Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 30- -11- -2006 ESPAÑA 35 COMUNICACIÓN Un juez investigará las llamadas de dos periodistas del New York Times Analizaban el 11- S y buscan a su fuente para acusarla de obstrucción a la Justicia M. GALLEGO CORRESPONSAL NUEVA YORK. De injusta y peligrosa ha calificado la organización Reporteros Sin Fronteras la decisión del Tribunal Supremo de EE. UU. de permitir a un juez de Chicago que revise las llamadas telefónicas realizadas por dos periodistas del diario The New York Times en los días posteriores al 11- S. El mundo periodístico de EE. UU. se vestía así de luto ante una decisión que para muchos entierra la confidencialidad de las fuentes. A petición del Departamento de Justicia, el juez federal de Chicago Patrick Fitzgerald busca a la persona que filtró a los periodistas Judith Miller y Philip Shenon que el FBI se disponía a congelar los fondos de dos organizaciones de caridad islámicas, Holy Land Foundation y Global Relief Foundation. El Gobierno sostiene que cuando los periodistas llamaron a ambas fundaciones para obtener sus reacciones las pusieron sobreaviso, por lo que quiere acusar a su fuente de obstrucción a la Justicia. Por su parte, el rotativo insiste en que los reporteros se limitaban a cumplir con el deber periodístico de equilibrar las informaciones con reacciones. El juez ha forzado a las compañías telefónicas a entregarle copia de las llamadas entrantes y salientes durante once días de Un agente de la Policía abandona la sede del diario en Nueva York septiembre de 2001, algo que según el rotativo pondrá en peligro la confidencialidad de muchas otras fuentes que no tienen que ver con el caso. Miller ya pasó 85 días en la cárcel por negarse a revelar sus fuentes en otro tema. laba la legislación del Estado y la primera enmienda constitucional que protege la libertad de información. Fitzgerald se remitió entonces a un tribunal federal de apelaciones, que en agosto pasado determinó que la primera enmienda no protege el secreto profesional de los periodistas. Todo apuntaba a que el Supremo de EE. UU. se pronunciaría al respecto, pero el Gobierno le ha presionado para que se mantenga al margen con el ar- AFP Primera enmienda En realidad, el caso había empezado bien para los reporteros. Un juez de Nueva York había negado el acceso a esa información por considerar que vio- gumento de que ese proceso se alargaría tanto que pondría fin de facto a su causa, ya que algunos de los delitos que persiguen expirarán este 6 de diciembre. En una sola línea, el Supremo les ha dado la razón negándose a escuchar el caso. El público quedará mal servido si este caso reduce la disponibilidad de los funcionarios a revelar información importante pero sensible advirtió ayer el rotativo neoyorquino en su editorial.