Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 30 s 11 s 2006 CULTURAyESPECTÁCULOS 89 El star system del cine español no funciona, según los datos de Egeda F. M. B. MADRID. El cine español teje poco a poco los mimbres de una industria a la que se le atraganta el gigante americano. Dispone de un grupo de productores solventes, unos pocos directores, guionistas y técnicos participan en sus principales éxitos, pero carece de un star system de actores con gancho, capaces de arrastrar al gran público a las salas. El informe anual presentado ayer por Egeda, Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales, detalla la realidad de nuestro cine. Destaca un capítulo dedicado a analizar el perfil de la película española que supera el millón de espectadores con datos del periodo 1992- 2005, Así, sólo 46 de los 457 títulos vistos en nuestras salas por más de un millón de personas en los últimos 14 años contaban con participación española. La relación está encabezada por Los Otros con 6,4 millones, Torrente 2 (5,3) La gran aventura de Mortadelo y Filemón (4,9) y Mar adentro (4) La comedia, con 21 títulos, y el drama, con 19, dominan por enorme mayoría. Las productoras con más taquillazos son Lolafilms, Sogecine y El Deseo, con Andrés Vicente Gómez como líder de los productores. Entre los directores destacan Pedro Almodóvar, Alejandro Amenábar, Álex de la Iglesia, Fernando Trueba, Vicente Aranda y Santiago Segura, algunos de los cuales repiten también como guionistas de éxito e incluso uno, Amenábar, como músico. La concentración de nombres es mucho menos elevada en el apartado interpretativo, donde destacan Santiago Segura (8 títulos) y Penélope Cruz (5) Varios actores más tienen tres películas de éxito, las mismas que el director de Mar adentro pero mientras éste sólo se deja fuera Tesis (y por poco) algunos intérpretes, como Fernando Fernán- Gómez, han rodado hasta 20 películas. Budd Schulberg, guionista de La ley del silencio en una imagen de archivo ABC Las memorias de un príncipe de Hollywood Escribió la novela más cáustica sobre el alma del cine, ¿Por qué corre Sammy? y ahora Budd Schulberg, guionista legendario, nos cuenta sus memorias E. RODRÍGUEZ MARCHANTE BARCELONA. Si el mito de Hollywood se destilara, Budd Schulberg sería la médula misma de esa sustancia. Vivió desde la punta de sus genes hasta las de sus dedos e ilusiones la construcción de la naturaleza de ese arte del siglo XX cuando sólo era una atracción de barraca. El gran escritor y guionista lo cuenta en el primer volumen de sus memorias, De cine. Memorias de un príncipe de Hollywood (Acantilado) que se enfocan fundamentalmente en la figura de su padre, B. P. Schulberg, que construyó varios imperios cinematográficos en el secarral californiano y que le abrió el portalón de una profesión maldita que él, y otros, ennoblecieron con títulos como Más dura será la caída (él es el autor de la novela que luego filmó Mark Robson, con Humphrey Bogart interpretando el papel de Schulberg) o La ley del silencio cuyo guión le permitió a Elia Kazan hacer una de sus obras maestras. Enjaulado pero libre en sus noventa y dos años, Schulberg habló ayer en Barcelona (con el retruque de leve tartamudeo que le acompañó siempre) de la masa porosa de sus memorias, de la combinación perfecta de ignorancia y talento que se da en Hollywood, de Nicholas Ray y de Muerte en los pantanos de cómo pimplaba el director y de cómo tuvo que terminarla él; habló de aquella célebre caza de brujas y habló de su íntimo amigo Elia Kazan, y de que aún quedan recalcitrantes y resentidos en Hollywood y alrededores, algunos de los que todavía viven o sus hijos; habló de su fuga de Hollywood a una granja y de su vuelta allí, de productores como Sam Spiegel y habló, sobre todo, de su gran pasión y de lo que más y mejor ha escrito, de boxeo. Schulberg ha presenciado todos los grandes combates del siglo, desde aquel de Jim Bradock (Cinderella Man) con Max Baer, el de Joe Louis contra Billy Kahn (tal vez el mejor que vio nunca, o quizá fuera el primero de Ali contra Sonny Liston... o el de Rocky Marciano contra Walcott... hasta la épica batalla de Cassius Clay contra Foreman en Zaire... Estuvo allí durante semanas, junto a algún otro ilustre como Norman Mailer, con quien mantenía una rivalidad amistosa TOROS El Juli pincha una templada faena en la Feria de Quito ABC QUITO (ECUADOR) El Juli emborronó con el acero una importante faena en la apertura de la Feria de Jesús del Gran Poder de Quito, en un festejo en el que Alejandro Talavante confirmó la alternativa. El Juli toreó de forma templada y ligada al segundo, el de mayor transmisión de una desigual corrida de Carlos Manuel Cobo, según informa mundotoro. Con el público volcado, varios descabellos dejaron el premio en una sonora ovación. En el cuarto, el peor del encierro, abrevió. Talavante, que sorprendió por su quietud y verticalidad, saludó tras finiquitar al toro de su debut en el coso de Iñaquito, que se llenó. En el sexto anduvo desacertado con la espada. Silencio en filas fue el balance de Cruz Ordóñez, quien hizo un loable esfuerzo.