Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 DEPORTES CICLISMO s Luto en el pelotón LUNES 27 s 11 s 2006 ABC Óscar Pereiro Virtual ganador del Tour Lo voy a recordar como era el último día del Tour, llamándome estrellita. La pena es que se haya ido y que aquí queda una familia. Le das vueltas a la cabeza porque un tío tan joven y con tantas ganas de vivir. Nos puede pasar a cualquiera, por eso hay que vivir la vida lo mejor que se pueda. No sé si era o no muy valiente, creo que ha sido auténtica mala suerte Eusebio Unzué Director del Caisse d Epargne La vida es así de dura, así de bruta. Hace dos días estuve charlando con él para estudiar el calendario de la próxima temporada, teniendo en cuenta que se va disputar el Mundial de pista en Palma de Mallorca. Hablamos sobre la preparación, sobre qué carreras le vendrían mejor... y mira con lo que nos hemos encontrado Alejandro Valverde Corredor del Caisse d Epargne Cuando nos hemos enterado hemos sufrido un palo muy duro. Como compañero en el pelotón era muy alegre, de los que gusta tener en el equipo. Y en lo profesional, todos le conocíamos, pues era un gran sprinter de clase internacional. Era muy alegre, muy amigo y muy cachondo. Su falta se va a sentir muchísimo en el pelotón Alejandro Blanco Presidente del COE Era un deportista que representaba a España, que estaba luchando por él y por su país y que tenga el accidente. No hay palabras para describir la tragedia, el momento tan malo y los sentimientos tan malos a los que todos nos enfrentamos. Es una desgracia personal, para su familia y para todo el mundo del deporte Jaime Lissavetzky Secretario de Estado Un deportista de altísimo nivel, que formaba parte del presente y del futuro del ciclismo español. Son imponderables ante los que es difícil decir algo. Además de transmitir nuestro pesar por la muerte de un deportista de alto nivel, queremos intentar que todos los aspectos tan tremendos como la repatriación del cadáver sean lo más rápido posible Isaac Gálvez muere en la pista El ciclista catalán se había casado hace quince días y corría por libre en Gante junto a su inseparable Llaneras J. CARLOS CARABIAS MADRID. El señuelo fatal que acompaña al ciclismo en los últimos tiempos volvió a plasmarse ayer. Muerte de otro ciclista. El catalán Isaac Gálvez, una extraña mezcla entre pistard y corredor de ruta, perdió la vida en el ejercicio de su profesión. Sucedió en Gante (Bélgica) a pie de peralte, y a una hora intempestiva, las 00: 30 de la madrugada del sábado al domingo. Se cayó durante los Seis Días de Gante al chocar con el belga Dimitri de Fauw y lo que pareció un lance más acabó en desenlace fatal. Después del impacto contra el belga, Gálvez salió disparado a una velocidad de 50 o 55 kilómetros por hora y se golpeó el mentón contra la barandilla del exterior de la pista. Se fracturó varias costillas que le afectaron al corazón y murió cuando era trasladado al hospital. Todos los ciclistas de pista llevan casco y también Gálvez, pero la protección no pudo salvar al corredor del impacto en la cabeza. Fue una caída como las que se producen en muchas carreras, con dos corredores que entran en contacto, pero esta vez... declaró el director de la prueba, Patrick Sercu. El velódromo De Kuipke fue evacuado como si fuese un incendio. Las pruebas se suspendieron y la organización pidió por los altavoces al público que abandonase el recinto. Entre ellos estaba Eddy Merckx, para muchos el mejor ciclista de Velocista de casta, impetuoso y fiel a Llaneras En el cisma permanente que vive el ciclismo, Isaac Gálvez también encontró su problema. Sucedió a raíz de la entrada de Jaume Mas en la Federación. El nuevo seleccionador quiso imponer su criterio por encima de los títulos mundiales de Joan Llaneras y Gálvez dejó de ser la pareja del mallorquín, con el que había conquistado el Mundial de americana en 1999. Llaneras, que formó pareja con Alzamora, se quejó en Atenas 2004, pidió cabezas y se salió con la suya. Volvió a competir con su inseparable Gálvez. Nacido en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) el 21 de mayo de 1995, Gálvez fue un ciclista tardío. Empezó a correr en la carretera a los 25 años en el Kelme y fichó en 2004 por el equipo de Eusebio Unzué y José Miguel Echávarri por la carencia de velocistas. Los diez triunfos en su palmarés siempre al sprint (etapas en Mallorca, Volta, Semana Catalana o Criterium Internacional, entre otras) no le proporcionaron tanto dinero y fama como su caché en la pista junto a Llaneras. Gálvez, a la izquierda, con Llaneras en un momento de la prueba la historia, que el pasado miércoles había charlado con Isaac Gálvez. Desconocido en España, semi perdido entre la nómina de velocistas a la que pertenecía, el catalán era sin embargo uno de los cracks mundiales de la pista. Junto a su inseparable Joan Llaneras, Gálvez se había labrado una apreciable fama en el extranjero. Tenía dos títulos mundiales en la modalidad de americana, la competición por parejas de la pista. Aunque pertenece a la disciplina del Caisse d Epargne (el equipo de Unzué y Echávarri) Gálvez corría por libre en los Seis Días de Gante. Disponía de una cotización propia como pareja de baile del multicampeón Joan Llaneras y había sido contratado según un acuerdo privado con los organizadores. Por eso no competía con la camiseta de su equipo, sino con una publicidad gestionado por los propietarios de los Seis Días. El catalán se había casado hace quince días con su novia, Davinia, y ya preparaba con su director, Eusebio Unzué, la temporada 2007, que para él tenía su punto culminante en el Mundial en pista que se celebrarán en Mallorca, la patria chica de su compañero Joan Llaneras. La desazón del pelotón ciclista hacía hincapié, sobre todo, en la desgracia de un