Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Jueves 23 de Noviembre de 2006 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2006. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.219. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF 5,20 CHF. Marruecos. 16 Dh. El mejor drive de Dios Andrea Jaeger, ex niña prodigio del tenis mundial, retirada a los 19 años, es ahora sor Andrea, tras haber creado una fundación para niños con cáncer apoyada por su fe y sus amigos del mundo de la raqueta JOSÉ MANUEL CUÉLLAR fectivamente los designios del Señor son inescrutables... en la mayoría de los casos. Ahí tienen a la niña Andrea Jaeger convertida en sor Andrea por mor del destino. La norteamericana fue la más famosa del circuito de tenis cuando a los quince años ya se había metido en la final del Virginia Championships, aunque la perdiera con Navratilova (en tres sets, por cierto) Fue una tenista prodigio que en pocos meses saltó de los campeonatos escolares al circuito profesional mientras crecía una fuerte polémica respecto a que una niña se viese sometida a las exigencias de la alta competición. Pero entre torneo y torneo y contratos publicitarios, la niña hizo una pequeña fortuna hasta que a los cuatro años su hombro dijo basta. Había comenzado demasiado pronto, exponiendo sus huesos y sus músculos a un exceso de trabajo que no era el adecuado para su cuerpo. Así que a los 19 años y después de haber llegado al número dos del ranking femenino decidió retirarse. Irene Lozano AGUA PARA TODOS L E Adeptos a la causa Fue por aquel entonces cuando a la vuelta de una bola perdida encontró su destino. Al final de un entrenamiento con un amigo, éste la llevó a un hospital a visitar a un conocido. El hospital era de niños enfermos sin posible recuperación. En ese mismo momento, algo se movió dentro de la todavía adolescente. Dice que vi claramente el camino que debía tomar Convirtió un rancho de Aspen, en Colorado, en un monasterio y creó la Fundación Silver Lining, dedicada a los niños enfermos de cáncer. Implicó a sus amigos de Hollywood y del circuito en la empresa y ella misma se hizo hermana de la orden dominica- Andrea Jaeger en el US open de 1981 y, 25 años después, como sor Andrea na anglicana bajo la inspiración de Caterina de Siena, la santa de los pobres y de los que sufren en este mundo tan cruel y despiadado. Enseguida encontró adeptos a su causa: André Agassi, John McEnroe (mucho gritar y protestar y luego es un pedazo de pan) Kevin Costner y, sobre todo, Cindy Crawford, que es su mejor amiga. La super modelo declaró al respecto que Andrea tomó en su momento una decisión muy radical, pero yo no me podía negar a algo que verdadera- REUTERS mente sentía muy dentro A sus 41 años, Andrea Jaeger ya ha visto consolidada su obra. Por el monasterio pasan casi ocho mil niños al año, tiene su web propia en Internet (www. silverliningfoundation. org) y plantea otra forma de afrontar las enfermedades. Los que van allí cambian la rigidez de los hospitales por entretenimientos al aire libre como remo en aguas blancas, paseo en canoa, montar a caballo o esquiar. En suma, el mejor drive de Dios a la muerte. A mejor forma de resolver un problema rápidamente es endosárselo a los elementos, entroncando con esa gloriosatradiciónnuestraquepermitió a Felipe II no abdicar después de lo de la Armada Invencible. Por eso durante mucho tiempo bastó con lamentarse de que no lloviera para explicar las restricciones de agua. Pero se ve que, a medida que la sequía se convierte en nuestro estado natural, hay que hacer algo más: el plan B es echar la culpa al vecino. La ONU lleva años diciendo que las guerras de este siglo serán por el agua. Y ahí va España, como siempre, en vanguardia. Mientras las tuberías urbanas de Castilla- La Mancha, Murcia, Valencia o Aragón- -que en esto se parecen bastante- -sigan perdiendo más del 20 por ciento del agua, nadie puede endilgar a otrosus culpas. Evitarlo es posible: lo ha hecho el madrileño Canal de Isabel II, cuyas fugas se limitan al 6 por ciento, y aprovecho para elogiar unagestión queequivocadamentecritiqué en otra ocasión. Parece mucho más cómodo, sin embargo, alentar el enfrentamiento territorial: del café para todos hemos pasado al agua para nadie Porque si las administraciones se ponen a buscar soluciones serias, a lo mejor hasta reparan en su ineludible responsabilidad en gestionar el agua. Pero de eso no hablan ni los presidentes autonómicos ni el Ministerio de Medio Ambiente: nada de vigilar los acuíferos, perseguir los pozos ilegales o evitar la contaminación; ni una palabra de instalar contadores en cada casa, aunque esté demostrado que reduce el consumo automáticamente. ¿Será que piensan subirnos el precio a bulto? No estaría mal empezar por ahí: el contador no requiere tecnología compleja y, de un plumazo, ahorraremos agua y erradicaremos la fea costumbre de echar la culpa al vecino. No me negarán que vale la pena intentarlo.