Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 AGENDA Necrológicas DOMINGO 26 s 11 s 2006 ABC Anita O Day La gran dama blanca del jazz Considerada como una de las grandes figuras de la historia del jazz, murió en Los Ángeles a los 87 años J. BRAVO Una de las últimas fotografías de Anita O Day, fallecida el viernes en un hospital de Los Ángeles y distribuida a raíz de su muerte, mostraba a la cantante en la modesta y pequeña habitación que ocupaba en una residencia de ancianos, la Danmar Retirement Villa. Era el año 1999. Una cómoda repleta de frascos y de cremas, un espejo con decenas de notas encajadas en sus bordes y un atril con una partitura abierta le otorgaban a la estancia aspecto de camerino, que seguramente era para la cantante lo más parecido a un hogar. Cuando se tomó la imagen, Anita O Day, última representante de la época de las big band era ya una sombra de la gran artista que fue, de la cantante que jugó en la misma liga que el gran trío vocal femenino de la historia del jazz: Ella Fitzgerald, Sarah Vaughan y Billie Holiday. Era blanca, pero cantaba con la intensidad y el quiebro de las voces negras. Su último disco, que se editó el año pasado (y que terminó de grabar el 18 de octubre de 2005, el mismo día en que cumplía 86 años) se llamaba Indestructible un significativo título que decía mucho del carácter de esta mujer. Su verdadero nombre era Anita Belle Colton. Nacida en Chicago, se crió junto a su madre, que pronto la inició en el mundo artístico. Apenas era una adolescente cuando participó en su primer maratón de danza. No fue el primero, y durante su primera juventud pasó mucho tiempo en la carretera, yendo de un concurso a otro. Pronto dejó el baile para inclinarse por la canción, aunque su primera experiencia no fue nada positiva. El clarinetista Benny Goodman la rechazó y prefirió a Peggy Lee como cantante de su orquesta. En 1941 cambió su suerte, ya que el batería Gene Krupa la contrató para que cantara en su orquesta. Poco después se incorporaba al conjunto el trompetista Roy Eldridge. Allí cimentó su fama. En 1943 la orquesta de Krupa se disolvió (al ser detenido y encarcelado el músico) y Anita O Day trabajó junto a Woody Herman Stan Kenton, con el que cantó And her tears flowed like wine antes de volver con Krupa. El verdadero despegue de su carrera Anita O Day, durante una de sus actuaciones en el Atlas Club de Los Ángeles, en mayo de 1999. AP se produjo tras grabar su primer álbum- -que fue también el primer LP del legendario sello Verve- Anita era el título de este disco, primero de una larga serie en la que la artista mostró la limpieza de su voz, su capacidad para la improvisación y un extraordinario sentido del ritmo. En este disco, Anita O Day trabajó junto al productor Norman Granz. Él y el batería John Poole, que estaría junto a ella durante más de treinta años, le ayudaron a dar un extraordinario salto en su carrera, que a partir de entonces desarrollaría en solitario. Fue, también, una manera de superar su adicción a las drogas, que más tarde volvería a darle muchos problemas y que, finalmente, arruinarían su carrera. En los años cincuenta actuó en los más prestigiosos festivales de jazz de todo el mundo al lado de figuras como Louis Armstrong, Dinah Washington, George Shearing o Thelonious Monk. Su intervención en el festival de jazz de Newport en 1958 le dio fama internacional, gracias al documental que se filmó en aquel certamen, y que se comercializó con el título de Jazz on a summer day Fue aquella la mejor etapa de la artista, reflejada en discos como Anita O Day Swings Cole Porter with Billy May Anita Sings the Most (junto a Oscar Peterson) Pick Yourself Up, Anita Cool Heat o Time for Two Participó, también, en numerosos festivales de jazz en todo el mundo. El éxito le llevó de nuevo a las drogas. Anita O Day se convirtió en una adicta a la heroína y en 1969 estuvo a punto de morir de una sobredosis. Se recuperó y