengo claro y quiero transmitir al socio es que ahora no es el momento del cambio. El cambio que la gente quería ya se produjo en julio. -Hablemos de la Asamblea, usted la ha definido como una reunión de amigos, pero se antoja que va a jugar en campo contrario, en el Camp Nou, Mestalla... -Ayer me decían que va a ser un partido entre los amigos de Florentino y los de Calderón. No tengo miedo. De verdad. He sido crítico toda la vida y aliento la crítica. Discrepar es bueno. No considero que vaya a jugar en campo contrario, voy a estar con compromisarios del Real Madrid que quieren lo mismo que yo, lo mejor para el club, aunque sé que la mayoría no eligió mi opción. -Son de la oposición. -Nadie mejor que yo conoce las Asambleas. Llevo veinte años acudiendo a ellas. Las Juntas directivas tienen una mezcla de temor y desprecio por ellas. Eran un trago que tenían que pasar. A mí eso no me pasa. Voy encantado. ¿Por qué ha retrasado tanto la Asamblea? ¿Para hacer antes los deberes? -Acabamos de llegar, había que hacer muchas cosas que hemos hecho y no parecía razonable hacerla antes. De todas formas estamos en plazo. ¿El contrato de televisión es la gestión de la que se siente más orgulloso? -No, ese contrato creo que forma parte de la evolución económica del club y lo hubiera firmado cualquiera que estuviera en mi puesto. De lo que más satisfecho estoy es del acercamiento al socio, de lo que antes ELECCIONES No las temo, ahora no es el momento del cambio. El cambio que la gente quería ya se hizo en julio ÁREA ECONÓMICA La situación es tan sólida que no hemos cobrado los 24 millones del sponsor por la quiebra de la empresa y no nos ha afectado ÁREA DEPORTIVA Pido paciencia. Recuerdo que acabamos el pasado ciclo con Butragueño, Floro y López Caro como responsables futbolísticos ASAMBLEA No tengo ningún miedo, llevo veinte años en ellas como oposición y aguantaré lo que tenga que aguantar Calderón está convencido de superar la Asamblea del domingo hablábamos, de que ellos noten y se den cuenta de que están en la vida diaria del club. ¿Y de qué se arrepiente? -De nada, de verdad. Si acaso, que dije que sería un presidente a la inglesa, que no apareciera todos los días en los medios, pero no puedo. No soy dueño de mí, de mi imagen. Es verdad que aparezco en todos los sitios y todos los días, pero también que el presidente no es ahora tan imprescindible como lo era antes. Ahora existe un modelo de gestión que si yo no estoy, no pasa nada. El club funciona igual, como un reloj. Antes había que buscar al presidente para todo, desde para fichar una secretaria a fichar al mejor jugador del mundo. ¿Qué es lo que más teme de la Asamblea? -Nada. No tengo ningún temor porque las conozco. A mí ya me han insultado y tirado cosas cuando salía a la palestra para ser crítico con lo que no me gustaba. Ahora estaré en la presidencia y aguantaré lo que me digan. Los candidatos que ahora critican nunca fueron compromisarios, ni saben qué hay que hacer para serlo, ni han estado nunca en una Asamblea. Para mí no es una obsesión estar aquí. Me presenté finalmente por las lagunas que me ofrecían los que habían dado el paso. Algunos querían comprar el club y este club no está en venta. No hay dinero para comprar esto y los socios no quieren ahora tampoco nadie que sea su propietario. -Tres son los puntos del día. -Sí, la aprobación de las cuen- Tensión entre Míchel Salgado y Diarra en el entrenamiento J. ÁVILA MADRID. Ya sabíamos que Míchel Salgado es un jugador de sangre caliente- -en la hemeroteca están sus porfías laborales más o menos acaloradas con Del Bosque, Camacho, Pablo García (con este último casi llega a las manos) Luxemburgo o Capello. Es su forma de ser. Rebelde e inconformista. Lo que desconocíamos por completo es el perfil felino de Mahamadou Diarrá. El francés no tuvo ayer un buen día. Saltó al césped con el pie izquierdo y se convirtió en la diana bromista de varios compañeros. Esa mofa le sacó de sus casillas. Y en ese estado de desquiciamiento afrontó el clásico partido del entrenamiento. En el ensayo tuvo más de un roce. Hasta que se cruzó con Míchel Salgado, quien le corrigió dos pases y posiciones sobre el campo. Subió la tensión y la permisividad descendió al nivel cero. Fue tal el acaloramiento que varios compañeros y miembros del cuerpo técnico tuvieron que intervenir para evitar un futuro combate. Pese a la labor mediadora se escapó algún tironcillo de pelo y el reto del francés. Te espero fuera le dijo. Míchel no volvió la cara a la escena. Luego, con los nervios más calmados, el lateral señaló que hacia tiempo que no tenía una así. Son cosas del campo y ahí se quedan. Suceden siempre. Estamos en un buen momento y esto es bueno para mantener la tensión tas. Espero que las aprueben, pero si no lo hacen se las daremos al señor Florentino que realmente son suyas. El segundo punto es el presupuesto para esta temporada. Si no lo aprueban, prorrogaremos el actual, estudiaremos la situación y en lo que no estén de acuerdo. Y tercero, la supresión del voto por correo para un futuro. Si tampoco lo quieren, pues no se quita de los estatutos y no pasa nada, pero yo creo que el voto por correo es un mal que sólo sirve para perpetuar al presidente que está, y lo digo yo que ahora estoy dentro y me podría beneficiar de él. Se hará lo que el socio quiera. En todo. -La situación económica es tan boyante como siempre dijo Florentino Pérez... -Sí, esa es la realidad. Las cifras están ahí. Cuando llegamos encontramos en la caja 103 millones. Es una situación sólida hasta el punto de que hemos sufrido un fuerte revés de 24 millones de euros, del contrato con el sponsor de las camisetas. No hemos cobrado aún por la quiebra de Benq Siemens y no ha supuesto ninguna tensión económica. Es un asunto que esperamos solucionar ya. ¿Está mejor en los despachos que en el césped? ¿En el césped estamos mal, terceros, a tres puntos del líder y clasificados para Champions Una cosa es que no juguemos bien y otra que estemos mal. Hay que tener un poco de paciencia. Este entrenador sabe lo que quiere. Y no seré yo quien le cuestione nada. Mi mayor éxito ha sido confiar en los profesionales. En Capello, en Mijatovic, en Antonio Martín y en Alberto Herreros. Mire lo bien que va el baloncesto. Uno de los graves errores de Florentino fue no conceder al área técnica la importancia que se merecía y que daba a la de márketing, a la económica, a la social. No sé si debería decirlo... -Dígalo hombre, dígalo- -Pues que el final del pasado ciclo el Madrid acabó en ese área con Butragueño, Benito Floro y López Caro, que con todos mis respetos no son las personas que este club necesitaba. -Supongamos que ha llegado el domingo y está delante de sus compromisarios. Dígales lo que les tenga que decir. -Que confíen en esta Junta que sólo piensa en hacer un club más grande cada día. Que lo que hemos hecho es mantener la actividad de una entidad que no se podía detener por nada del mundo. ¿Por qué hace unos días pensaba en convocar elecciones inmediatas y ahora ha cambiado de opinión? -Haré lo que el socio diga. Si quieren no tengo ningún problema en convocarlas. Aunque no creo que sea el momento. No hay razones para el cambio.