Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN MIÉRCOLES 29 s 11 s 2006 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero Cosas importantes Privación de libertad para los menores Es ya una decisión tomada: se aumentan los años de privación de libertad para los menores infractores y se enviará a la cárcel a todos los que cumplan durante la condena los 18 años de edad. Conviene ahora no olvidar la crudeza de esta decisión política, porque la privación de libertad es la agresión más directa que el Estado ejerce sobre el ciudadano como sujeto de derechos y como persona individual, alejándole de la interacción con su entorno más inmediato. Se trata de mantener una represión directa y continuada sobre lo presos preventivos y los condenados, apartándoles de las estructuras de participación y vertebración social, que ellos en algún momento violentaron. Como, a pesar de todo, resultaba imprescindible ofrecer una oportunidad a la dignidad humana y a la autonomía personal de los internos, el legislador ordenó (Art. 25.2 de la Constitución) que las penas privativas de libertad estuviesen orientadas a procurar la reeducación y reinserción social de los condenados, y evitar en la medida de lo posible el deterioro físico y psíquico de los presos preventivos. El sistema penitenciario no está en condiciones de cumplir ese mandato constitucional: tenemos una ocupación del 142 por ciento; acogemos a 64.000 internos sobre una capacidad funcional de 45.000; las necesidades reales del servicio público penitenciario exigirían un incremento del gasto contrario al superávit presupuestario, perseguido desde hace años por la sucesivas Administraciones. Las cárceles no son la respuesta necesaria para el tratamiento de los delincuentes jóvenes, y la ley del Menor debería encontrar fórmulas ágiles para que la sociedad entre en los centros de menores con todas las consecuencias. El compromiso ciudadano con los presos jóvenes resulta imprescindible durante el internamiento, pero sobre todo al alcanzar la libertad. Luis Fernando Crespo Zorita. Alcalá de Henares (Madrid) ZAPEABLE ZAPATERO ODRÍA ser víctima el primer ministro español del zapeo de los electores? En su publicación anual, El mundo en 2007 The Economist presenta las perspectivas españolas con estos titulares: Zapeable Zapatero El primer ministro español es vulnerable en dos frentes A juicio del Economist, Zapatero está corriendo el riesgo de ser víctima del comportamiento de ETA: ¿es posible algún acuerdo? ¿qué proporciones podría tener una acción de ETA? El Economist subraya que el fracaso del proceso en curso, traumático, pudiera privar a Zapatero de un poderoso argumento electoral Otro problema de fondo: La economía española da signos crecientes de inestabilidad afirma el primer semanario financiero europeo. El Economist pone el dedo en varios problemas: riesgo de estallido de la burbuja inmobiliaria, endeudamiento masivo de las familias, caída relativa del crecimiento, bajada peligrosa de la productividad nacional. A juicio del Economist, las consecuencias de ese horizonte de nubarrones pueden ser peligrosas para Zapatero, que no es invulnerable En Londres, igualmente, Financial Times insiste en los riesgos económicos: la OCDE anuncia para los próximos meses una caída del crecimiento económico. En Ankara, Zaman no da de la visita de Benedicto XVI una imagen muy gloriosa para la Alianza de Civilizaciones, apadrinada por los gobiernos de España y Turquía. El recibimiento de Erdogan, cofundador con Zapatero de un proyecto sin apoyos en Europa, roza el compromiso mínimo. La cumbre de la OTAN ofrece de España la imagen de un país en la periferia menos significativa de la influencia internacional en la lucha contra el terrorismo. En un editorial titulado La OTAN y los talibanes Wall Street Journal afirma que el Gobierno español impone a sus soldados presentes en Afganistán absurdas restricciones limitando la eficacia y la solidaridad. En Casablanca, Liberation afirma que España es, con Marruecos, un centro de operaciones y blanqueo de dinero del tráfico internacional de drogas. ¿P Tenemos unos políticos a quienes lo que más preocupa son las siguientes cosas: por ejemplo, que acuñen euros con rostros de mujer; que se cambie el nombre de las calles; que se retiren estatuas; que figuren perfiles de mujer en