Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 27- -11- -2006 83 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo EFECTOS DEL TABACO Y DEL ALCOHOL Alcohol Afecta a todo el organismo, en especial al hígado y al cerebro Tabaco Actualmente es la principal causa mundial de enfermedad y mortalidad evitable El tabaco prepara el cerebro de los adolescentes para la adicción al alcohol Investigadores de la Escuela de Medicina de Washington demuestran la vulnerabilidad de los fumadores más jóvenes a desarrollar trastornos relacionados con las bebidas alcohólicas N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. No hace falta una investigación profunda para saber que los fumadores tienden a beber y los bebedores a fumar. Basta con la simple observación. Por si no fuera suficiente, varios estudios han confirmado esta relación durante los últimos años. Ahora una nueva investigación demuestra que los fumadores, especialmente los adolescentes, son más vulnerables a sufrir trastornos relacionados con el alcohol que los no fumadores. Epidemiólogos y psiquiatras de la Escuela de Medicina de Washington han comprobado que el humo del tabaco predispone al cerebro para la siguiente adicción. El estudio, financiado por el Gobierno estadounidense, se publica en la revista de la Sociedad Internacional para la Investigación del Alcoholismo. La investigación partía de esta idea: tabaco y alcohol, son dos drogas legales que actúan como puerta entrada a otras sustancias de abuso ilegal. Y los psiquiatras estadounidenses querían explicar que el uso de una de estas drogas legales podría hacer adicto a la otra. Nuestra pregunta central era: ¿Puede esta relación explicarse por el simple hecho de que los fumadores son grandes bebedores o hay algo más en ese vínculo? explicó Richard A. Gruzca, epidemiólogo de la Universidad de Washington. En general, los fumadores tenían un 50 más de riesgo, aunque las diferencias eran mayores entre los adolescentes y en los que no eran grandes bebedores. Este hallazgo va más allá de la creencia popular de que hábitos poco saludables como beber y fumar suelen ir unidos, especialmente durante la adolescencia. Fumar transforma el cerebro adolescente en un cerebro más propicio a engancharse a otras adicciones apuntó Gruzca. Las sustancias adictivas actúan en en una zona del cerebro que se conoce como circuito de recompensa. Una vez que este sistema se expone a una droga, el cerebro se vuelve más sensible a los efectos de otras Para los investigadores, sus hallazgos deberían ser una llamada de atención para quien disculpa el tabaco en los adolescentes. Los daños son tan importantes que deberíamos rechazar el tabaco, tanto como el alcohol entre los más jóvenes apuntó Kevin Chen, de la Universidad de Maryland. Efectos sobre el comportamiento A corto plazo -Desinhibición, sobre todo en cuanto a las relaciones sociales- Sensación de euforia- Posibilidad de realizar actos violentos y conducta temeraria A corto plazo -Se inicia un aprendizaje que comienza con el consumo ocasional y que aumenta progresivamente en frecuencia- Aumenta el número de situacines en las que parece adecuado fumar A largo plazo -Disminución en el rendimiento laboral- Aumento de la posibilidad de accidentes- Perturbación de las relaciones sociales y familiares, agresividad, irritabilidad- Exhibicionismo- Mayor porcentaje de suicidios A largo plazo -Dependencia psíquica y física- Alteraciones del comportamiento derivadas de los momentos de abstinencia (irritabilidad, ansiedad etc... Más información sobre alcohol y otras drogas: www. socidrogalcohol. org Efectos sobre el organismo A corto plazo -Irritación de la mucosa estomacal- Trastornos de la visión, de los reflejos, del pensamiento y del habla en dosis elevadas- Intoxicación aguda: Embriaguez, agitación, riesgo de muerte por paro respiratorio A corto plazo -Aumento del ritmo cardiaco y de la presión arterial- Intoxicación aguda: tos, faringitis, dolor de cabeza A largo plazo -Disminución de la memoria, dolores de cabeza, fatiga, bronquitis, enfisema pulmonar y enfermedades cardiovasculares. Existen, al menos 69 agentes carcinógenos en el humo del tabaco, relacionados con el cáncer de pulmón, boca, laringe, esófago, estómago y vejiga- Disminuye el rendimiento deportivo- Dependencia física, con su correspondiente síndrome de abstinencia A largo plazo -Psicosis, encefalopatías, gastropatías, hepatopatías, pancreopatías, polineuritis, miocardiopatías- Dependencia física (tolerancia y síndrome de abstinencia) Un 50 más de riesgo Para responder a esta cuestión los investigadores seleccionaron 74.836 jóvenes y adolescentes y les preguntaron por su cosumo de alcohol y tabaco. Los resultados indicaron que los fumadores, especialmente adolescentes, eran más vulnerables a sufrir trastornos relacionados con el alcohol que los que nunca fumaban. Zonas afectadas por el alcohol Zonas afectadas por el tabaco ABC Carlos Aguilera