Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
25 11 06 TENDENCIAS Visitantes Frecuentada por expertos, coleccionistas, arquitectos o artistas de todo tipo, en estos treinta años la muestra se ha convertido en punto de encuentro social en las fechas prenavideñas. Sobre estas líneas, varios locos por las antigüedades: María José Cantudo, S. A. R. el Conde de Barcelona, Isabel Preysler, la duquesa de Alba y los duques de Badajoz visitando los stands en las primeras ediciones Ana Larrañaga DIRECTORA DE FERIARTE Lo mejor en la feria es pasear y preguntar mucho TEXTO: P. ESPINOSA DE LOS MONTEROS FOTOS: SIGEFREDO Y ABC Feriarte Abierta al público desde el 25 de Noviembre hasta el 3 de Diciembre, en el Pabellón 9 de la Feria de Madrid. Horario continuado de 12 a 21 horas. Precio de la entrada: 9 euros Precio del Catálogo: 15 euros www. feriarte. ifema. es s una de las personas que mejor conoce el complejo mundo de las antigüedades desde todas sus vertientes, la de los profesionales, la de los compradores y la de los organizadores. Ana Larrañaga es directora de Feriarte y lleva en esto desde el año 91. Bajo su dirección se ha iniciado la colaboración con el Museo de Artes Decorativas de Madrid, que organiza cada año una exposición con sus fondos. Más prosaico, pero más importante, bajo su batuta la feria ha alcanzado récords en ventas, en piezas y en visitantes. ¿Cómo era la situación de los anticuarios hace 30 años? -Entonces este mundo no era tan conocido como evidentemente lo es ahora. El ámbito de la feria inicial era Madrid y este carácter tan regional se mantuvo hasta que fueron empezando a entrar anticuarios del resto de España. De todas formas, no es hasta 1997 cuando se decide admitir profesionales extranjeros. ¿Ahí es donde evoluciona el carácter de Feriarte? -Ha habido evolución cuantitativa, me refiero a que hay más expositores, y también cualitativa, porque los criterios de selección son más exigentes. Pero esto responde a una demanda del mercado, porque si el comprador conoce más y sabe más, exige más. Las piezas que demanda hoy son de características más difíciles de conseguir por la rareza, singularidad, estado E de conservación, precio... por muchas variables. Esto es bueno, porque nos obliga a todos, a nosotros también como organizadores, a ser más rigurosos y no sólo en cuanto a la selección de piezas, que eso lo hace un comité de expertos, sino también en cuanto a la puesta en escena, a mejores servicios, a comunicar mejor... ¿Qué le falta a Feriarte? -Trabajar en ese nivel de exigencia, pero dentro del circuito internacional- ¿Y qué le sobra? -En ese recorrido hacia la excelencia le sobran piezas y planteamientos que no evolucionen. ¿Hay lista de espera? -Sí, y a nivel internacional también, aunque esta lista de candidatos sería mayor si pudiéramos hacer una campaña más agresiva, pero para ello tendríamos que garantizar el espacio y no queremos ampliar más. -Marque un itinerario para quien acuda por primera vez. -Que empiece por la exposición del museo, saldrá aprendiendo algo concreto y aplicable. Está dedicada al renacimiento y es muy didáctica. Y que pasee y pregunte mucho. ¿Cómo ve los próximos 30 años de la feria? -Veo en ese tiempo a Feriarte como marca perfectamente situada internacionalmente. La veo así, pero tenemos mucho trabajo por delante, y no sólo nosotros, sino también los anticuarios.