Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL VIERNES 24 s 11 s 2006 ABC Polonia amenaza la cumbre UE- Rusia La reunión para buscar otro convenio estratégico entre Moscú y Bruselas empieza con mal pie: la UE no logró convencer a Varsovia de que levantara el veto por el embargo ruso a algunas de sus exportaciones POR RAFAEL M. MAÑUECO ENVIADO ESPECIAL HELSINKI. La presidencia de turno de la Unión Europea y anfitriona de la cumbre que arranca hoy en Helsinki, intento ayer sin éxito salvar el principal escollo previo. La negociación de un nuevo convenio estratégico de cooperación entre Moscú y Bruselas- -el actual expira en 2007- -está en el aire, ya que Polonia mantiene el veto al mandato comunitario para llevarlas a efecto. Varsovia, según transmitió ayer su ministra de Exteriores, Anna Fotyga, no se cierra a hacerlo, pero exige a Bruselas salvaguardas para compensar el embargo impuesto por el Kremlin a los productos cárnicos y a las plantas procedentes de su país, por motivos sanitarios. Pese al amargo arranque de la cumbre, no se descarta que finalmente Polonia y Rusia puedan avenirse al entendimiento. Precisamente, está previsto que hoy mismo concluya la misión de varios inspectores europeos para comprobar in situ si los productos polacos cumplen con las exigencias veterinarias y fitosanitarias que impone Bruselas. tarse. La frontera rusa en Asia Central es aún permeable y algunos países europeos temían verse invadidos de inmigrantes ilegales procedentes de Pakistán, Afganistán, India o China. Putin se queja además de que Rusia tenga vedado el acceso al mercado europeo de la energía nuclear. Aunque Polonia mantenga su veto, en la cumbre de hoy se hablará del futuro acuerdo global entre Rusia y la UE. La energía ocupará un lugar preeminente en las conversaciones. La idea del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, de crear una zona de libre comercio, sobre todo ante el inminente ingreso de Rusia en la OMC, ha gustado a Moscú y va a ser replanteada por la delegación rusa. Se intentará también avanzar hacia la materialización de los cuatro espacios comunes de colaboración entre Rusia y la UE: economía, libertad y justicia, seguridad y educación, cultura e investigación científica. La ratificación de la Carta Energética, el embargo que sufre Polonia y la falta de libertades en Rusia son algunos de los asuntos que la parte europea pondrá sobre la mesa. No se pasarán por alto cuestiones de ámbito internacional como Irán, Corea del Norte y Oriente Próximo. En las conversaciones participan Barroso; Putin; el primer ministro finlandés, Matti Vánhanen, y el Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad de la UE, Javier Solana. Putin llega al encuentro que mantuvo ayer con la primera ministra finlandesa en Helsinki so de los negocios. Cualquier problema se ve además agravado por la falta de libertades y, sobre todo, por la persecución que sufren todos aquellos que critican al poder. Moscú mantiene relaciones tensas con cuatro miembros de la UE: Polonia, Estonia, Letonia y Lituania. Tampoco son precisamente cordiales con Moldavia y Ucrania, mientras que con Georgia, el principal chivo expiatorio de todo el espacio ex soviético, no pueden ser peores. Putin se esfuerza en dar imagen de dirigente serio y fiable. En parte lo consigue, sobre todo si se le compara con su predecesor, Borís Yeltsin. Sin embargo, conflictos como el protagonizado con Ucrania a principios de año por los precios del gas o el aún en curso con Georgia, país al que todavía no le ha sido levantado el bloqueo, la aún sangrante Chechenia, el asesinato de la periodista Anna Politkóvskaya o el envenenamiento del antiguo agente de los servicios secretos exiliado en el Reino Unido, Alexánder Litvinenko, pesan como una losa sobre su credibilidad. En Bruselas existe el temor de AP que Putin utilice la energía como instrumento de retorsión y un indicio de que eso puede llegar a suceder es su rechazo a ratificar la Carta Energética, convenio que haría más previsible y transparente el mercado de los hidrocarburos. Moscú tiene también qué reprochar a los europeos. La lentitud de los avances en materia de cooperación no siempre es culpa de Rusia. El acuerdo para la simplificación de los trámites de concesión de visados, alcanzado por fin el pasado mes de mayo en el balneario ruso de Sochi, tardó años en ges- Llamada de Durao Barroso Prueba del interés que existe en Bruselas en allanar el camino hacia el acuerdo con Rusia, el presidente de la Comisión Europea, Durao Barroso, llamó ayer al primer ministro polaco, Jaroslaw Kaczynski, para pedirle que levantara sus reservas, lo que no recibió el visto bueno. La necesidad de unas relaciones más estrechas en todos los órdenes entre Europa y Rusia es algo que pocos responsables, tanto rusos como europeos, ponen en duda. Otro cantar es llevarlo al terreno práctico. La excesiva burocratización del Estado, la corrupción, la indefensión ante las mafias y una legislación volátil donde las haya son problemas de sobra conocidos por los inversores europeos que se aventuran a penetrar en las procelosas aguas del mundo ru- Fallece el ex espía ruso sin que los médicos puedan determinar si fue envenenado EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. El ex espía ruso Alexander Litvinenko falleció anoche, presuntamente envenenado, en la Unidad de Cuidados Intensivos del University College Hospital de Londres. Los médicos no habían podido esta madrugada determinar la causa de su muerte, según informó la propia clínica. Quien envenenó a Alexánder Litvinenko- -y Scotland Yard mantiene la sospecha de que fue envenenado deliberamente -sabía lo que se hacía. Tres semanas después de que probablemente el 1 de noviembre el ex espía tomara alguna sustancia en uno de los dos encuentros que mantuvo con otros individuos relacionados con el mundo del espionaje, los médicos no han coseguido dar con la causa que anoche le ha producido la muerte. La salud de Litvinenko, feroz crítico del presidente Putin que hace seis años abandonó su puesto de coronel en la central de inteligencia rusa FSB para pedir asilo en el Reino Unido, se deterioró ayer dramáticamente de acuerdo con el parte del hospital del University College de Londres. Sin apenas defensas, el ex espía ruso, de 43 años, sufrió un ataque al corazón que no pudo superar. Un nuevo giro del caso parecía apuntarse ayer cuando la BBC informó por la mañana de que una prueba de rayos X había indicado que Litvinenko tenía en su cuerpo tres extraños objetos de materia densa uno en el abdomen, otro en el colon y otro en el intestino. El doctor Geoff Bellingham, jefe del equipo médico, salió al paso de esa información desmintiéndola. Lo que las placas de rayos X mostraban, según Bellingham, eran probablemente sombras causadas por el llamado azul prusiano un tipo de potasio férrico conocido por los agentes secretos como antídoto del talio. Bellingham no aclaró si ese antídoto fue tomado directamente por Litvinenko ante sospechas de haber sido envenenado con talio, uno de los métodos más clásicos utilizados por los espías para quitarse alguien de en medio, o fue suministrado en el hospital. En cual- Alexander Litvinenko AP quier caso, insistió en considerar muy poco probable que el talio, incluso en una variante radioactiva, fuera la causa del envenamiento. Mientras las autoridades rusas niegan cualquier implicación, la familia y los amigos de Litvinenko siguen apuntando a Moscú.