Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 MADRID JUEVES 23 s 11 s 2006 ABC AL DÍA SE DICE, SE COMENTA El caso Ciempozuelos sigue marcando la vida política en la Comunidad. La avalancha de informaciones sigue causando fuertes quebraderos de cabeza en el seno del Partido Socialista Madrileño, que ve cómo el agujero en su línea de flotación sigue aumentando. Pero la guerra abierta y la acumulación de casos ha creado una cierta psicosis en numerosos Ayuntamientos, algunos de los cuales están revisando algunas de las decisiones urbanísticas más polémicas. Por si acaso. La veda está abierta y en este contexto explosivo, cualquier actuación puede estar bajo sospecha. Sin duda, un efecto colateral. CARTAS DE LOS LECTORES En otro ámbito muy distinto, los dirigentes vecinales anti- parquímetros se esfuerzan en mantener el interés de los medios de comunicación con todo tipo de iniciativas, algunas extravagantes. Uno de ellos, incluso, acaba de publicar un libro. Es el mismo individuo que ha sido detenido recientemente con 16 jeringuillas de ácido corrosivo y dos destornilladores, dispuesto a destrozar unas máquinas cuyo coste es de 6.000 euros. Y mientras, hemos entrado de pleno en la precampaña. Los candidatos ya están cogiendo carrerilla. Comienza el inevitable maratón de actos electoralistas. Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepase el espacio destinado a ellas. Ignacio Ruiz Quintano Ecotasa en San Sebastián de los Reyes Somos unos afortunados, tenemos la suerte de ser adjudicatarios de una vivienda de protección. Al margen de llevar más de 23 meses esperando, nos encontramos ante un nuevo impedimento. El Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes, quiere sutilmente imponernos un impuesto llamado Ecotasa para la conservación de la urbanización pública en la que LA BIOGRAFÍA Rajoy le pasa con Gallardón y Aguirre en Madrid lo que a Eisenhower con Patton y Monty en África, sólo que Rajoy no es Ike, claro. En esta guerra de prima donas va Aguirre y dispara con una biografía como un goterón de tinta en la corbata de Gallardón. Aguirre no es Rodríguez, que lee a Borges, y por eso no sabe que la biografía es el ejercicio de la minucia, un absurdo: Algunas constan exclusivamente de cambios de domicilio De Gallardón dice Aguirre que un día leyó que los madrileños eran de izquierdas y se convirtió en el progre por antonomasia, lo cual es como si Gallardón dijera de Aguirre que le da todo a Fidel porque un día leyó que los madrileños son castristas. También dice Aguirre que Cobo es el esclavo moral de Gallardón, lo cual es como si Gallardón dijera que Nacho González es el sacarino ético de Aguirre, por no hablar del entrañable Canis Mortis, personaje que simboliza a la perfección un régimen doméstico de dimes y diretes que culmina en esta biografía cuya almendra es que Gallardón, según Aguirre, sabía lo del tamayazo la noche antes, y no le dijo nada a ella. Con esta revelación, no hay duda de que sus hombres seguirán a Aguirre a cualquier parte, pero sólo por pura curiosidad. Es decir, que Aguirre no le perdona a Gallardón que, sabiendo éste lo del tamayazo no le dijera nada y la tuviera sin pegar ojo en toda la noche pensando, con la Comunidad perdida, en que ya nunca sería presidenta. Si lo que pretendía Aguirre con estos chismes era acabar de volver loco a Simancas, no debe de estar lejos de conseguirlo. Otra vez el enanito rojo que en el castillo de Brakemoore, con una maza al hombro, recorriendo los pasillos y batiendo la puerta de la alcoba del duque cada vez que una duquesa comete una infidelidad. Mas, ¿quién es la duquesa? ¿Quién, el duque? ¿Quién, el enanito rojo? La respuesta está en Ortega: Sólo mediante el sistema pondremos bien tenso el espíritu de nuestra raza, como un tinglado de cuerdas y estacas sirve al beduino para poner tirante la tela feble de su tienda El sistema, que para Capello es Emerson, para Aguirre sería algo así como Carmen Tessier, la de les potens de la commère A vamos a vivir. Pero muy a pesar nuestro, no tenemos las viviendas