Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 ESPAÑA SÁBADO 25 s 11 s 2006 ABC RELIGIÓN El obispo de Palencia pide a los jóvenes mandar el porro a la porra No es lo mismo ser alegres que ponerse alegres advierte José Ignacio Munilla, quien resalta que la droga es un problema moral J. BASTANTE MADRID. Manda el porro a la porra es el sugerente título de la primera carta pastoral del obispo de Palencia, José Ignacio Munilla, en el que aclara que esta cuestión, que cada vez afecta a más jóvenes, es un problema moral La pastoral, que ha sido enviada a través de sms y correo electrónico a buena parte de los jóvenes de la diócesis, aborda, con estilo directo y sencillo, el problema moral de la relación de los jóvenes con las drogas. Poco importa que sea botellón, porros, rayas, pastillas... ya te imaginas de lo que quiero hablarte No es cuestión de mirar para otro lado o de meter la cabeza debajo del ala. Aquí hay un problema muy gordo resalta Munilla, quien recuerda que la edad de inicio en el consumo de las drogas es cada vez más temprana Para el prelado, los problemas que origina dicho consumo son fuertes y de muchos tipos: psiquiátricos (esquizofrenias, psicosis, depresiones... psicológicos (desinhibición, falta de reflejos... físicos (apetito desmedido, propensión a ataques de corazón, problemas respiratorios... familiares, afectivos, laborales, escolares, de amistades, etc... Para el obispo de Palencia, la droga se impone por defecto, por falta de ideales firmes y trascendentes Frente a ello, Munilla propone el descubrimiento de su vocación al amor a los demás como clave del sentido y en la que, como comprenderás, las drogas no tienen sitio Por desgracia- -reconoce- -las cosas no son tan sencillas. Se nos dice que hay que ser espontáneos, dejarse llevar por los propios impulsos olvidando que el principal enemigo lo tenemos en nosotros mismos Personalmente, no conozco a nadie que se haya iniciado en las drogas tras una decisión madura y libre advierte Munilla, quien asegura que en el mundo de las drogas, no te conduces, sino que eres arrastrado Endesa financiará la iluminación de las catedrales españolas J. B. MADRID. El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) Ricardo Blázquez, y el presidente de la Fundación Endesa, Rodolfo Martín Villa, firmaron esta semana la renovación de su convenio de colaboración para la iluminación de catedrales, templos y otros edificios integrantes del Patrimonio Histórico- Cultural de la Iglesia, vigente desde 1998. En virtud del mismo, la Fundación Endesa financiará la mitad de los proyectos de iluminación, mientras que las diócesis aportarán el 50 restante. Sin embargo, según reza el documento, la financiación concreta de cada uno de los proyectos tratará de acomodarse a las posibilidades de las diócesis e instituciones religiosas Comisión de seguimiento El convenio establece la creación de una Comisión Mixta para su seguimiento y ejecución, que estará compuesta por dos representantes de la CEE y por el director de la Fundación. Dicha comisión será la encargada de establecer el procedimiento para seleccionar los inmuebles, que luego deberán ser aprobadas por la Comisión Permanente del Episcopado. El nuevo acuerdo desarrolla los dos suscritos en 1998 y 2001, que a lo largo de este tiempo han permitido la iluminación de 42 catedrales y más de un centenar de templos, entre basílicas, monasterios, santuarios, ermitas e iglesias. El obispo califica de epidemia el problema de la droga El nuevo prelado recuerda que una de las características principales de la droga en nuestros días es su estrecha relación con la cultura del ocio Y añade: Digámoslo claramente: La felicidad no es fruto únicamente de la diversión. En realidad, si no eres feliz el miércoles, tampoco lo vas a ser el sábado por la noche. El motivo es muy sencillo: no es lo mismo ser alegres que ponerse ale- EFE Ponerse alegres Aunque nos suela humillar el reconocerlo, el entorno nos afecta bastante más de lo que suponemos. El ambiente nos hace de la misma forma que nosotros hacemos el ambiente. No es prudente suponer que vayamos a estar habitualmente en medio del fuego, sin quemarnos resalta el obispo. gres La felicidad no está al alcance de una moneda ni de una sustancia química Finalmente, José Ignacio Munilla invita a todos aquellos jóvenes que tienen problemas con la drogas a buscar ayuda porque, concluye hay muchas razones para luchar por la verdadera libertad, por una vida sin drogas. Tantas, como razones para el amor, la fe y la esperanza Detener la epidemia A mí no me gustaría que un joven decidiese dejar las drogas, presionado solamente por motivos médicos, laborales, policiales o familiares apunta el obispo, Todas estas razones, aun siendo importantísimas, son externas En su opinión, hoy en día no creo que nadie entre en el mundo de la drogas por desinformación o por mera curiosidad Sin embargo, recalca, la mera información no ha sido capaz de detener esta epidemia Tras reconocer que hubo un tiempo en que la droga tenía connotaciones de rebeldía e insumisión hoy fumarse un porro, lejos de ser un signo de rebeldía, es signo de integración y sumisión a la cultura dominante Ya tenemos la libertad, y ahora, ¿qué hacemos con ella? LA MISIÓN Jesús Higueras LOS JÓVENES Y LA IGLESIA L a Iglesia es joven. Así lo manifestó Benedicto XVI en la homilía de inauguración de su Pontificado. Si la Iglesia es joven, es porque Cristo siempre es joven y porque su mensaje sólo interesa a los corazones jóvenes. Cuando nos asomamos e intentamos ver la realidad de la juventud en España, nos podría dar una primera impresión decepcionante. Son tantos los caminos que escogen los jóvenes para anestesiarse y huir de su propia realidad, que podríamos pensar que la juventud en España está despistada y perdida. Pero no son tiempos de lamentos ni de quejas, sino más bien de esperanza, porque son muchos los jóvenes que siguen escuchando la llamada de Cristo, que quieren vivir una familia cristiana o una vocación consagrada. Es verdad que no son mayoría, pero no es menos cierto que siguen siendo un fermento para la sociedad y para el mundo. Son la esperanza de la Iglesia y de la humanidad, y la Iglesia del futuro les pertenece. Todos aquellos que queremos vivir el misterio de Cristo en la Iglesia, nos debemos preguntar si sabemos ofrecer a los jóvenes el verdadero Rostro de Cristo. A los jóvenes no les gustan las medias verdades, ni que se les den todas las facilidades. Con Cristo no hay que hacer rebajas para no asustarse de sus enseñanzas, sino que cuando se puede conocer el verdadero mensaje, la verdadera persona de Jesús de Nazaret, se siente un impulso grandísimo a seguirle. A los jóvenes les gusta la radicalidad, buscar la santidad. Hemos de perder los complejos y hablar con claridad de desprendimiento, sacrificio, castidad, obediencia al plan de Dios, y no como una negación de la libertad, sino como una afirmación gozosa de un estilo de vida que convence y que llena. Sin embargo no nos pode- mos engañar. Son muchos los enemigos de Cristo y muchos los elementos que distorsionan el verdadero Rostro del Señor. Hoy en día hace falta mucha personalidad para saber estar por encima de las modas tontas, los consumismos y hedonismos que nos hacen huir de la realidad. Tenemos que plantearnos cómo poder dar a conocer el Rostro del Señor a los jóvenes con la confianza puesta en el Espíritu que movió a los apóstoles y a los misioneros. Tendremos que anunciar con pasión a la gente joven que su vida tiene un sentido, un valor, que pueden construir una nueva humanidad y no deben perder la esperanza. Anunciar a Jesucristo en el mundo joven de hoy, es el gran reto y la gran tarea que la Iglesia se propone.