Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 1 s 12 s 2006 VIERNES deESTRENO 93 Déjà Vu EE. UU. 2006 128 minutos Género- -Thriller Director- -Tony Scott Actores- -Denzel Washington, Val Kilmer, James Caviezel, Paula Patton, Bruce Greenwood, Adam Goldberg La felicidad de los Katakuris Japón 2001 113 minutos Género- -Musical Director- -Takashi Miike Actores- -Kenji Sawada, Keiko Matsuzaka, Shinji Takeda Lo nunca visto, ¿o sí? F. MARÍN BELLÓN Tony Scott, en su fraternal carrera con Ridley, estrena esta película cuya principal virtud es la de explicar para tontos (produce Jerry Bruckheimer) un punto de partida de premio Nobel de Física. James Caviezel comete una atrocidad y el agente Denzel Washington investiga con ayuda de un aparato experimental capaz de sintonizar el pasado como quien pilla La Sexta, pero sin cómicos. La cinta pronto se adentra en un camino tan explorado como el de los viajes en el tiempo, aunque se niega a seguir el viejo mapa de H. G. Wells. Como las ciencias atrasan que es una barbaridad, resulta que ahora se puede observar el pretérito de forma tan imperfecta que sólo es posible ver lo que ocurre hace exactamente cuatro días y medio, sin la posibilidad de darle a la manivela del Cine- Exin, aunque con un punto de vista tan bailón como el de Matrix. Esta restricción viajera deja un margen muy estrecho a la verosimilitud de la historia, pero Tony Scott se las arregla para conducir a toda velocidad sin salirse de la calzada. No poco ayudan el veterano Denzel y la chica de turno, Paula Patton, una monada. Lástima que al final la piedrecita comercial, presunta culpable, haga descarrilar este carrusel del tiempo en el que uno disfrutaba como un chiquillo. Sonrisas, lágrimas y zombis ANTONIO WEINRICHTER Escandalosamente ausente de nuestras salas (salvo por la poco representativa Llamada perdida y tiendas de dvds (salvo por la salvaje Audition el japonés Takashi Miike es el penúltimo grito en directores de culto, con capilla en festivales como el de Sitges y en la creciente comunidad que se baja las películas de la red. Es además un tipo impredecible cuyo única constante es la ferocidad, la descarada mezcla de géneros y la rapidez con la que rueda. Los Katakuris supuso una sorpresa incluso para sus más curtidos fans, que estaban reponiéndose de la brutalidad de su otra película familiar del año, Visitor Q Ésta es un musical con muertos que ocasionalmente salen a echarse un bailecito; las muertes son poco gore para el elevado standard que se ha marcado Miike y el musical celebra de forma naif los valores familiares como si fuera de la Metro o una película del clásico Ozu. Pero poco importan las filiaciones genéricas ante un trabajo como el que se atreve a hacer Miike: delirante, psicotrónico y mítico, por lo menos. Si uno intenta usar términos menos canónicamente friquis para describirla... no los encuentra. Es todo o nada, realmente, una cuestión de fe, como ocurre con el arte llamado de culto. Emilie de Ravin y Joseph Gordon- Levitt, en una escena de la película Bogart con tejanos rotos Brick es la primera película de Rian Johnson, un thriller bien negro pero ambientado entre las mafias de colegio nalidad y calidad aún serían mayores. Rian Johnson, igual que Amenábar en Tesis quiere jugar su primer partido largo en casa, y hace una película en la geografía y ambientes próximos y universitarios: un detective o estudiante es quien lleva el caso, una su chica desaparecida y una trama de mafias, camellos y asesinos que envuelven y asfixian las aulas y los patios como un gran plástico cerrado al vacío. Los personajes hablan y se comportan como los habituales del género, aunque, en vez de gabardina y sombrero, llevan vaqueros ajados y bajados. Lo más difícil, una vez que se es original dentro de la norma, es resultar verosímil, y la historia y los personajes de Brick son por completo creíbles (aunque alguno de ellos sea tópico o irreal) Johnson no se conforma con embutir el género donde no le corresponde, y le procura, además, un aspecto formal chocante, pero también efectivo. Sería como Muerte entre las flores pero visto al trasluz de una litrona; se ve el reflejo de los Coen, pero también se ve el de Dashiel Hammett o Chandler (el reflejo de El sueño eterno se ve hasta sin mirar) La historia es enrevesada y potente, los personajes embrollados y sólidos, el estilo visual fuerte... tiene muchas virtudes genéricas pero también algún desperfecto: es fría, lejana, no acabas de cogerle cariño a nadie allí, se le ve rápido, por así decir, el cordelillo que ata todo el diseño. Es una buena película que te atraviesa y se va. Brick EE. UU. 2004 119 minutos Género- -Drama Director- -Rian Johnson Actores- -Joseph Gordon- Levitt, Lukas Haas, Nora Zehetner, Matt O Leary E. RODRÍGUEZ MARCHANTE Lo más difícil no es ser original, sino ser original dentro de la norma. El debutante Rian Johnson sorprendió hace un par de años en Sundance (allí siempre están dispuestos a sorprenderse) con Brick una película de serie negra que se ajusta esencialmente al molde y que brotaba como algo completamente nuevo. Aunque también puede verse como una película del subgénero thriller universitario en cuyo caso la origi-