Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Viernes 24 de Noviembre de 2006 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2006. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.220. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF 5,20 CHF. Marruecos. 16 Dh. El rey del Monopoly no especula Antonio Zafra, madrileño de 38 años, no es inversor inmobiliario, pero sí campeón del mundo del popular juego de compra y venta de propiedades. Entrena con sus sobrinos, y sus amigos se pican para intentar derrotarlo MIGUEL ÁNGEL BARROSO okio 2004. Jugadores de 38 países arrojaron los dados y aplicaron sus estrategias durante varios días para convertirse en los más ricos del pueblo. Allí había auténticos frikis en la materia, tipos que dedican horas y horas a la ingeniería financiera en torno a un tablero. Pero después de cuatro duras eliminatorias y de una final frente a un irlandés, un polaco y un noruego, el representante español se llevó el gato al agua. Antonio Zafra, técnico de laboratorio, no aplica las habilidades que demuestra en el juego en la vida real. Vivo de mi trabajo, no de invertir. El Monopoly es sólo mi pasatiempo favorito desde que era niño. Jugaba con mis padres y mis hermanos, y ahora, de adulto, con mis sobrinos y amigos. Siempre intento liar a alguien EN EL AIRE Mónica FernándezAceytuno PECES SOBRE LA ARENA E T Pondrá el título en juego en 2008 Encontró la pista en internet. En la red jugó una criba previa al Campeonato de España, que se adjudicó frente a 15 oponentes. El premio era muy suculento: un viaje a Japón para disputar el Mundial. Nunca se le pasó por la cabeza que pudiera ganarlo; su interés era más turístico que otra cosa. Allí había gente muy buena, así que el primer sorprendido por el resultado fui yo. Los dados me ayudaron El tablero que se usó en la competición fue el de Atlantic City (Estados Unidos) que fue el primero que se diseñó en la década de 1930. El premio en metálico: 15.140 dólares, el dinero total que se acumula en una caja de Monopoly. Antonio es poseedor del título hasta 2008, cuando se celebre la próxima edición (aún no se ha decidido la sede, pero el campeón espera que sea cuanto más lejos, mejor Entretanto, no siente el peso de la responsabilidad. No en- Antonio Zafra con el nuevo dinero de plástico del juego de mesa trena más que antes, aunque sí tiene más facilidad para encontrar rivales, porque eso de derrotar a todo un campeón del mundo da prestigio. Suelo ganar, pero también me ganan. Y entonces tengo que aguantar el cachodeo Ayer apadrinó la presentación de la nueva versión del Monopoly junto a Blanca Fernández Ochoa, Almudena Cid y Álvaro Bautista. Se acabaron los billetes y se incorpora una sofisticada banca electrónica y tarjetas de crédito para los jugadores. Era necesario FRANCISCO SECO darle dinamismo al juego. Y es bueno que los chavales aprendan a manejar el dinero de plástico con cabeza El Monopoly fue inventado durante la Gran Depresión por Charles Darrow, un parado de Pensilvania (EE. UU. Entre 1935 y 1936 vendió unos miles de unidades fabricadas artesanalmente. La firma Parker Brothers, que poco antes había rechazado la idea, compró los derechos. Darrow alcanzó su sueño de hacerse rico a través de un juego que alimenta, precisamente, esta fantasía. N Senegal las playas brillan de escamas de peces, de peces apilados en montañas sobre la arena. Los franceses investigaron enseguida esta riqueza ictiológica del Atlántico occidental africano, pero también los españoles realizaron estudios científicos en la costa del Sahara, donde hubo una factoría de salazón en Villa Cisneros, en la colonia Río de Oro. Los peces se abrían en dos y, tras lavarlos con agua marina y cubrirlos de sal, se subían a las azoteas para que de noche tomaran el agua dulce del rocío, y el sol de día. Pero de esto hace un siglo. Y hace ahora también un siglo una comisión saharaui se desplazó a la isla de Gran Canaria para entrevistarse con el Rey Alfonso XIII, cuyo viaje oficial a las islas se conmemora esta semana, y manifestarle en la entrevista la adhesión del pueblo saharaui a España. Claro que, ya escribo, de esto hace un siglo, porque ahora viven los saharauis en el campamento de refugiados de Tinduf, con tal pobreza y olvido que duele recordarlo. Pero nunca fueron muy marineros los saharauis. Como mucho se quedaban en la costa tirando las liñas a la baila mientras los senegaleses se echaban al mar con sus embarcaciones. Habría que preguntarse cómo influyen, en la emigración de los pueblos marineros africanos, las decisiones que se toman en Europa sobre los tratados pesqueros en esas salas cerradas, sin vistas, reconcentradas en sí mismas como las espiras de una caracola. Porque, en Senegal, cada día brillan menos las playas de escamas de peces, por las que se puede adivinar, como por los ojos de una persona, cuántos años tiene el pez, y cómo ha sido su vida.