Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 SÁBADO 25- -11- -2006 ABC GENTE www. abc. es gente Isabel Pantoja abandona la cárcel de Jaén tras visitar a Julián Muñoz el día de su cumpleaños MANUEL MIRÓ Pantoja- Muñoz: las cuentas claras La tonadillera acudió ayer por segunda vez a la cárcel de Jaén, donde se encuentra Julián Muñoz. Isabel pasó cerca de tres horas en prisión y en el vis a vis pudo aclarar las cuentas pendientes con el ex edil y pedirle explicaciones por todo lo que ha aparecido BEATRIZ CORTÁZAR MADRID. Apenas diez minutos después de las once de la mañana un todoterreno negro con los cristales tintados aparecía en la puerta del centro penitenciario Jaén II donde permanece ingresado el ex alcalde marbellí Julián Muñoz. Se trataba de la segunda visita de Isabel Pantoja a la cárcel, sólo que las circunstancias habían cambiado notablemente desde que se encontró con su pareja el pasado 25 de octubre en su primer vis a vis. Si aquella mañana lluviosa Isabel apareció vestida de negro hasta los pies y decidida a mirar a los ojos a su novio tras su detención por la Operación Malaya, ayer el ambiente era muy diferente. Desde que el pasado viernes la Pantoja enviara un comunicado al programa Dónde estás corazón de Antena 3 asegurando que de ser ciertas las informaciones que habían aparecido en los medios según las cuales Muñoz había transferido 400.000 euros a su ex mujer Maite Zaldívar en una cuenta suiza ella sería la primera engañada, el cara a cara con el hombre que ha compartido su vida desde hace tres años era más tenso y definitivo. A pesar de que estos días sus cercanos le han mostrado papeles del auto judicial y otro tipo de documentos, la tonadillera quería mirar a los ojos a su novio y conocer su testimonio. En esa respuesta seguramente se encuentre la clave del futuro de su relación, que algunos dan por terminada aunque la propia Isabel se ha encargado de decir que sigue con Julián. Con paso firme Numerosos reporteros esperaban a la cantante en la puerta de la prisión. Isabel no emuló a otros personajes que se han tapado el rostro o salido corriendo, sino que entró con paso firme y lento, seria pero segura. A los pocos minutos, aparecieron las dos hermanas de Muñoz con sus maridos. También querían estar con Julián el día de su cumpleaños pero su sorpresa fue que nada más llegar tuvieron que abandonar el centro. Pantoja ya estaba con Julián y todo indica que no querían que nadie interrumpiera lo que tenían que hablar, que fue largo y tendido puesto que la artista permaneció tres horas en el interior. Desde que Isabel enviara el citado comunicado, las que podrían ser sus cuñadas se enfadaron y fuentes cercanas aseguran que esa re- lación está muy tirante. Las imágenes de ayer así lo confirman. Pantoja salió como entró. Con la cabeza bien alta, con su poncho de colorines y sus gafas negras y con el coche esperándola en la puerta y dos guardias civiles que acudieron para evitar aglomeraciones con los medios y curiosos que se fueron acercando una vez se supo que estaba dentro. Lo que hayan hablado durante esas tres horas que pasaron juntos es algo que se irá desgranando en las próximas horas o días. Isabel dijo hace ya una semana que ella sería la primera engañada de ser ciertas las acusaciones que caen sobre Muñoz. Una mentira de ese calibre sólo puede dar pie a una ruptura y ése bien podría ser el titular de una exclusiva en una revista en la que explicaría lo que ahora no quiere hablar. Lo que sí es seguro es que en los planes de la artista no está seguir en Marbella. Desde hace un par de meses ha puesto en venta su casa de La Pe- ra para cuya compra pidió una hipoteca que según sus cercanos es muy elevada. Tiene claro que quiere regresar a Madrid, a su casa de La Moraleja, la misma que abandonó por el amor a Julián. El principal problema para Isabel es cambiar a su hija de colegio toda vez que la niña, que ya tiene once años, se encuentra muy a gusto con las amigas que ha hecho y volver a Madrid es como volver a empezar con la desventaja de ser hija de la Pantoja, sin duda, el personaje más mediático de los últimos años. Alegría Entre tanta desgracia, la única alegría que le llega viene de boca de su abogada Graciela Otondo, quien ya tiene fecha para el juicio por la denuncia que puso a quienes la acusaron de irregularidades en la adopción de su hija. Tras suspenderse la semana pasada por causa ajena se espera que estos días se celebre la primera vista. Pantoja seguirá en los titulares y no precisamente por su arte.