Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 SÁBADO 25- -11- -2006 ABC INTERNACIONAL www. abc. es internacional Un unionista indultado irrumpe con bombas en la Asamblea del Ulster Fracasa el intento de formar gobierno por las diferencias entre lealistas y republicanos EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Debía ser el día en que el Partido Democrático Unionista (DUP) y el Sinn Fein escenificaban el compromiso a compartir la dirección del futuro Gobierno autonómico del Ulster, según el plazo puesto por Londres y Dublín. Pero el debate en la Asamblea de Stormont apenas avanzó. Primero, porque nada más comenzar, el presidente del DUP, Ian Paisley, rechazó ser nominado para el puesto de ministro principal de la región hasta que el Sinn Fein, que nominaba a Martin McGuinness como viceministro principal, haga sus deberes de comprometerse con la Policía norirlandesa. Segundo, porque el edificio tuvo que ser desalojado ante la irrupción del conocido lealista Michael Stone, armado con pistola y una bolsa con entre seis y ocho bombas. temores de Ian Paisley a la hora de aceptar cogobernar con la rama política del IRA es que pueda haber una fuga en su partido hacia formaciones más duras, como ya han amenazado algunos cuadros locales. El presidente del Sinn Fein, Gerry Adams, indicó que el incidente había vuelto a poner poner sobre la mesa por una fracción de segundo los viejos demonios norirlandeses, y alabó la valentía con que los agentes aplacaron al intruso lealista. Llamada al entendimiento El ministro para Irlanda del Norte británico, Peter Hain, señaló que el intento de atentado no debía permitir que el proceso de paz descarrile y presentó el paso al que están llamados los partidos como la mejor oportunidad para combatir tal tipo de actitudes, al poner en marcha de una vez el autogobierno democrático. Hain no quiso dar por fracasado el exigido acuerdo entre DUP y Sinn Fein en relación a las nominaciones para los Un agente de seguridad reduce al unionista que pretendía atentar contra la Asamblea puestos de ministro y viceministro principal, y convocó una nueva sesión plenaria de la Asamblea de Stormont para el próximo lunes. Es muy importante- -manifestó Hain- -que los líderes y sus partidos estén juntos para defender la democracia contra este tipo de ataques violentos y espero que la Asamblea pueda reunirse rápidamente el lunes También el primer ministro británico, Tony Blair, rechazó conformarse con el no claramente expresado ayer por Paisley y exigió que se dé el paso previsto en la hoja de ruta establecida el mes pasado en la localidad escocesa de Saint Andrews. No moverse hacia adelante en Irlanda del Norte es fácil; hemos aprendido esto en los últimos diez años. Esto no es porque los líderes políticos así lo quieran, sino porque cada paso hacia un diferente y mejor futuro se toma junto con la memoria de un pasado divisivo y deplorable declaró en tono conciliador desde Downing Street. Forcejeo en la entrada Stone, un unionista condenado a prisión en 1988 por matar a tres personas durante el funeral de tres activistas del IRA, fue interceptado en la puerta misma del edificio, donde agentes de seguridad forcejearon con él para quitarle la pistola que sacó cuando se le dio el alto, así como la bolsa que transportaba, que luego lanzó a un pasillo. Ésta contenía entre seis y ocho bombas. Aunque eran de fabricación bastante amateur según indicó la Policía, tenían un claro potencial de muerte, destrucción y daño El Parlamento fue clausurado el resto de la jornada para comprobar que no hubiera más bombas. La Policía sospecha que Stone no actuaba solo, pero no ha podido determinar aún si la acción formaba parte de un complot de paramilitares con el fin de demostrar el firme rechazo de un sector del unionismo radical al pacto al que parecen encaminarse el DUP y el Sinn Fein. Precisamente, uno de los Paisley rechaza ser el ministro principal hasta que el Sinn Fein ceda y reconozca a la Policía norirlandesa E. J. BLASCO LONDRES. ¿Quién entorcepe más el progreso del proceso irlandés, Paisley o Adams? Al presidente del DUP se le suele presentar en ocasiones como el recalcitrante unionista que pone palos en las ruedas, pero en realidad es el Sinn Fein el que básicamente no cumple con sus compromisos. No lo hizo durante años en relación a la entrega de las armas del IRA, exigida por los Acuerdos de Viernes Santo de 1998, lo que arrastró al fracaso del unionismo moderado de David Trimble, y ahora se resiste a reconocer la autoridad de la Policía y la Justicia norirlandesas. Paisley teme que le ocurra como a Trimble y exige para sentarse en el futuro Gobierno del Ulster que el Sinn Fein exprese antes ese compromiso requerido por la última hoja de ruta, los Acuerdos de Saint Andrews del mes pasado. Los republicanos ya anunciaron días atrás que darán ese paso, pero aún no lo han ejecutado. Por eso, el líder del DUP declinó ayer ser nominado para el puesto de ministro principal de la región, por más que sólo era un paso formal, ya que el Gobierno no se constituirá hasta finales de marzo, tras las elecciones convocadas para el día 7 de ese mes. Los Acuerdos de Saint Andrews exigían que ayer se procediera a esa nominación, junto con la de un representante del Sinn Fein, Martin McGuinness, como viceministro principal, pero también plantean que los republicanos se comprometan con la Policía y la Justicia. Como el Sinn Fein aún no ha dado ese paso decisivo, el DUP no está requerido a comprometerse con ningún aspecto del poder compartido por adelantado declaró Paisley. Adams se limitó a indicar la disposición de compartir el poder con el DUP, por más que esto suponga un notable esfuerzo para su formación. Es difícil que en la sesión del próximo lunes la Asamblea de Stormont supere esta situación, habida cuenta de que las elecciones ya están convocadas y ni DUP ni Sinn Fein van a dar el paso que más les cuesta por temor al castigo electoral.