Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 MADRID VIERNES 1 s 12 s 2006 ABC Un responsable de seguridad de Metro grabó con su móvil la brutal pelea captada por una cámara de seguridad y la difundió en Internet ABC Difunden por internet el vídeo de una brutal reyerta en la estación de Oporto Un responsable de seguridad grabó con su móvil las imágenes, en las que varias personas caen a las vías y portan navajas CARLOS HIDALGO MADRID. Un vídeo colgado en una página web ha recibido cerca de 2.000 visitas en apenas unas semanas. Las imágenes que reproducen son escalofriantes: corresponden a una salvaje pelea ocurrida a principios del pasado verano en un andén de la estación de Oporto. El saldo, dos personas heridas por arma blanca y una tercera, contusionada. Además, el responsable de una de las cabinas de vigilancia de la red fue despedido tras una investigación de Metro. Se le acusa de haber sido quien grabó, de manera ilegal, las polémicas imágenes. Ocurrió la madrugada del pasado 19 de junio. Estación de Metro de Oporto, línea 6. Son las últimas horas del fin de semana. Los andenes van cargados de familias completas... Y de jóvenes que no entienden de normas de convivencia. Dos hombres polacos, aunque residentes en Leganés y Getafe, se disponen a bajar al andén para tomar el Metro. Son altos, muy corpulentos y jóvenes: 27 y 32 años. Lucen unas camisetas blancas que, pronto, estarán teñidas de rojo. viajeros de un convoy que recala en la estación contempla la enorme paliza que, pese a la envergadura de los polacos, uno de los dominicanos protagoniza. La chica que los acompaña tampoco duda en entrar en la refriega, y se lleva más de un mamporro. La gente que intenta bajarse del vagón, al comprobar el calibre de lo que está ocurriendo, huye despavorida. No son pocos los que cogen a sus hijos y vuelven a meterse en el interior de los vagones. El Metro reanuda su marcha y desaparece pronto de la escena de la reyerta. Por allí también andan dos agentes de seguridad con sus porras, que hacen lo que pueden. Intentan detener la pelea, pero cuando se percatan de que uno de los dominicanos porta un arma blanca, se alejan. Pero el cuerpo a cuerpo no termina. Un polaco recibe un navajazo en la cara y otro en el costado. Cuando el dominicano más rebelde ataca al otro europeo, al que propina tres pinchazos en la espalda, el otro herido se abalanza contra él y lo tira a las vías. Afortunadamente, en ese momento no discurre por allí ningún convoy. El último que lo hizo pasó de largo al ver lo que estaba ocurriendo. En apenas unos segundos- -la reyerta dura más de tres minutos- los cuatro varones que participan en la pelea están en las vías del Metro. Allí continúan con las patadas, los puñetazos y los navajazos. Finalmente, los polacos abandonan el Metro, al igual que sus rivales. Los dos heridos son atendi- dos en diferentes hospitales. Uno de ellos es dado de alta esa noche. El otro, al día siguiente. La Policía localiza una prenda olvidada por los agresores y, buscando por los centros de salud más cercanos, dan con ellos, puesto que uno de los dominicanos ha necesitado ayuda médica por contusiones. A dos de los caribeños les ha caducado el visado apenas un par de días antes. Los tres agresores tienen 19, 21 y 22 años. Metro abrió una investigación ese mismo mes. Uno de los responsables de las cabinas de control de las cámaras de seguridad fue despedido por grabar la reyerta con su móvil desde una de las pantallas de control. Luego enviaría las imágenes desde su teléfono hasta que fueron colgadas en internet. El trabajador no pertenecía a Metro, sino a una empresa de seguridad contratada. Metro ha abierto un proceso penal contra él. ABC. es Vídeo en abc. es madrid Un obrero marroquí queda tetrapléjico al caerle encima una bomba de agua C. H. MADRID. El ciudadano de origen marroquí Boudarra Bouzeljat, de 35 años, sufre una tetraplejia pendiente de evolución tras sufrir ayer un grave accidente laboral en las obras del intercambiador de Moncloa. Los hechos ocurrieron pasada la una y media de la madrugada de ayer. Boudarra se encontraba en el interior de un pozo de 8 metros de profundidad, que estaba desagüando. Por circunstancias que la Policía Municipal está investigando, una bomba de agua de gran peso que estaba sobre el trabajador cayó encima de él y le golpeó la espalda. Los compañeros llamaron al Samur, que se personó en el lugar. Además, los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid tuvieron que utilizar una camilla rígida para rescatar al herido, al que sacaron atado del pozo donde se encontraba. Los sanitarios le atendieron allí mismo y le diagnosticaron un traumatismo vertebral con una posible lesión medular, informaron fuentes de Emergencias Madrid. Fue trasladado en estado grave al Hospital Clínico San Carlos, donde quedó constatada la tetraplejia. Los médicos temen que no pueda recuperarse de ella. Los sindicatos de la construcción criticaron duramente este nuevo accidente. UGT, además, se preguntaba qué hacía trabajando a esa hora un obrero de la construcción. El convenio lo prohíbe indicó. Una mala mirada Se cruzan, dicen en su declaración ante la Policía, con tres chavales dominicanos. Y se cruzan las miradas. Los jóvenes caribeños, dos chicos- -ataviados con gorra- -y una chica, se quejan de que sus ojos reflejaban el odio, y no dudan en empezar a proferir insultos y gritos a los dos polacos. Y llegan los puñetazos. Uno de los chavales dominicanos blande una afilada navaja. La pelea pronto llega al andén. La mirada atónita de los