Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN JUEVES 30 s 11 s 2006 ABC AD LIBITUM CUIDADO CON LA TOLERANCIA NTES, cuando éramos jóvenes, las celebraciones de la Navidad comenzaban con la llegada del primero de los cuatro domingos de Adviento. En ese punto del calendario sonaban ya las panderetas y las zambombas hasta que la llegada de los Reyes Magos pusiera punto final y generoso a los días de fiesta más intensos y familiares del año. Ahora es el estreno del spot de Freixenet el que marca el arranque de la Navidad. Las televisiones se iluminaron anoche con el baile de Gwyneth Paltrow y Ángel Corella y, como siempre, cayó sobre nosotros un polvo de estrellas que nos invita, se supone, a la bonM. MARTÍN dad y el amor. Pues que FERRAND así sea. Para los líderes del PP y del PSOE, empecinados en romperse mutuamente la espinilla, tiene más sentido el mensaje navideño, que, por otra parte, no debe inducirnos al pensamiento débil ni a la comunión rutinaria con lo políticamente correcto. Justamente por eso me gusta subrayar algo que Felipe González dijo en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara que ayer retrataba aquí, con la precisión de un relojero calvinista, Antonio Burgos. Dijo el ex presidente del Gobierno español que la tolerancia puede ser una forma de arrogancia indeseable Cierto. Hay una condescendencia, cada vez más frecuente, que no es convivencial ni integradora, sino que resulta demoledora para esos mínimos principios éticos que cada uno tenemos almacenados en nuestro corazoncito. Es el ingrediente que nos hace diferentes, únicos y no por eso mejores o peores. Añadió González, a quien tanto embellece la distancia, que se puede ser tan tolerante que se acepte la ablación del clítoris o la entrega de una niña de 9 años a un señor de 40 porque así lo han decidido sus padres Cada cual es muy dueño de pensar lo que quiera, pero las palabras del veterano líder socialista me suenan a villancico, a canto de fe en el hombre y esperanza puesta en la humanidad. Algo muy lejano a la sonsa Alianza de Civilizaciones que predican José Luis Rodríguez Zapatero y otros funcionarios empeñados en pagar por una hipotética paz con la renuncia a nuestras ideas más profundas y arraigadas. Peor aún: a renunciar a los supuestos que hicieron grande a Occidente. La hermosa idea, en su día revolucionaria y hoy mostrenca, de que todos somos iguales en derechos y obligaciones no conlleva el supuesto del estampillado. Debemos ser iguales ante la ley y frente a las oportunidades que brinda el futuro; pero tratar de serlo en ideas, gustos y fundamentos para la conducta individual es una traición grave a la naturaleza humana. Algo con lo que se revisten los profesionales del talante y la bondad y, tras señalarlo como tolerancia, convivencia y comprensión echan por la borda de la Historia los 26 siglos que nos ha costado al privilegiado medio mundo que comemos caliente el llegar a ser personas y sentir, por ello, el orgullo de la diferenciación. LA FAMILIA ES CASI TODO A L media que están haciendo lo imposible por mantener en O más categórico que nos ha pasado en España es alza los valores de la familia. Pero las cifras cuentan mula crisis de la institución familiar, aunque no sepacho y lo demuestra la bajísima tasa de natalidad españomos exactamente lo que nos ha pasado. El experila, correspondiente a una curva de fecundidad que si va mentalismo con la familia hace que aparezcan fórmulas cambiando de signo es por efecto de la inmigración. que por ser tan huecas como transgresoras no podrían Más familia, más sociedad un acierto en el eslogan ponerle puertas al campo de la desestructuración famidel Congreso Nacional de Familias Numerosas. La familiar. Ahí va a parar casi todo porque la familia lo es casi lia es la única garantía de libertad que existe entre el intodo en términos de cohesión, estabilidad social y garandividuo y el Estado. Es demasiado fácil olvidar tía de ciudadanos libres y responsables. En su V que, históricamente, todo programa totalitario Congreso Nacional, las familias numerosas pipasaba de forma ineludible por la extinción de la den medidas más eficaces y que se cumplan las unidad familiar. En el ciclo histórico actual, la promesas de Rodríguez Zapatero. La fragilizaatomización sustituye al vínculo familiar, alteción de la familia tiene su repercusión en la viorando formas de lealtad, cohesión y continuidad. lencia doméstica, el botellón, la agresividad en Ahora el riesgo es la tentación relativista, como las aulas, la creciente incivilidad, el fracaso escocasi con todo. De todos modos, la institución más lar, la hegemonía del homo videns y en cien covalorada por los españoles es la familia. Al missas más. Incluso en el laborismo de Tony Blair y VALENTÍ mo tiempo, España es el país europeo con menos en sectores del socialismo francés se han dado PUIG prestaciones a las familias. cuenta. Genéricamente, la etapa es regresiva, como valora el Por desgracia, en eso España ha acortado distancias Instituto de Política Familiar. Lo que viene pidiendo es con países como Gran Bretaña o Francia, hasta el punto una política de la familia que se dirija a todas las famide que aquella familia que logró resistir el impacto imlias, más allá del carácter asistencial. Otra cosa es la presionante del paro ahora acusa los mismos embates reincidencia en medidas obsoletas que raramente tienen que casi todo el resto de Europa, sin un vestigio especial el menor efecto sobre la erosión a la que se ve sometida la de estabilidad. Por otro paralelismo fácil de constatar, en familia como valor, como bien público, como valor soEspaña también hemos optado por trasladar al Estado cial. La efectividad de una política familiar se constata- -al Estado de Bienestar, en su caso- -las prioridades inría en una mejora de la estabilidad matrimonial y en un trínsecas de la familia. Ha sido no pocas veces recurrir a reinversión de las tasas de natalidad. De lo contrario, tosoluciones hipotéticas que en sociedades como la nortedo es retórica y demagogia. Seguramente la sociedad esamericana ya fueron desestimadas, ya no tan sólo por no pañola en su conjunto han tardado demasiado en darse remediar el caso, sino también porque en ocasiones lo cuenta de que la familia lo es casi todo. Había obstáculos empeoran. Más del noventa por ciento de los menores de tanta dimensión como la indiferencia y los contravaloque pasan por los tribunales estadounidenses procede res del laicismo. Una sociedad abierta pierde entereza de familias deshechas. sin un corpus de valores comunes, de fundamentos moNo es mucho lo que a la larga puede hacer el Estado si rales compartidos: al hilo de la ideología de los años selos individuos no se consideran responsables de lo que hasenta, el desmembramiento de la familia se opone sustancen como consecuencia de la abolición del rol ejemplar cialmente a ese corpus Hacer experimentos con la fadel padre- -y, en consecuencia, del profesor- pongamos milia altera y debilita la naturaleza propia de las sociedapor caso. Coincidente con la hondura de la crisis famides abiertas. Eso lo sabían bien los totalitarismos. liar en España, la autocomplacencia general es asombrovpuig abc. es sa, salvo con la excepción de aquellos sectores de clase