Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 25- -11- -2006 Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las mujeres ESPAÑA 23 Víctimas que no declaran contra su agresor Uno de los problemas a la hora de condenar a los maltratadores surge por la renuncia de la víctima a declarar contra su pareja o ex pareja. Son delitos de carácter público que pueden ser perseguidos por el fiscal sin acusación particular, pero aun así el testimonio de la víctima es, en ocasiones, el único medio de prueba. En unas jornadas recientes sobre Violencia de Género un juez de Madrid ofreció la siguiente estadística. De ochenta casos remitidos a su juzgado (penal) en 41 la mujer se acogió a su derecho de no declarar contra su pareja o cónyuge; en los 39 que sí declararon, 13 fue para exculpar a su agresor. A una funcionaria se le tuerce el gesto tras una llamada. Es una víctima que quiere retirar la denuncia. Ya hay dictada orden de alejamiento contra su pareja Su compañera la mira por encima de las gafas y sigue preguntando a una mujer paraguaya si ha entendido lo que supone denunciar a su ex marido que incumple sistemáticamente el régimen de visitas de los hijos comunes. Poco antes, al echar un vistazo a la agenda hemos comprobado que éste es otro de los temas recurrentes. La próxima semana el juez tiene cinco vistas seguidas de la misma pareja que soluciona el reparto de sus niños en los puentes y fiestas de guardar a base de denuncias mutuas (antes estos incumplimientos se liquidaban en la vía civil) Eso será el miércoles porque el lunes, sin la agenda delante, el juez ya nos anticipa cómo empezará su semana y cómo probablemente se irá a comer muy tarde, lo que se ha convertido en norma. Zapatero aún no ha implantado la comarcalización de juzgados En enero serán 40 las sedes dedicadas sólo a violencia de género, pero sigue pendiente agrupar las mixtas ya saturadas C. M. MADRID. Es una reivindicación que procede del minuto cero de la entrada en vigor de la ley Integral contra la violencia de género, pero que ha ido a más: la necesidad de poner en marcha nuevos juzgados exclusivos, dado el aumento imparable de las denuncias por malos tratos (ya han superado las cien mil) El 29 de junio de 2005 entraron en vigor 17 en toda España, se han producido varias ampliaciones hasta los 27 que funcionan en la actualidad y está previsto que el 1 de enero alcancen los 40. Pese a que en varias ocasiones se ha denunciado la carga de trabajo que soportan estos Juzgados, la peor parte se la llevan algunos de los llamados compatibles o mixtos creados en el resto de partidos judiciales- -más de 400- tal y como ha vuelto a reconocer el Observatorio contra la Violencia doméstica y de género. Estos órganos asumen todos los asuntos de violencia sobre la mujer dentro de cada partido judicial, pero también conocen el resto de asuntos penales y civiles y esta compatibilización origina disfunciones La solución, tal y como admitió el Gobierno hace ya varios meses, pasa por crear juzgados exclusivos para algunos partidos judiciales o que puedan agrupar dos o más partidos; es la mal llamada comarcalización aplicada a los juzgados que se encargan de la violencia sexista que pondría fin a los problemas que generan las normas de reparto- -cambiantes- -en las actuales sedes mixtas. salga adelante antes de finales de año. Algunos jueces cuestionan la creación de juzgados exclusivos en ciudades como Vigo, Badajoz o Pamplona donde el número de asuntos es inferior al de algunas localidades de la periferia de Madrid (Móstoles o Fuenlabrada) o Barcelona, por ejemplo, según las estadísticas del CGPJ. Según el Observatorio, en el ámbito judicial se ha mejorado la coordinación con el Ministerio Fiscal, la Policía Judicial y el resto de administraciones. No obstante, el número de fiscales dedicados a violencia de género sigue siendo claramente insuficiente. Una juez de violencia sobre la mujer escribía hace unos meses en relación a esta cuestión: Así no podemos funcionar. El fiscal hoy está cubriendo mi Juzgado y el de violencia del otro partido judicial que está a no menos de 20 kilómetros. Además cubre la guardia del Juzgado de Instrucción de mi partido y la del Juzgado de guardia del partido