Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 24 s 11 s 2006 INTERNACIONAL 35 La ley de seguridad, otro jaque a la derecha francesa Las medidas legales para combatir la delincuencia vuelven a sembrar la discordia en el Gobierno. Con la vista en las presidenciales, el proyecto de Sarkozy es suavizado por Villepin un día sí y otro también JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Cuando Nicolás Sarkozy defiende su proyecto de Ley de prevención contra la delincuencia, criticado desde la izquierda socialista, Dominique de Villepin, primer ministro, lo hace desde la derecha, creando de esta manera un nuevo frente de tensiones y confusión que solamente consigue favorecer la división del centro- derecha y fomentar su debilidad. El proyecto de Ley se ha matizado y revisado mucho desde su primera redacción. Sus puntos básicos son: dar nuevas responsabilidades a los alcaldes contra la violencia suburbana; nuevas penas contra los menores; definición de infracciones específicas para atajar rápidamente la violencia suburbana; y creación de un servicio cívico ciudadano. ticando un proyecto de Ley cuyos puntos esenciales no están muy lejos de los proyectos que ella misma ha avanzado. El proyecto de Ley seguirá su curso en la Asamblea Nacional y el Senado, pero las críticas del primer ministro también han introducido el virus de la división entre diputados y senadores. Son mayoritarios los partidarios de Sarkozy. Pero la vieja guardia partidaria de Chirac y Villepin continúa una guerra sorda, sin oponerse frontalmente, pero multiplicando los obstáculos de forma. Sebastian Bosse, de 18 años, en una imagen de internet DDP Un vídeo anticipó la tragedia escolar El suicida alemán anunció sus intenciones RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLIN. Es la guerra y estoy en guerra concluye en su mensaje el alumno que entró a tiros el lunes en su antigua escuela de Emsdetten, hirió a 37 y terminó suicidándose. He planeado la masacre y quiero que todos mueran anuncia la noche antes desde su dormitorio, en un vídeo que enviaría a ex compañeros entre las 7 y las 8 de la mañana del día de autos. No se sabe si alguien lo vio antes, si es así no parece que contemplara la virtualidad como realidad. Con camiseta negra, la noche anterior Sebastian Bosse se dirige a la cámara, da sus motivos, amenaza, tengo rifles, bombas, molotov, estoy en guerra y se lamenta: Desde primero fui un perdedor, he sido pisoteado y escupido dice en inglés. Parece creer que el mundo entero oirá al día siguiente su clamor contra el infierno de su vida escolar: La vida era bella hasta que fui al colegio El joven de 18 años, recién concluida la selectividad, anuncia el fin para sus mancilladores: Ya no hay problema, me los cargo a todos y dice haber planeado la masacre en la escuela Scholl. Quiero matar a todos por cómo se han metido en mi vida Enumera sus motivos de odio: Primero: el colegio, los profesores, los alumnos. Segundo: la política. Quiero la anarquía, lo único que le hace a uno libre: Nadie debe decirme qué debo hacer Ayer diarios de Westfalia daban cuenta de una lista de 14 condenados a muerte que habría enviado por internet. En ésta circulan ya 7 vídeos del chaval, incluido un montaje que hizo sobre la masacre de Columbine (EEUU) cliqueado ya 36.000 veces en Youtoube. Los foros en que participaba debían estar controlados por Defensa del Menor. Lenta agonía Consecuencia práctica de tales maniobras de campaña: el proyecto de Ley se desguaza lentamente, rebajando todas sus expectativas de fondo. Los puntos represivos más duros ya fueron maquillados para reducir parcialmente las críticas de la izquierda. Algunos puntos centrales (puesto de los alcaldes en el nuevo modelo de seguridad urbana) serán matizados a gusto de los diputados amigos de Villepin. Ante tal horizonte de críticas y maniobras en la sombra y ante las cámaras de tv, Sarkozy prolonga indefinidamente su reflexión sobre el momento exacto de su salida del gobierno a la espera que sus rivales (Villepin) descubran parcialmente un juego razonablemente sucio. Sus consejeros más influyentes dicen en voz alta lo que Sarkozy piensa en la intimidad. François Fillon declara: Nicolas está siendo víctima de unos ataques muy duros que vienen desde dentro de nuestro propio partido ca ofrecer nuevas responsabilidades a los alcaldes y denuncia el proyecto de rebajar la edad penal de los adolescentes. Luchas internas Sin atacar de frente, el jefe de gobierno censura veladamente un proyecto de Ley de su ministro del interior, pero rival político. Villepin sigue sin aclarar su eventual candidatura a la Presidencia de la República, de la manera más cínica y fratricida: dando armas a la izquierda socialista, contra Sarkozy. Las críticas de Villepin son recibidas con entusiasmo por la oposición, unida detrás de la candidatura de Ségolène Royal que, paradójicamente, es mucho más prolija denunciando la división y enfrentamientos de la derecha moderada que cri- Estrategia electoral Tras haber participado en el voto oficial del consejo de ministros, que dio luz verde al nuevo proyecto de Ley, Dominique de Villepin se desmarca criticando los puntos centrales del proyecto en unos términos políticamente venenosos. Dominique de Villepin criti-