Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 MADRID MIÉRCOLES 29 s 11 s 2006 ABC Para saber más El órgano de tubos es el principal instrumento de la liturgia. Es un instrumento polifónico en el que el sonido es accionado al pulsar las teclas. Por transmisión mecánica, éstas dejan pasar el aire producido por un fuelle a las válvulas de un complejo sistema de tubos de diversos tonos y timbres, que pueden sonar aislados o en combinación. El órgano de tubos de Colmenar Viejo es una pieza exclusiva y el único fechado en el siglo XVII El último órgano de tubo restaurado en la región ha sido el de la iglesia parroquial Nuestra Señora de la Asunción, en Valdemoro ABC Sonidos del XVII en el siglo XXI En la Comunidad de Madrid se han inventariado 144 órganos. De ellos, 42 son verdaderas joyas históricas que la Consejería de Cultura y Deportes está recuperando poco a poco POR MABEL AMADO MADRID. A partir del siglo XIX, los sucesivos conflictos bélicos y la introducción del armonio y el órgano electrofónico abocaron al olvido al principal instrumento musical de la liturgia católica: el órgano de tubos. En la Comunidad de Madrid, la pérdida de estos ejemplares de gran carga histórica y artística fue, desgraciadamente, significativa. Y es que, a partir de la de la década de los sesenta y setenta, dejaron de acometerse grandes trabajos de restauración o reparación en destacados órganos del siglo XIX y principios del XX, considerados entonces como decadentes. A lo largo de pasadas legislaturas se llevaron a cabo diversas actuaciones para poner en valor dos instrumentos históricos de primer nivel que aún se conservaban: en 1994, el órgano de la iglesia de Estremera, obra del organero real Pedro Liborna Echevarría (1716) y, posteriormente, el de la iglesia de San Salvador de Leganés, del gran maestro y organero de la catedral de Toledo José de Verdalonga (1790) Y ya en el año 2000, culminó la restauración del órgano de San Martín de Valdeiglesias. Sin embargo, los órganos de tubo, como cualquier instrumento musical, necesita para su mantenimiento el uso, es decir, que los toquen y hagan música. Por ello, en 2005, la Consejería de Cultura y Deportes, a través de la Dirección General de Patrimonio Histórico, puso en marcha el Plan de Recuperación de Órganos de la Comunidad de Madrid que incluía, además, su posterior utilidad, tanto con carácter docente como cultural o de concierto. Su objetivo era realizar intervenciones sistemáticas que permitiesen la recuperación progresiva de muchos de los órganos existentes en la región y que, en general, presentan un deficiente estado de conservación. No en vano, en la Comunidad se han inventariado 144 órganos, de los cuales, 42 pueden encuadrarse en el concepto de órgano histórico. construcción histórica. Los trabajos han recuperado, además, el teclado manual en hueso y ébano, los pomos y tiradores de registros y las peanas de las contras, así como todo el sistema original de alimentación de viento, la tubería original conservada y la reconstrucción de la perdida. Pero éste no es el único ejemplo restaurado. Antes de fin de año, concluirá también la recuperación de uno de los seis órganos más importantes de España, por tamaño, sonoridad y estética del mueble: el del Santuario de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de Madrid. Innovación técnica Donado por el barón de Montevillena al Santuario, es una pieza que responde a la estética romántica francesa de finales del siglo XIX y se encuentra dentro de un mueble de estilo neogótico de gran calidad artística, lujosamente tallado en roble francés malladó. Con estos antecedentes, no es de extrañar que la Consejería esté acometiendo la restauración de un órgano que en su época supuso toda una innovación técnica al disponer de tres teclados manuales y uno de pedales. Ya para el próximo año 2007, y financiado a cargo del 1 por ciento cultural de la Comunidad de Madrid, se restaurarán los órganos de la iglesia de Santo Cristo de El Olivar- -construido posiblemente a finales del siglo XIX por la casa L. Debierre- el de Estremera- -incluido en el Inventario de Bienes Culturales de la Comunidad y que en la actualidad necesita afinación y mantenimiento- el mueble del órgano de la catedral de Getafe- -fechado entre 1726 y 1728 y perteneciente a la escuela de José Benito Churriguera- -y el mueble del órgano de Colmenar Viejo- -pieza exclusiva, ya que constituye el único testimonio de órgano fechado en el siglo XVII- Recuperación de cajas En la actualidad, se están realizando intervenciones globales que permiten tanto la recuperación de las cajas- -por su carácter histórico- -como su parte instrumental. Su objetivo es hacer posible que estos preciados instrumentos cumplan con la finalidad para la que fueron concebidos: hacer música. El último órgano de tubo restaurado ha sido el de la iglesia parroquial Nuestra Señora de la Asunción, de Valdemoro, y obra de uno de los maestros más importantes de la organería madrileña: Pedro Liborna Echevarría. Con una inversión total de 105.500 euros, la intervención efectuada en este órgano del barroco español ha implicado el desmontaje completo de las piezas de la parte instrumental, conservadas para su estudio y evaluación, y la restauración de todas las piezas de la mecánica de acuerdo a criterios de re-