Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL Cumbre de la Alianza en Riga MIÉRCOLES 29 s 11 s 2006 ABC Vallas, donde vayas L. AYLLÓN RIGA. El periodista uruguayo que en la reciente Cumbre Iberoamericana de Montevideo, acuñó el titular que lleva esta información, debería haber viajado a Riga para saber lo que es una ciudad tomada por las fuerzas de seguridad, por los militares, por kilómetros de vallas metálicas, por vehículos blindados de combate, por lanchas que patrullan ríos y canales. Todo, para controlar... a nadie. Bueno, a nadie excepto a los periodistas que, junto a los miembros de las delegaciones, somos prácticamente los únicos que nos movemos por esta ciudad fantasma. Las imposiciones de la Administración Bush en materia de seguridad siguen subiendo de tono. Así que, aquello de que este tipo de reuniones traían beneficios para la población, ya es historia. Ahora, sólo traen molestias, de forma que, para hacerse perdonar, las autoridades letonas han dado tres días de vacaciones generalizadas en Riga. Los comercios no abren, la gente no va a las oficinas y el bello centro de la ciudad vieja estaría desierto, si no fuera porque hay una concentración de policías que no se vio ni en los peores tiempos de la Unión Soviética. Trabajar estos días como periodista en Riga conlleva pasar exhaustivos controles al aire libre, en los hoteles y, por supuesto en el centro de prensa. Los insoportables y denigrantes chequeos de los aeropuertos se quedan en nada aquí, donde cualquier pitido bajo el detector de metales es sospechoso y todo aparato eléctrico es examinado de arriba a abajo. La locura por la seguridad, en su máxima esencia. El presidente de EE. UU. pronunció un discurso ayer en la Universidad de Letonia, en Riga REUTERS Bush pide sin éxito a los aliados más refuerzos para el sur de Afganistán La cumbre de Riga se iba a dedicar a la transformación de la OTAN, pero la grave situación en Afganistán cambió la agenda ENRIQUE SERBETO ENVIADO ESPECIAL RIGA (LETONIA) El presidente norteamericano ha llegado a citar al comandante de la OTAN en Afganistán, el general británico David Richards, para reconocer que los aliados han matado a muchos cientos de talibanes en su despliegue en el sur del país, cerca de la ciudad de Kandahar. Pero no hay mejor indicación de cómo van las operaciones sobre el terreno que la insistencia con la que se reclaman refuerzos para el sur tanto por parte de la propia Alianza por boca de su secretario general, Jaap de Hop Scheffer, como el presidente norteamericano George W. Bush, Los dirigentes de los veintiséis miembros de la Alianza debatieron ayer en una cena la situación en Afganistán, pero algunos países importantes con tropas sobre el terreno, Alemania, Italia o España, respondieron con reticencias, si no con negativas. El hecho de que haya sido la primera cumbre que celebran los líderes de la OTAN en una ciudad que fue parte de la Unión Soviética, el viejo adversario de la guerra fría, ha sido pasado por alto como una circunstancia menor. Salvo para la propia Rusia, cuyo presidente, Vladimir Putin, que es esperado hoy aquí cuando las relaciones de su país con Europa no están en su mejor momento. Putin había contraprogramado con una cumbre de la Organización de Estados Independientes (CEI) en la vecina Bielorrusia, pero no ha podido evitar que hasta en las calles de Riga aparezcan carteles pidiendo a la OTAN que no se olvide de Georgia un país que aspira a formar parte de la Alianza, precisamente para contrarrestar las influencias de un vecino tan poderoso como Rusia. Otros que estuvieron bajo la órbita soviética, como Polonia, también quieren extender las garantías frente a Moscú, con la sugerencia de que la seguridad en el aprovisionamiento energético debería formar parte de los riesgos que se incluyen en el catálogo de amenazas esenciales a los miembros de la OTAN. Pero por ahora nadie tiene interés por irritar al Kremlin en estos momentos, sino, al contrario, la organización se prepara para festejar el décimo aniversario de sus relaciones formales y amistosas, lejos de buscar puntos de fricción. ner los medios y la flexibilidad que necesitan para hacer su trabajo y recordó que esta Alianza fue fundada bajo un principio claro: un ataque a uno es un ataque a todos. Este principio sigue siendo cierto tanto si el ataque se produce en su país o contra nuestras fuerzas desplegadas en una misión de la OTAN en otro lugar Por ahora, sin embargo, no ha recibido más que largas. El primer ministro italiano Romano Prodi insistió en que la opción militar no es la única y su ministro de Defensa, Massimo D Alema, dijo que en estos momentos la presión de Scheffer está dirigida hacia otros países que no ha nombrado pero que según fuentes de la organización son España y, sobre todo, Alemania. Antes de esta cumbre, el secretario general había dicho, sin embargo, que tenía la seguridad de que en caso de emergencia todos los Gobiernos están de acuerdo en levantar las restricciones Prioridad absoluta La organización está ahora centrada en Afganistán, que, como ha reconocido De Hoop Scheffer, es la prioridad absoluta Lo que se reclama es más tropas (unos dos hombres mil más para las provincias del sur) y una mayor flexibilidad para utilizar en misiones de combate las que ya están desplegadas allí, algo que a veces puede llegar a ser más importante que enviar más efectivos En un discurso que pronunció ayer mismo en Riga, poco antes de empezar la cumbre, Bush recordó que para tener éxito, los comandantes que están sobre el terreno deben te- Dos nuevas bajas canadienses en Kandahar por un ataque suicida EFE TORONTO. Las autoridades canadienses confirmaron ayer que los dos soldados de la OTAN muertos el lunes en un ataque suicida en Afganistán son de nacionalidad canadiense. Los dos soldados y un civil afgano murieron cuando un vehículo cargado de explosivos arremetió contra un convoy militar que acababa de abandonar el aeropuerto de la ciudad de Kandahar, Con estas muertes son ya 45 los canadienses fallecidos en Afganistán desde que Canadá empezó su despliegue en el 2002. No retiraré las tropas de Irak sin cumplir su misión E. S. RIGA. Hubiera sido una contradicción impensable que el presidente norteamericano estuviese pìdiendo a sus socios en la OTAN un mayor compromiso militar en Afganistán y que al mismo tiempo dejase entrever en esta cumbre de Riga que tiene planes en dirección contraria en Irak. Algunos dudan de si los pueblos de esta región del mundo (Oriente Próximo) están o no preparados para la libertad o si tienen el coraje de vencer a las fuerzas del extremismo. Comprendo esas tesis, pero no las comparto dijo ayer Bush en un discurso previo a la cumbre de la OTAN. Para despejar las dudas que se han suscitado después de la reciente vistoria electoral de la oposición demócrata, Bush fue tajante en su intervención: Hay algo que no voy a hacer, y eso es retirar a las tropas antes de que hayan cumplido su misión Después de esta cumbre, hoy mismo, Bush viajará a Jordania, donde se reunirá con el primer ministro iraquí para hablar sobre la situación en el país.