y pretenden hacernos pagar una tasa mensual o trimestral a partir de este mes. Esta zona donde viviremos (Dehesa Vieja) está abierta a todo el mundo, y es una zona de paso a una comercial. Con este impuesto, tendremos que hacernos cargo del mobiliario público, mantenimiento de aceras, fachadas, jardines, electricidad... Pero por hacer este pago no significa que el Ayuntamiento deje de cobrarnos el resto de impuestos, como el IBI. ¿No sabrán que esta situación ya ha pasado en Leganés y Getafe y la justicia ha dado la razón a los propietarios de las viviendas? Realmente parece increíble, sí que tendremos nuestros pisos de Protección, pero es indignante el tipo de abuso que quieren hacer. Además, nuestras escrituras llevan incluido un apartado en el que aceptamos este impuesto de Ecotasa. Es muy sencillo, si no firmas, no hay casa. El 1 de diciembre el Ayuntamiento ha convocado una asamblea, a la que iremos todos. Porque esta Ecotasa afecta a todo el barrio, independientemente de que los pisos sean de protección o no. Miriam García Mendoza. Madrid Tarjetas inteligentes en el autobús y metro El Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid deben implantar tarjetas inteligentes para acceder a la red de la EMT y Metro, como en otras ciudades. Basta ya de billetes sencillos y bonobuses de cartón y apliquen de una vez las nuevas tecnologías. Marcos Ginés Alfonso. Madrid VICTOR INCHAUSTI Mendicidad en la vía pública Nunca se han ido. Pese a los intentos de la Delegación del Gobierno y del Ayuntamiento de Madrid para erradicar la mendicidad escenas como ésta, captada en la calle Preciados, siguen siendo comunes, más aún en fechas cercanas a Navidad. Plaza de España, Goya, Velázquez o Serrano se encuentran en la misma situación. DIMES Y DIRETES María Rodríguez Sánchez Confederación de Consumidores de Madrid EL DEBATE DEL AGUA na propuesta realizada el pasado 30 de octubre por la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, durante una reunión del Consejo Nacional del Agua, en la que planteaba garantizar a todos los ciudadanos el acceso al agua potable U en una cuantía mínima de 60 litros por habitante y día, y al tiempo penalizar los consumos excesivos, ha despertado una polvareda que, a nuestro juicio, parece algo artificial. Situemos el epicentro del debate. Se propone, en primer lugar, garantizar el acceso del agua a todos los ciudadanos y se establece que ese acceso será como mínimo de 60 litros por habitante y día. ¿Qué problemas puede generar esa propuesta? No alcanzamos a ver, sinceramente, el origen de la polémica. A continuación la ministra dice que hay que penalizar el consumo excesivo. Tampoco nos parece que esta propuesta pueda ser motivo de mayor controversia, al fin y al cabo el Go- bierno de la Comunidad de Madrid lleva algún tiempo introduciendo criterios de penalización sobre el consumo de agua excesivo (las tarifas vigentes, excepto en verano, para el año 2006 establecen incrementos de más de un 140 en el tramo de consumo superior a 60 m 3 y por el contrario el ahorro por consumir hasta 30 m 3 frente a los 60 m 3 es de un 85 Pues bien esto no solamente no ha generado crispación alguna sino que, por el contrario, parece haber contribuido a las importantes cifras de ahorro que se han venido produciendo en los últimos tiempos. Otra cosa sería que lo que se esté planteando sea penalizar los consumos a partir de los famosos 60 litros. Pero eso no se ha dicho, y si se dijera nosotros mostraríamos nuestro desacuerdo porque esa cantidad no nos parece razonable además de considerarla insuficiente. Tal vez lo que se quiere es aplicar una tarifa por tramos. Para entendernos, progresiva. El que más consume más paga (siempre a partir de un mínimo razonable) Se podría discutir. En todo caso la iniciativa nos parece positiva y el debate también. Sabemos que en España el agua está subvalorada, que no pagamos realmente lo que vale, y tendremos que ponernos de acuerdo a ese respecto. Pero de momento no hay nada en firme, solo algunos alarmismos que no están justificados.