Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 CULTURAyESPECTÁCULOS DOMINGO 26 s 11 s 2006 ABC La película mexicana El violín Colón de Oro del festival de Huelva ABC HUELVA. La película mexicana El violín dirigida por Francisco Vargas Quevedo, obtuvo ayer el Colón de Oro del XXXII Festival Iberoamericano de cine de Huelva. La película, que protagonizan Ángel Tavira, Dagoberto Gama, Fermín Martínez y Gerardo Taracena, narra la historia de Plutarco, su hijo Genaro y su nieto Lucio, que llevan una doble vida, ya que, por una parte, son humildes músicos rurales y, por otra, apoyan activamente al movimiento guerrillero campesino contra el Gobierno opresor. El jurado, informa Efe, concedió por unanimidad el premio a El violín El premio Especial del Jurado ha sido para la película Páginas del diario de Mauricio de Manuel Pérez (Cuba, España y México) la Carabela de Plata al mejor director novel ha sido para Jorge Durán por la película Proibido proibir (Brasil, Chile y España) y el Colón de Plata al mejor director para el argentino Alejandro Doria por Las manos (España y Argentina) que también se ha llevado el premio del Público. El Colón de Plata al mejor actor lo ha ganado Jesús Aranda por la película Chicha tu ma- dre (Perú y Argentina) La distinción a la mejor actriz ha sido para Kate del Castillo por la película American visa de Juan Carlos Valdivia (Bolivia y México) el galardón al mejor guión original, para Jorge Durán por Proibido proibir (Brasil, Chile y España) y el de la mejor fotografía para Martín Boege Paré por la película El violín Por su parte, el jurado de la Sección Oficial a Concurso en el apartado de cortometrajes acordó conceder el Premio RTVA- Caja San Fernando a La leche y el agua de Celso García (México) CLÁSICA Concierto de Sta. Cecilia Obras de Brahms y ShostakovichsIntérprete: Orquesta Sinfónica de Madrid s Director: P. SteinbergsSolistas: A. Malikian (violín) y D. A. Balaan (chelo) sLugar: Auditorio Nacional, Madrid Una velada para el recuerdo ANTONIO IGLESIAS Pocas, muy pocas veces sale uno de un concierto tan contento, tan satisfecho de lo escuchado. Asistí a no pocos de los más recientes tradicionales conciertos de Santa Cecilia de nuestra Sinfónica madrileña. Pues bien; jamás obtuve la sensación de haber participado en manifestación musical de semejante altura... Por todo concepto y, sincerísimamente, haciéndolo depender del aspecto interpretativo, tan completo como para desatender la relativa estima para las dos grandes partituras del programa que nuestra querida Sinfónica madrileña, quiso brindarnos en la festividad de nuestra patrona Santa Cecilia. Desde la misma iniciación del Doble Concerto para violín, violonchelo y orquesta, Op. 102 última página sinfónica escrita por Johannes Brahms, abierta con sus intensos acentos en la orquesta- -a los que seguiría el primer solo del violonchelo- hubimos la sensación que recibimos tan de tarde en tarde de las grandes agrupaciones instrumentales más prestigiosas. Ni la gran categoría que se reconoce en dos excelentes virtuosos, los solistas (mimbres de la centuria madrileña) el violinista libanés Ara Malikian y Dragos Alexandru Balaan, volonchelista rumano, magníficos por múltiples calidades técnicas y conceptuales, admirables en sus participaciones vencidas con tamaña holgura, serían capaces de apartarnos de una mantenida admiración por cuanto ocurría en la orquesta de grande y bueno. Por si ello no fuera un seguro de muestra, en la segunda, dedicada a la Décima sinfonía, Op. 93 de Shostakovich, tan desigual en no pocos aspectos como erizada de problemas interpretativos, merced a la categoría de los profesores, esta vez a las órdenes de Pinchas Steinberg, gesto severo pero con muy eficaces resultados, logros mil traductores del total de las múltiples incidencias de la página rusa, creo no exagerara al reconocerle como excelente y hasta impecable, si no fuera porque el alarde virtuosista del final no llegara a superarlo. Verdaderamente, Santa Cecilia fue celebrada en triunfo.