los semáforos; que paguemos entre todos los textos del islam; que no comamos hamburguesas XXL; que gastemos sesenta litros de agua al día; que vivamos en casas de treinta metros cuadrados; que todo sea paritario; que busquemos razones para hablar de lo que ocurrió hace setenta años; lo del legado del Archivo de Salamanca... Podríamos relacionar más cosas importantes, pero es mejor dejarlo aquí. Lo próximo que nos propongan será encontrar algún motivo para hablar de la Guerra de la Independencia. Si pagamos impuestos para que estos señores, estrujándose la mollera, lleguen a estas conclusiones, más vale que no hagan nada. José Luis Hernández Ramos Madrid España, a la cabeza de la temporalidad Los informes de Eurostat demuestran, según la Comisión Europea, que España se sitúa a la cabeza de Europa en cuanto a temporalidad laboral. Más de un 33 por ciento de los contratos que se firman son temporales en nuestro país. Recordemos que, en octubre de 2003, Zapatero, todavía jefe de la oposición, aseguró que la estabilidad en el empleo y el acceso de los jóvenes a la vivienda conforman un tándem imprescindible para el PSOE Tres años después, España está a la cabeza de la UE en temporalidad laboral y el precio de las viviendas, así como el de las hipotecas, continúa subiendo. Apoyo a las familias numerosas en Andalucía Desde hace algunos años, la Junta de Andalucía publicita ampliamente el Plan de apoyo a las familias andaluzas destinado a todas las familias y en especial a aquéllas con ambos padres trabajadores, con discapacitados o numerosas. Y, en este último caso, expide los títulos de Familia Numerosa, ya que oficialmente se afirma que quiere proteger a este tipo de familias. Sin embargo, el borrador oficial que ha elaborado para el curso 2007- 08 prevé eliminar la puntuación adicional que estas familias han venido recibiendo a la hora de solicitar el acceso a los centros educativos sostenidos con fondos públicos. Es decir, muchas familias numerosas correrán el riesgo de no poder optar al colegio deseado. Esto supondrá un tremendo problema, ya que les obligará a asumir unos costes de todo tipo que se multiplicarán por el número de hijos. Si la Junta de Andalucía intenta recortar este derecho tan fundamental, ni más ni menos que el acceso a la educación, ¿será creíble esa ayuda que afirma prestar a las familias numerosas? Antonio Alfaro de Prado Sevilla En definitiva, los bajos salarios y la vivienda cara continúan siendo las características claves del modelo económico español. Por ahora ese modelo sigue creciendo y creando empleo, aproximándose el paro al vigente en los países de nuestro entorno. Lo que no está claro es a qué precio. Es decir, que España ha dejado de ser el país del paro, pero para convertirse en el país de los salarios bajos. Todo gracias a la política económica del gobierno de Zapatero. Antonio Gómez Mora Sevilla Agresiones a docentes La educación se ha convertido con el nuevo sistema socialista en una profesión de alto riesgo, debido fundamentalmente, a las ataques físicos y afrentas verbales que soportan los profesores. Zapatero desde su ámbito de poder nacional, resta importancia a uno de los fenómenos revelación que últimamente y con cierta frecuencia acaece en las aulas de los colegios: la violencia escolar. El asunto en cuestión no es para tratarlo con indiferencia, bien al contrario se presta a optimizar la aguda atención de los responsables en dicha materia para atajar la corriente agresiva que se vive en los centros escolares y dotar de mayor protección a los profesionales que ejercen la vocacional y a la vez sufrida tarea educativa. Pero a pesar de estos latentes y palmarios signos de alarma, y de advertirse propuestas coherentes para paliar este grave problema provenientes de sindicatos, la judicatura y diversas asociaciones, al feble Zapatero no le causa ninguna irritación, ni por ello le quita el sueño. Con la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía y la lenidad que transpira la vigente LOE (ambos logros del embaucador sistema socialista zapateril) mucho me temo que valores como el esfuerzo, el compromiso, la obediencia, y la autoridad, que anteriormente era el núcleo de la formación escolar, se irán diluyendo con el tiempo provocando una embestida de consecuencias peligrosas. Vicente Franco Gil Madrid