de al lado Tienen 6 juicios rápidos sin detenido y 5 faltas rápidas Informe favorable Las únicas condiciones que se han planteado para esta comarcalización a la que ya se refirió el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, es que no superen los 30 kilómetros de distancia de la población de referencia y que existan facilidades de transporte. El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ya emitió un informe favorable antes del verano y la reforma incluida en la ley de Demarcación y planta se tramita en el Congreso aunque no es previsible que Los lunes al sol riales- -nutrir las estadísticas no es terreno fácil- -a todas luces insuficientes. El juez redacta las sentencias en su casa; la funcionaria se lleva el correo (decenas y decenas de cartas, citaciones, preguntas, procedimientos de policías, jueces, víctimas, procuradores, abogados... para despacharlo fuera de horario. Todos los días tantas víctimas llorando, sufriendo, que ni siquiera son capaces de mirarte a los ojos, tanto dolor... Tantas víctimas que necesitan ser tratadas de forma especial; es que percibes que si les soplas, se caen. Los funcionarios que trabajan aquí necesitan una fortaleza especial y, eso, se puede y debe preparar (segunda reflexión de la juez de Paterna, preocupada porque su gente está desalentada) Tendré tres o cuatro juicios rápidos de violencia de género o de lesiones. Los fines de semana siempre son vibrantes y tienen consecuencias. Alcohol, determinados colectivos e incluso locales concretos están detrás de la tipología más frecuente. La pareja bebe, se insulta y se pega. A veces ocurre que impones un alejamiento y la mujer no lo acepta porque sólo quería un escarmiento pero eso no existe en la ley Admite este juez que a veces le causa serios problemas de conciencia porque la víctima depende económicamente de su pareja. No es la única razón, pero sí una de ellas para que la retirada de denuncias o el intento sea el pan de cada día. ¿Cómo puedes obligar a una persona a no estar con otra si ella quiere? se pregunta y nos pregunta una de estas mujeres que atienden a otras mujeres y les sirven de guía judicial y paño de lágrimas eventual. Es casi la una y media y el juez sigue en la sala de vistas. Ahora tocan dos juicios rápidos por violencia doméstica: un caso de coacciones donde el denunciado resulta absuelto porque presenta a varios testigos que aseguran que estaba con ellos. Su ex pareja insiste en que fue él quien levantó la persiana del bajo en el que vive a las seis de la mañana. Otra mujer ha denunciado a su ex marido, que sigue haciéndole la vida imposible. La niña ha pasado con él el fin de semana y ha aprovechado para proferir humillaciones contra su madre. Vejaciones, conformidad y cuatro días de localización permanente. Es la hora de comer, pero sólo nos vamos nosotros, el juzgado sigue su jornada reducida Guardia permanente El juez de Alcorcón añade que la jornada se prolonga de forma continua y los funcionarios asumen un servicio de guardia permanente en horas de audiencia. Hay que resaltar la penosidad los funcionarios deben atender escuchando lamentos y penurias de la víctima y pasar en cuestión de minutos a escuchar las excusas y justificaciones, en algunos casos llenas de cinismo, del agresor Son las doce de la mañana y el hormiguero que es este Juzgado sigue con sus tareas. Se han turnado para desayunar pero el tiempo aprieta y los casos preferentes, uno y otro y otro se acumulan (están tramitando una media de entre 160 y 180 asuntos sólo de violencia de género al trimestre) y en general ya llevan unas 2.900 diligencias previas. Denuncias obligan El 29 de junio se inauguraron los Juzgados de violencia de género (17 en exclusiva) y el resto hasta los 419 partidos judiciales que hay en España compartidos. Dos meses después se vio la necesidad de aumentarlos por el volumen de trabajo que estaban asumiendo. A 1 de enero ya habrá 40. En septiembre se aprobaron los 13 últimos asignados a ciudades como Vigo, Pamplona o Badajoz. En algunas comunidades hay uno por provincia. El criterio propuesto es que no disten más de 30 kilómetros y que haya medio de transporte La violencia de género, preferente en los juzgados mixtos SAN BERNARDO