Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 28- -11- -2006 La Comunidad de Madrid se enfrenta a cuatro días de huelga en la sanidad pública Manuel Lamela, consejero de Sanidad 53 La Policía no descarta la hipótesis del tráfico de armas en el asesinato del detective La socia de la víctima declaró ayer para aportar datos sobre los casos en los que trabajaba Luis Hernández Bustamante MARÍA ISABEL SERRANO MADRID. Aunque la Policía Científica sigue sin descartar cualquier línea de investigación, parece haber indicios de que el detective asesinado el sábado, Luis Hernández Bustamante, podría haber estado trabajando en algún caso y dar, por casualidad, con un peligroso asunto relacionado con el tráfico de armas. De hecho, la socia de la víctima estuvo ayer declarando en el Grupo X de Homicidios para aportar todos los datos de que dispusiera sobre los últimos casos- -o los más conflictivos- -que había llevado su compañero quien, también se había encargado de temas de infidelidad conyugal. Está comprobado, por tanto, que los golpes que tenía en la cabeza no fueron los causantes de la muerte. Se especula con que dichos golpes se produjeran cuando, como se supone que ocurrió, los asesinos arrojaron desde un coche el cuerpo ya sin vida de Hernández al descampado donde apareció, en la calle de Mauricio Legendre con el cruce de la carretera de Fuencarral. el detective no fueron la causa de la muerte. El cuerpo de Luis Hernández Bustamante fue velado ayer por familiares y amigos en el tanatorio de La Paz, en Tres Cantos. Hoy se procederá a su entierro. Concienzudo Según diversos testimonios de sus compañeros de profesión, a Luis todo el mundo le quería y le respetaba. Incluso entre la Policía tenía muy buenas referencias de profesional concienzudo y trabajador; amable, simpático, cordial y eficiente; que ayudaba a cualquiera que se lo pidiera Por este motivo, por la forma de ser del detective asesinado, familiares, amigos y compañeros estamos destrozados. Nos consta que la Policía está poniendo toda la carne en el asador para esclarecer cuanto antes este caso comentaban otros detectives. El cuerpo sin vida de Luis Hernández, como adelantábamos ayer, apareció hacia las diez y media de la mañana del domingo en un descampado de la calle Mauricio Legendre, muy cerca del cruce con la carretera de Fuencarral, en el distrito de Chamartín. Signos de violencia El cadáver también mostraba síntomas de haber sido apaleado. El informe forense habla de que el cuerpo de la víctima presentaba signos de violencia aunque insiste en que todos estos golpes recibidos por Hurgando sin querer JAVIER PRIETO dicen que rompen la estética del edificio: la ubicación de cada dependencia se arregla con un folio pegado con cinta adhesiva. A mal tiempo, una carpa La peor de las incomodidades, sin embargo, se la llevan los propios ciudadanos, especialmente los inmigrantes que, con eterna paciencia, hacen cola para arreglar sus papeles. Como ni tan siquiera hay sala de espera, se ha habilitado una carpa alquilada en el patio exterior y unos bancos de colegio, que ayudan a pasar las épocas de frío y calor. La Delegación del Gobierno, siempre que ha abordado este asunto, recuerda que el proyecto, aunque inaugurado por el Gobierno del PSOE, es fruto del anterior. La Dirección General de la Policía y la Guardia Civil ha licitado las obras en 408.278,97 euros. Aún no están adjudicadas, pero es Clese Servicios Integrados la que ha presentado el presupuesto más bajo, inferior al de licitación. Fuentes de la Asociación Profesional de Detectives Privados de España, han señalado que Luis Hernández Bustamane era un auténtico profesional y sabía muy bien lo que se traía entre manos. Pudiera ser, eso es cierto, que hurgando y hurgando en algún asunto diera, sin querer, con algo mucho más complicado y peligroso, sin descartar el tráfico de armas La autopsia ha revelado que el detective murió sobre las diez de la noche del pasado sábado por un paro cardiaco provocado por asfixia. De ahí, la bolsa de plástico que se encontró cubriéndole la cabeza. La autopsia señala como hora de la muerte las diez de la noche del pasado sábado. La causa, un paro cardiaco por asfixia El estudio forense indica que el cuerpo de Luis Hernández Bustamante tenía signos de violencia Maniatado El cadáver tenía una bolsa de plástico cubriendo la cabeza y las manos atadas a la espalda. No se encontró ninguna documentación por lo que fue necesaria su identificación a través de las huellas dactilares. Luis Hernández trabajaba en la Seguridad no Uniformada de Ifema y en casos que desarrollaba de forma particular.