Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA Educación LUNES 27 s 11 s 2006 ABC ENSEÑANZA DE LA RELIGIÓN EN EUROPA Obligatoria Opcional Otras situaciones Obligatoria Finlandia (1) Noruega (1) Alemana Austria (hasta los 14 años) Dinamarca Finlanda Grecia Holanda (centros confesionales) Luxemburgo Malta Noruega Reino Unido Rumanía (Primaria) Suecia Suiza (en algunos cantones) Ucrania Polonia Países con materias alternativas Alemania Austria Bélgica Bulgaria Croacia Dinamarca Eslovaquia España Finlandia Francia Grecia Holanda Irlanda Italia Letonia Lituania Luxemburgo Malta Noruega Polonia Portugal Reino Unido Rumanía Suecia Suiza Ucrania Ética, valores o estudio libre, según los laënder Moral cívica no confesional Moral cívica no confesional Voluntarias Ética en Secundaria No existe Ética Actividades de estudio sin valor académico Ética Sólo cabe la asignatura en los centros privados No existe Filosofía Filosofía Actividad escolar Filosofía Ética Educación moral y social No tiene No tiene Formación personal y social No existe No existe Ética e Historia de las religiones ABC Elena Segura Fuente: Eurydice y elaboración propia Suecia R. Unido (1) Dinamarca (1) Irlanda Holanda (3) Bélgica Luxemburgo (1) Portugal Francia (2) Suiza Austria (1) Alemania (1) Polonia (1) Ucrania Letonia Lituania Opcional Rumanía Bulgaria Eslovaquia Croacia Bélgica Bulgaria Croacia Eslovaquia España Francia (sólo en Alsacia y Lorena) Holanda (centros públicos) Irlanda Italia Letonia Lituania Portugal Italia España Malta (1) Grecia (1) (1) Se puede pedir dispensa o exención. (2) Sólo se imparte en Alsacia y Lorena. (3) Obligatoria en los centros confesionales y de libre elección en los centros públicos España da la nota en Religión Todos los países de la Unión Europea (UE) incluyen en sus programas la enseñanza de la Religión, como obligatoria o como optativa, y sólo Francia permite algunas excepciones. España aún no ha resuelto el problema y mantiene viva la polémica M. ASENJO MADRID. El debate sobre la enseñanza de la Religión en la escuela, que en España se mantiene vivo incluso con tintes agresivos, ha sido superado en Europa y en ningún otro país comunitario se utiliza como arma arrojadiza y como instrumento ideológico por unos u otros. En el viejo continente, la complejidad de los sistemas educativos impide establecer unos rasgos comunes de la enseñanza religiosa. No obstante, la mayoría de los países incluye en sus programas escolares esta materia. Según la Oficina de Estadística de las Comunidades Europeas, sólo Francia constituye la excepción, ya que excluye del currículum la enseñanza religiosa. Francia es precisamente el país más complejo en cuanto a la regulación de la asignatura. De acuerdo con el principio de laicidad, se producen tres situaciones. En los centros públicos la Religión se mantiene fuera del horario escolar, pero en Primaria las distintas confesiones pueden reservarse algunas horas para su enseñanza. En los colegios privados con contrato de asociación (fórmual equivalente a los conciertos en España) la formación religiosa se imparte dentro del horario lectivo. Finalmente, en la red pública del Alto y Bajo Rin (Alsacia Lorena) y en Mosela está dentro del horario académico, en cumplimiento de los acuerdos que mantienen con la Iglesia católica. Salvo en este caso, los Estados europeo se apoyan en el principio de libertad religiosa para garantizar el derecho de los alumnos de Primaria y Secundaria a recibir enseñanza confesional o, en su caso, la alternativa que cada uno establezca. Ésta se configura como educación moral o filosófica, valores o estudio dirigido. La enseñanza religiosa se reserva en exclusiva a la católica, aunque con algunos acuerdos con otras confesiones, en Luxemburgo, Polonia y Croacia. Asimismo, la Iglesia presbiteriana escocesa y la Iglesia Oriental de Cristo en Grecia gozan también de este privilegio. Otros Estados mantienen acuerdos con la Iglesia católica o con otras confesiones. En España continúan vigentes los firmados en 1979 entre el Estado y la Santa Sede y los establecidos años después con las confesiones islámica, evangelista y judía. El derecho a la libertad religiosa rige tanto para los centros públicos como para los privados, pero en los colegios confesionales el Estado no puede imponer la enseñanza de una religión que se oponga al ideario. La situación actual en España es la que reguló la Ley de Ordenación General del Sistema Educativo (Logse) de 1990, dereogada por la Ley de Educación (LOE) que se encuentra en pleno proceso de desarrollo normativo. Mientras no se aprueben las nuevas enseñanzas, la Religión es de obligatoria oferta para los centros y de libre elección para los alumnos. Es evaluable pero no computable para becas, selectividad y para aquellas situaciones en las que, por ejemplo, para optar a una plaza se exija el expediente. Como alternativa, tiene estudio u otro tipo de actividades. Además, en Secundaria existe una opción poco utilizada: los talleres de Sociedad, Cultura y Religión. En el Reino Unido, Alemania y los Países Bajos, al igual que en los Estados nórdicos, la Religión es obligatoria, con petición de exención. En Gran Bretaña, los colegios religiosos organizan actividades y servicios religiosos y los laicos promueven actividades que incluyen enseñanza religiosa. Los países incorporados más recientemente a la UE y en los que lo harán en enero (Rumanía y Bulgaria) se viven situaciones parecidas. Los profesores deben reunir diferentes requisitos. En gran parte de los casos, la jerarquía de la confesión correspondiente debe autorizarles a impartir la materia antes de ser contratados por el Estado o las Administraciones educativas que corrresponda. A veces, se exige también una titulación concreta e incluso la pertenencia al credo en el que forman o la condición de catequista. Asignatura con versión confesional y aconfesional, sin alternativa reglada Los proyectos de enseñanzas mínimas que desarrollan la Ley de Educación (LOE) establecen que en el sistema educativo español la Religión será de obligatoria oferta para los centros y de libre elección para los alumnos, puntuable (contará para pasar de curso) pero no computable para becas o selectividad y sin alternativa reglada. Como novedad, en Educación Secundaria Obligatoria (ESO) los borradores incluyen una asignatura con doble versión, confesional y aconfesional (Historia y Cultura de las Religiones) Para quienes no elijan ninguna de las dos, el proyecto determina que los centros les procurarán la debida atención educativa. Pero, según las previsiones del Gobierno, los colegios podrán acordar con los padres que a la hora de clase de Religión puedan abandonar el colegio y marcharse a sus casas. Y esto también en Primaria. La iniciativa ha causado sorpresa y ha abierto una nueva arista en el proceso.