Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 30 s 11 s 2006 La violencia contra las mujeres ESPAÑA 27 El Gobierno estudia asignar escoltas privados a las mujeres maltratadas La protección durante 24 horas es inviable, según los expertos consultados, ya que las medidas de alejamiento firmes y cautelares superan las 60.000 anuales N. COLLI C. MORCILLO MADRID. ¿Qué hacer cuando un maltratador incumple en 28 ocasiones una orden de alejamiento; cuando otro envía desde la cárcel cartas amenazantes a su ex pareja; cuando centenares se saltan a diario la distancia de separación impuesta por el juez? ¿Qué hacer, y aquí reside el principal problema, cuando la mujer acaba muerta pese a haber denunciado a su agresor? Estas son algunas de las preguntas a las que pretende dar respuesta la Comisión Nacional de Policía Judicial, que estudia la posibilidad de que las víctimas de violencia doméstica cuenten con protección privada, La Comisión, que busca la mejor coordinación entre los jueces y las Fuerzas de Seguridad del Estado, ha encargado a su comité técnico un informe con el fin de determinar si es posible extender a estas víctimas un sistema de protección con escoltas, igual que el que protege a las personas amenazadas por la banda terrorista ETA. Dadas las cifras de malos tratos que se han revelado en los últimos años, la respuesta no es sencilla. Sólo en el primer trimestre de 2006 se pidieron 8.857 órdenes de protección (el juez acuerda medidas penales y civiles en 72 horas) según datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) de las que se adoptaron 6.688. En los últimos tres años, desde que se creó la orden de protección, se han dictado más de 90.000, de las que cerca de 40.000 están en vigor y llevan aparejadas medidas de alejamiento; pero además existe otra cifra similar vigente de prohibiciones de acercamiento dictadas como medida cautelar. Es obvio que sería inviable hacer frente a estas cifras de forma global, aunque podría optarse, según los expertos consultados, por una protección puntual a determinadas horas ABC Las mujeres oficiales y sin necesidad de la presencia física continua del escolta. La Comisión- -integrada por responsables del CGPJ, Ministerios de Justicia e Interior, Fiscalía General del Estado y consejerías de Interior vasca y catalana- -se reunió ayer en la sede del CGPJ. Fuentes de este organismo señalaron que todos sus miembros han coincidido al reconocer la necesidad material de ofrecer protección a las mujeres víctimas de la violencia machista y, por ello, han decidido encargar el dictamen. En medios judiciales se señala que pueden surgir problemas de índole legal pues no es El director general de la Policía y la Guardia Civil, Joan Mesquida, presidió ayer la jura del cargo de la XV Promoción de oficiales del Cuerpo Nacional de Policía. Es la más numerosa hasta el momento, 990 oficiales, y también la que cuenta con más mujeres, 115. En la Policía son 4.426, el 8,71 por ciento del total de funcionarios. lo mismo proteger a personas que pueden llegar a ser objetivos de una organización terrorista que poner en marcha sistemas de seguridad acordados por un juez como medida cautelar o definitiva sobre alguien que ya ha sido víctima de un delito Para estos últimos, no está claro que puedan emplearse escoltas privados. El problema que se plantea es de efectivos, pues ni las Fuerzas de Seguridad pueden asumir el despliegue que supondría ofrecer protección- -incluso parcial- -a las mujeres maltratadas ni el Gobierno el coste de estos servicios. En la actualidad, siempre según las mismas fuentes, el Gobierno vasco dedica ochenta de policías a velar por la seguridad de 30 mujeres. En Madrid, la Policía Nacional a través de la UPAC protege con 22 agentes a 144 mujeres que han entrado en el programa. Por otra parte, la Comisión de Policía Judicial acordó ayer incluir entre sus miembros a Navarra (ya tiene competencias de seguridad) aprobó un protocolo para que los miembros de las Fuerzas de Seguridad puedan declarar en los juicios a través de videoconferencia; y un nuevo modelo de orden de protección para las víctimas de la violencia doméstica.