un año después reapareció en el Festival de Jazz de Berlín. Siguió su actividad durante esta década, y creó su propio sello discográfico, Emily Records, con el que grabó varios discos, en los que su talento se mantenía intacto pero su voz ya mostraba su deterioro. En 1981 publicó su autobiografía, High times, hard times en los que hablaba sin tapujos de sus problemas con las drogas y el alcohol, así como de otras cuestiones personales. Anita O Day murió sin descendencia y sin familia directa. Su representante, Robbie Cavolina, dijo que murió mientras dormía de un ataque cardíaco, cuando se reponía de una neumonía Padecía también alzheimer, y hacía unos días que había pedido que se la llevaran del hospital. Su testamento, un documental, Anita O Day. La vida de una cantante de Jazz que ha dirigido el propio Cavolina. Valentín Elizalde, cantante de música grupera El cantante de música grupera Valentín Elizalde fue ejecutado este sábado en Reynosa, al abandonar el Palenque de esta ciudad del Estado mexicano de Tamaulipas, donde acababa de protagonizar un concierto. Elizalde, de 27 años y conocido como El Gallo de Oro fue acribillado cuando se dirigía en su camioneta a ofrecer un recital privado. Además del artista fueron asesinados su mánager, Mario Mendoza, y su chófer, Raymundo Ballesteros, según informa la pagina web del músico. La emboscada se produjo poco después de las tres de la madrugada. Elizalde trató de escapar, pero fue alcanzado por desconocidos a bordo de varios automóviles, quienes ametrallaron su vehículo. En el lugar fueron recogidos setenta casquillos de bala de calibre 223 y de las utilizadas en El cantante Valentín Elizalde durante la presentación de su disco Soy así en Ciudad de México. EFE los fusiles AK- 47 o cuerno de chivo Nacido en un pueblo del municipio de Etchoja Jitonhueca, en Sonora, Estado donde cursó estudios de Derecho, Valentín decidió seguir los pasos artísti- cos de su padre, Lalo El Gallo Elizalde quien perdió la vida en accidente de coche. Tras darse a conocer en el norte del país y en algunas localidades estadounidenses, Elizalde grabó su primer disco. A partir del segundo, Regresan los mafiosos tuvo acceso a públicos más amplios, lo que le facilitó firmar por una multinacional, Universal Music. La música grupera o norteña es la más popular en México y el sur de Estados Unidos, y en ella se enmarcan los tradicionales corridos y canciones rancheras. Surgida a comienzos del siglo XX en el norte de México y sur de Texas, sus intérpretes se caracterizan por estar acompañados de acordeón, bajo, bajo sexto y batería, a los que últimamente se han incorporado teclados y guitarras eléctricas. El género fue revitalizado a finales de los ochenta por grupos como Los Tigres del Norte o la desaparecida cantante tex- mex Selena. Manuel M. CASCANTE Betty Comden, en una imagen tomada en 2003 AP Betty Comden Ha fallecido en su residencia de Nueva York, a consecuencia de un fallo cardíaco, la compositora estadounidense Betty Comden, que participó en la creación de canciones tan célebres como Cantando bajo la lluvia (interpretadas por los actores Gene Kelly, Donald O Connor y Debbie Reynolds) y New York, New York Comden era conocida junto a su pareja, Adolph Green, por la creación de relevantes obras musicales del cine de los años cincuenta, como On the town Just in time Neverland Some other time y Wonderful town muchos de ellos homenajes a la ciudad de Nueva York. Posteriormente, ambos adaptaron al cine el libreto de On the town que fue llevado a la pantalla grande en 1949. La pareja creó en 1952 la música para Cantando bajo la lluvia y Melodías de Broadway un año más tarde. Muchos vieron en su relación singulares puntos de coincidencia con sus canciones. Ambos habían nacido en la ciudad de los rascacielos, en la segunda década del siglo pasado y con sus melodías ganaron en Broadway siete premios Tony. Adolph Green murió en octubre de 2002 en Manhattan.