Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Martes 28 de Noviembre de 2006 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2006. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.224. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. COSAS MÍAS Edurne Uriarte EL GLAMOUR DE LA MAFIA alman Rushdie decía que uno de los motivos de la adhesión de los jóvenes al terrorismo es su glamour, la fascinación por la muerte o el hechizo de los actos violentos. El concepto ilumina una de las caras del terrorismo, pero aún mejor la recepción social de otra violencia, la de la mafia. La mafia exhala glamour, para adherentes y para espectadores. Y la explota una exitosa producción cinematográfica que extrae emoción, belleza y diversión de sus crímenes. Los gags que pronuncia Jack Nicholson, el mafioso de Infiltrados mientras asesina con sádica crueldad provocan la sonrisa del espectador, y su amoralidad y extravagancia componen un personaje entrañable, incluso divertido, siniestramente fascinante. Y si no fuera así, ni Nicholson hubiera aceptado ese papel, ni Brando el de El Padrino ni Robert De Niro el de Casino ni Gandolfini el de Los Soprano La maldad es materia esencial del cine. Pero no imagino a estos actores componiendo Bin Ladenes siniestramente fascinantes, ni a todos nosotros disfrutando con ellos. Y el contraste me interesa porque la mafia es una terrible realidad italiana que ha asesinado a 2.500 personas en los últimos diez años, controla el 25 por ciento de su economía, extorsiona a casi todos los comerciantes del sur y atemoriza al resto de la población. En Italia te asesinan por combatir la mafia. En América, descendientes de italianos como Coppola y Scorsese convierten en espectáculo el terror de la tierra de sus antepasados, quizá porque en la distancia y mientras la amenaza no te alcance, el terror adquiere glamour. Para el artista y para el espectador. S Isabelle Dinoire, en su primera aparición pública, tras el trasplante, y su aspecto actual, un año después AFP Isabelle, un año después Isabelle Dinoire, la francesa que pasó a la Historia como la primera receptora de un trasplante facial del mundo, muestra su nuevo rostro un año después de aquella cirugía pionera que le cambió la vida POR JUAN PEDRO QUIÑONERO Dinoire (39 años) fue agredida por su perro, que le destrozó el rostro mordiéndola. Dos grandes especialistas, los doctores Bernard Devauchelle y Jean- Michel Dubernard le propusieron a la víctima una operación de cirugía sin precedentes: el trasplante de nariz, boca y mentón. Una operación arriesgada, problemática: estaba en juego la cara y la personalidad definitiva de una mujer joven, madre. Isabelle dio luz verde a una primicia mundial. A primera vista, durante los primeros meses de la operación, Isabelle podía sonreír, podía hablar, podía proyectar el retorno a una vida deseablemente normal. Pero las huellas de la operación marcaban su expresión. Su perro había devorado sus labios, dejando al descubierto su dentadura. Su nariz había desaparecido, dejando un hueco inquietante. La operación le devolvió labios, nariz, pómulos. Quedaban las huellas, traumáticas. Durante los meses que siguieron a la operación surgieron problemas. Los especialistas recurrieron a fármacos para combatir el rechazo de sus nuevos tejidos. ¿Cómo influiría el tratamiento en la metamorfosis final del rostro, la cara, la figura, la expresión más humana del alma de una mujer perseguida por íntimas pesadillas? Sólo ella conoce el tormento que se vio obligada a sortear, con el auxilio de médicos y psicólogos. Siguieron largos meses de batalla sorda, callada, con una voluntad de hierro, finalmente recompensada. Las huellas han desaparecido de la faz de Isabelle, cuyas facciones vuelven a tener el rosa rosicler de una mujer feliz, que intenta huir de las cámaras, los objetivos y la luz pública, para reconstruir su vida, con sus amigos, su familia, su hija, tomando un helado de limón, con vodka, fumando un cigarrillo. El tiempo, los fármacos, la ayuda médica y su voluntad han devuelto a su rostro el contorno íntimo de su alma finalmente triunfante, saliendo del tormento de la duda para recobrar los colores de la primavera que vendrá, tras un invierno largo y duro, que ella afronta con la alegría de quien sabe que ha escapado del infierno y puede esperarlo todo de la vida. L a cara es el espejo del alma ¿qué ocurre con el alma de una mujer cuyo rostro fue desfigurado por dos perros de caza y luego restaurado a través de la cirugía estética. El nuevo o el mismo rostro, restaurado, habla de la felicidad de una mujer que conoció el infierno de una cara deformada a dentelladas y ahora vuelve a ser feliz contemplando su nuevo semblante, a la luz de las metamorfosis operadas con ayuda del bisturí, la voluntad y el amor. El 27 de noviembre del 2005, Isabelle