Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 1 s 12 s 2006 La crisis de la inmigración ESPAÑA 25 Emigrar con contrato, alternativa a la patera Instaladores de ascensores, camareros del VIPS, empleadas del hogar, jornaleros... Miles de marroquíes llegan a España, con papeles, a cubrir vacantes del mercado nacional POR LUIS DE VEGA CORRESPONSAL RABAT. La cadena de restaurantes de comida rápida VIPS firmó ayer en Rabat un convenio con la Agencia Nacional de Promoción del Empleo y de las Competencias (Anapec) para dar trabajo a 2.000 marroquíes que viajarán a España con contratos indefinidos en los próximos cinco años. Un mínimo de 400 personas anuales entre 2007 y 2011, se irán incorporando a su puesto de trabajo, según el comunicado de la Embajada española en Rabat. El Grupo VIPS ya había firmado un convenio similar en 2003 durante la última cumbre hispano- marroquí con Aznar como presidente del Gobierno. Desde entonces un millar de marroquíes han llegado a los distintos centros de esta cadena de hostelería y restauración en una operación sin precedentes dentro del Acuerdo de Mano de Obra entre España y Marruecos. El Gobierno, a petición de los empresarios, diseña cada año con los sindicatos, la patronal y las Comunidades Autónomas un contingente de trabajadores extranjeros que no residan en España que, según la ley vigente, está delimitado por nuestra capacidad de acogida y el exceso de oferta de trabajo no cubierta por el mercado de trabajo nacional El contingente de trabajadores estables diseñado para el presente año, aunque el Gobierno está capacitado para incluir modificaciones, era a día 17 de enero de 16.878 trabajadores, distribuidos por ocupaciones y provincias. Más de la mitad de las ofertas iban destinadas a los sectores construcción y servicios. Sólo Barcelona absorbe 5.660 de esos puestos de trabajo, entre los que destacan 700 de albañil, 600 de camarero, 592 de mampostero y 400 de cocinero. Esta del contrato estable es una de las tres modalidades de contrato genérico. El personal es seleccionado en origen y firma un contrato de un año renovable. A los cinco años el trabajador obtiene la residencia definitiva en la UE. Las segunda modalidad genérica es la oferta de carácter temporal, vinculada sobre todo al sector agrícola, con un contrato inferior a un año y con una duración sujeta a la duración de la campaña o a la finalización de una obra. En este caso los trabajadores están obligados a firmar un compromiso de retorno, aunque, según las estadísticas con que cuentan las autoridades españolas, un alto porcentaje de los Cientos de mujeres esperan turno para trabajar en la fresa marroquíes- -a veces más de la mitad- -se queda después en España sin papeles. Así ocurrió con muchas de las mujeres que acudieron este año a la campaña de la fresa en Huelva. La tercera modalidad es la del visado para búsqueda de empleo que, con una duración de tres meses y para sectores como el servicio doméstico, da la posibilidad al trabajador seleccionado de viajar a España y esperar a que alguien les requiera. Así es como 50 mujeres marroquíes acaban de recibir el permiso para viajar bajo la LUIS DE VEGA tutela del Imserso, que las mantendrá hasta que alguien las contrate. Aparte de las genéricas, existen contrataciones nominativas. Es el caso de los llamados repetidores aquellos que ya han participado en campañas anteriores y el empresario los reclama directamente al año siguiente. En Marruecos, uno de los principales mercados extranjeros que alimentan el contingente, se suceden las convocatorias para seleccionar a trabajadores que quieren llegar a España.