Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA Primeras contradicciones en el nuevo tripartito DOMINGO 26 s 11 s 2006 ABC Los socios verdes de Montilla piden al Gobierno despenalizar la okupación Sectores del tripartito temen que un error de Saura al frente de Interior pueda convertir Barcelona en el centro europeo antisistema I. A. BARCELONA. La formación Els Verds- Esquerra Ecologista de Catalunya- -que forma parte de Iniciativa, el partido del nuevo consejero de Interior de la Generalitat, Joan Saura- -pidió ayer al Gobierno despenalizar la okupación de viviendas abandonadas que son rehabilitadas con un objetivo social o cultural Los ecologistas, integrados en ICV defen, dieron esta tesis apenas un día después de la investidura de José Montilla como nuevo presidente de la Generalitat y cuando Saura todavía no ha podido tomar posesión como nuevo responsable de la Seguridad en Cataluña, abriendo así el libro de las contradicciones internas del nuevo tripartito catalán, antes incluso de su constitución formal. En concreto, los ecologistas reclaman al Gobierno que suprima el apartado 2 del artículo 245 del Código Penal, según el cual el que ocupare, sin autorización debida, un inmueble, vivienda o edificio ajenos que no constituyan morada, o se mantuviere en ellos contra la voluntad de su titular, será castigado con una pena de tres a seis meses cultades económicas e instó a que se modifique la ley de Arrendamientos Urbanos para acabar con el mobbing que sufren las personas mayores que tienen alquileres a bajo precio. En su opinión, el problema no son los okupas, sino la especulación urbanística que hipoteca a los jóvenes El comunicado ecologista choca frontalmente con la exigencia de discreción y cohesión interna de Montilla a los miembros de su equipo y sitúa de nuevo en primer plano todas las prevenciones provocadas por la elección de Saura como titular de ICV asuma también el desgaste de la gestión de gobierno y no siga creciendo a su costa. Una cartera que Saura no deseaba y que le puede provocar más de un conflicto con la filosofía del partido y su electorado. Pero no son pocas las voces que apuntan a que la apuesta es demasiado arriesgada, puesto que un primer error de Saura al frente de los Mossos ante el movimiento okupa -ahora que la mano dura exhibida por Montserrat Tura empezaba a dar ciertos frutos- -podría provocar un efecto llamada que devuelva a Barcelona a batallas con los antisistema como las vividas a partir de 2003 a raíz de la Guerra de Irak. Los desacuerdos El programa del PSC e ICV ha sido fácilmente casable en materia de políticas sociales, pero la filosofía de los ecosocialistas en otros ámbitos dista mucho de la del PSC. La defensa de los okupas y otros colectivos antisistema, la apuesta por regularizar a los inmigrantes ilegales o la visión de las infraestructuras que necesita Cataluña enfrentan a ambos partidos, lo que ha obligado a pasar de puntillas sobre estos puntos en el programa de gobierno. Una cartera para desgastar a ICV Fuentes próximas al nuevo gobierno han apuntado que fue Montilla quien ofreció esa cartera al líder ecosocialista, el único que ha subido en votos y escaños en las autonómicas. Los socialistas querían que Saura asumiera un departamento complicado para que Montilla ofreció Interior a Saura para que ICV sufriera el mismo desgaste que el PSC en el Gobierno Contra los desalojos Els Verds consideran que el movimiento okupa, con su actuación, únicamente denuncia la vulneración del derecho constitucional a disfrutar de una vivienda digna, así como la especulación urbanística y la precariedad laboral que hace que muchos jóvenes no se puedan ni plantear tener una vivienda para independizarse. La formación ecologista ha elogiado el trabajo realizado por los jóvenes okupas en el centro La Makabra -una antigua fábrica de Barcelona desalojada la semana pasada- -y la labor que desarrollan en diferentes centros sociales okupados como Can Masdéu, Can Vies o la Ópera, que se han convertido en un referente social y cultural En este contexto, el portavoz ecologista, Antoni García, instó ayer al Gobierno a tomar conciencia del problema y pidió más recursos económicos porque no puede ser que los jóvenes españoles sean los que más tardan en independizarse de la Unión Europea También reclamó más políticas activas para las personas con difi- Montilla, presidente electo, y el alcalde barcelonés, Jordi Hereu, participaron ayer en un acto contra la violencia de género PATRICIA ESTEVE Los consejeros del PSC, en vilo a la espera de la llamada del president IVA ANGUERA DE SOJO BARCELONA. El gobierno catalán de la Entesa tomará posesión el próximo miércoles, apenas un día después de que sus integrantes sean confirmados por el nuevo presidente catalán, José Montilla. Ese mismo día, Montilla reunirá por primera vez a su Ejecutivo para ponerlo a trabajar. Los tres partidos que dan apoyo al nuevo gobierno tienen claro que no pueden repetir errores, lo que incluye la elección de los integrantes del ejecutivo. De momento, los únicos nombres seguros pertenecen a las carteras adjudicadas a ERC e ICV ya que los socialistas siguen en vilo a la espera de que Montilla dé a conocer su equipo. El único que tiene plaza asegurada es el consejero de Economía y número dos de Montilla en las listas, Antoni Castells. Aunque también parece segura la continuidad de la titular de Salud, Marina Geli. Por contra, dos pesos pesados del PSC como el número dos de Pasqual Maragall en el gobierno y líder del poderoso clan de Girona Joaquim Nadal, tiene algo más que un pie fuera del ejecutivo catalán. Otro tanto le sucede a la hasta ahora titular de Interior y número 4 de la lista, Montserrat Tura. Desbancada por los nuevos equilibrios de poder en el tripartito, que han hecho caer su cartera en manos de ICV podría continuar al frente de Justicia, pero sus declaraciones esta misma semana contra su relevo han complicado su continuidad. En cuanto a los departamentos gobernados por ERC, Josep Lluís Carod- Rovira asumirá Presidencia, como vicepresi- dente del Gobierno catalán, y el número dos del partido, Joan Puigcercós, una consejería de Gobernación reforzada con la Secretaría de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información. Josep Huguet recuperará con toda probabilidad la cartera de Comercio y Turismo, convertida en superconsejería con los departamentos de Industria y Universidades e Investigación. Quedan por confirmar los nombres de Carme Porta al frente de Bienestar y Familia y el periodista Joan Manuel Tresserras al frente de Cultura. Sí está clara la continuidad de Francesc Baltasar al frente de Medio Ambiente y Vivienda, que completa con Joan Saura la cuota de ICV