Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ECONOMÍA SÁBADO 25 s 11 s 2006 ABC EURO DÓLAR EN 2006 1,32 1,30 1,28 1,26 1,24 1,22 1.20 1,18 ABC 1,3078 24 11 04 Alemania volverá el próximo año a cumplir el Pacto de Estabilidad La subida del IVA en 2007 provocará una desaceleración del crecimiento económico RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. El parlamento federal aprobó ayer un presupuesto para 2007 con el menor endeudamiento desde 1990. El pronóstico de un 1,5 de déficit público lo sitúa por primera vez en años dentro de los términos del Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea. El presupuesto se estima en 270.500 millones de euros, un 3,4 más que el elaborado para 2006, con unas inversiones que representan el 9 de las cuentas públicas alemanas (24.000 millones de euros) y créditos por valor de 19.600 millones de euros. El presupuesto germano del próximo ejercicio fue aprobado por 405 de los 557 votos y será ratificado en la Cámara Alta a partir del próximo 15 de diciembre. El ministro alemán de Finanzas Steinbrueck anunció ya para este ejercicio un déficit presupuestario final de 2,2 del Producto Interior Bruto (PIB) por debajo del límite de un 3 fijado por el mencionado acuerdo de la Unión Monetaria, y de sólo un 1,5 en 2007. El crecimiento económico del presente año es ya de un 2,3 del PIB y el buen ánimo empresarial lo ve cerrar en un 2,5 aunque volverá a caer a un 1,4 en 2007 por la anunciada subida del IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido) Además, el buen estado de las arcas públicas germanas se debe a un aumento de ingresos, que se verá redoblado por la próxima alza del IVA a partir de enero a un 19 1,16 Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. El euro marca la cota más alta en 19 meses y la Bolsa rompe su racha de 10 semanas al alza La caída de la divisa norteamericana provocó descensos en los mercados s El español fue de los más castigados, con un recorte del 1,37 en el Ibex- 35 J. H. MADRID. La debilidad que viene mostrando el dólar en los últimos días se acentuó todavía más ayer, después de la festividad del Día de Acción de Gracias, ante los buenos datos macroeconómicos alemanes y la espera de una posible subida de los tipos de interés para la zona euro. Así, el euro superó a lo largo del día el listón de los 1,30 dólares, lo que le sitúa en la cota más alta desde abril del pasado año. La divisa europea llegó a alcanzar un cambio máximo intradía de 1,3110 dólares. El euro también confirmó su buen tono frente a otras monedas, sobre todo por su comportamiento respecto a la divisa japonesa, que amenazó los máximos históricos establecidos en 151,65 yenes. Una de las principales causas que están fortaleciendo al euro es el convencimiento que existe en los mercados de que el Banco Central Europeo va a subir los tipos de interés un cuarto de punto, hasta el 3,5 en la próxima reunión que tenga en el mes de diciembre. Según algunos analistas, el detonante del descenso del dólar ayer lo atribuyen a unas declaraciones del vicegobernador del Banco Popular de China, en las que aseguraba que las reservas de divisas de los países del este de Asia están en peligro por la pérdida de valor del dólar. Pero en la Eurozona, la divisa europea se vio fortalecida ayer por la publicación de los últimos datos de crecimiento en Alemania, en los que se aprecia una significativa mejora de sus las exportaciones. El día anterior, festivo en EE. UU. el Instituto IFO había confirmado la mejora de la confianza empresarial en Alemania en noviembre. Los datos de este lado del Atlántico contrastan con el fuerte incremento de los solicitantes de subsidio de desempleo en EE. UU. anunciado ayer. A pesar de que la tasa de paro está en el 4,4 el nivel más bajo en cuatro años, el dato de ayer fue interpretado como un efecto del enfriamiento del mercado de la vivienda sobre el conjunto de la economía. Pero el dólar también ha mostrado su debilidad frente a otras divisas, entre ellas la libra esterlina. La divisa británica también se ha beneficiado de la debilidad del billete verde, pese a que la revisión del PIB del tercer trimestre rebaja la tasa de crecimiento británica en una décima hasta el 2.7 La caída del dólar ha provocado inestabilidad en los mercados de renta variable, que ayer procedieron a la corrección más seria del último mes. La Bolsa española, que es el mercado que mejor comportamiento ha tenido en lo que va de año, fue de los más castigados del Viejo Continente. Su principal índice, el Ibex- 35, se dejó un 1,37 y quedó en 14.088,10 puntos. En las cinco últimas sesiones pierde un 0,58 con lo que rompe una racha de diez semanas al alza, igualando su récord histórico. A pesar de ello, todavía mantiene una revalorización en lo que va de año superior al 31 mientras que el Dax de Fráncfort gana un 18,56 el CAC 40 de París, un 14,30 y el FTSE 100 de Londres, un 8,96 La confianza, en máximos El tercer trimestre del presente ejercicio ha visto una ralentización de la recuperación económica, pero la confianza empresarial sigue en un máximo de 15 años y medios económicos ven sostenibilidad. Exportaciones, demanda interna e inversiones siguen mejorando hasta convertirse en el el séptimo trimestre consecutivo de expansión. Para los analistas, las cifras indican que la reactivación motivada por las exportaciones se ha introducido en la economía doméstica, lo que hace creer que podrá absorber el nuevo IVA sin otro estancamiento. En cuanto a la inflación prevista de los Länder sugiere que el IPC de noviembre habría descendido un 0,1 fijando un 1,5 %i nteranual. Los datos desagregados que ofreció la Oficina de Estadísticas muestran que tanto el consumo privado como el comercio neto contribuyeron en 0,4 puntos al crecimiento del PIB en el trimestre. El número dos del Deutsche Bank pagará 3,2 millones por el caso Mannesmann R. V. BERLÍN. El actual consejero delegado de Deutsche Bank, Josef Ackermann, deberá pagar 3,2 millones de euros para librarse de su responsabilidad en el caso Mannesmann en alusión a la operadora de telefonía que concedió primas a altos ejecutivos de Vodafone. Los acusados de Mannesmann por haber pagado unas primas por valor de 57 millones a altos ejecutivos del rival británico Vodafone con el fin de facilitar su adquisición en 2000 tendrán que hacer frente a una sanción económica de 5,8 millones, según confirmó ayer la Fiscalía de Duesseldorf, uno de cuyos portavoces reconoció que la Fiscalía está dispuesta a finalizar el proceso, pero exige el pago de la multa Ackermann, era en el momento del pago de las bonificaciones miembro del consejo de vigilancia de Mannesmann. Por su parte, Klaus Esser, ex presidente de la compañía, tendría que abonar 1,5 millones. Junto a ellos fueron acusados, entre otros, el que era presidente del Consejo de Vigilancia, Joachim Funk, y el ex secretario general del sindicato alemán del sector, IG Metall, Klaus Zwicke.