Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 JUEVES 23- -11- -2006 ABC ECONOMÍA www. abc. es economia El Gobierno afirma que la sede de la CMT seguirá en Barcelona pese al fallo del Supremo Clos promete subsanar los defectos que destapa la sentencia y critica la intervención de la Justicia E. ARMORA A. MARÍN BARCELONA. El fallo del Tribunal Supremo (TS) que paraliza el traslado de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones a Barcelona cayó ayer como un jarro de agua fría en Cataluña. Para calmar los ánimos antes de que prendiera el debate político, el Gobierno salió al paso afirmando con rotundidad que la sentencia no contradice la orden de traslado del organismo estatal. La CMT seguirá en Barcelona pese al fallo del Tribunal Supremo afirmo el ministro de Industria Joan Clos, quien avanzó también que, una vez analizado el contenido de la sentencia, su departamento se encargará de subsanar lo antes posible los errores de forma que ha detectado el Alto Tribunal. La mayoría de los 35 miembros de la Sala Tercera de lo Contencioso- Administrativo del TS considera que el real decreto de 2004 que autorizó el traslado es contrario a derecho por sus defectos de forma y procedimiento Pese a ello, Clos dejó claro que el traslado de la CMT a la capital catalana es irreversible Visiblemente soliviantado por la decisión del Supremo, el ministro afirmó que considera poco conveniente que la Justicia entre en las decisiones de cariz político El Gobierno tiene la voluntad de descentralizar algunas instituciones del Estado, ha tomado una decisión política a este respecto y, evidentemente, defenderemos la opción que hemos tomado explicó Clos en los pasillos del Senado, cuando se le preguntó por el fallo. En todo caso, dejó claro que la decisión del Gobierno, independientemente de aspectos formales, es una decisión fundada En el mismo sentido se pronunció el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, quien dijo ayer que la sentencia del Tribunal Supremo no cuestiona en absoluto el derecho del Gobierno a ubicar la sede de instituciones estatales en cualquier parte del territorio nacional y aseguró que el Ejecutivo del PSOE corregirá el error de forma detectado por el Alto Tribunal. El Gobierno no modificará la deci- Los paralelismos con el caso de Gas Natural El mundo empresarial catalán no cree que el fallo del TS tenga consecuencias mayores y lo asume con tranquilidad. Las patronales Pimec y Fepime (Fomento) quitaron ayer hierro a la sentencia. Los empresarios están convencidos de que, a diferencia del antecedente de la opa de Gas Natural, en este caso no habrá varapalo de la Justicia al Gobierno. Tanto patronales como sindicatos consultados por ABC calificaron el fallo como un trámite administrativo que debe solucionarse. Por su parte, el decano del Colegio Oficial de Ingenieros, Miquel Ramírez, defendió el buen funcionamiento del órgano estatal en Cataluña y aseguró que el fallo no afecta al fondo del traslado. Joan Clos, ministro de Industria y ex alcalde de Barcelona sión tomada concluyó el ministro antes de inaugurar unas jornadas sobre participación de la Federación Española de Municipios y Provincias, que se celebran en Barcelona. Sevilla afirmó que el nuevo decreto de traslado de la CMT, una vez corregido el defecto de forma del anterior, estará listo para el próximo viernes o el siguiente con el fin de que el Consejo de Ministros dé su visto bueno al traslado definitivo de la CMT. El ministro mostró su satisfacción porque el TS, en su opinión, no ha dado la razón a los FRANCISCO SECO que recurrieron el decreto- -la Comunidad de Madrid y los trabajadores de la CMT- -ya que no lo hicieron porque pensaban que había un defecto de forma, sino porque pensaban que el Gobierno español no tenía derecho a decidir la sede de instituciones estatales Por su parte, el secretario de Economía y Empleo del PP, Miguel Arias Cañete, consideró que la decisión del Supremo supone una nueva muestra del intervencionismo económico del Gobierno. El portavoz del PP en la Comisión de Industria en el Congreso, Fernan- Los trabajadores consideran que el traslado es irreversible y aseguran que no están preocupados por la sentencia M. DE BARROS BARCELONA. El ambiente que se respiraba ayer en la sede catalana de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) era de absoluta normalidad. Los 120 trabajadores del organismo, repartidos entre las plantas número 24, 25 y 29 de la Torre Mapfre de Barcelona, no parecían estar ayer demasiado preocupados por el fallo del Tribunal Supremo que se conoció el martes. Los empleados del órgano estatal entienden que la sentencia del Alto Tribunal, que cuestiona el traslado de la Comisión a la capital catalana, se basa en meras cuestiones formales que pueden ser subsanadas por Industria. Desde que llegamos no hemos tenido ningún problema de adaptación a la ciudad, y todo ha ido bien en nuestro trabajo declaró ayer a ABC uno de los trabajadores de la CMT trasladados el año pasado a Barcelona. A su entender, el fallo del Alto Tribunal se refiere a motivos exclusivamente de forma y, tanto él como el resto de sus compañeros, confían en que se van a solucionar las deficien- cias en un corto plazo de tiempo Fuentes del sindicato Comisiones Obreras indicaron a este diario que de los funcionarios de la Comisión que fueron trasladados a la capital catalana, algunos decidieron regresar posteriormente a Madrid, donde fueron recolocados en organismos públicos, como el Instituto de Comercio Exterior. Concurso público Las plazas que dejaron vacantes en la Ciudad Condal fueron adjudicadas a trabajadores bajo concurso público. En total trabajan en la sede catalana 120 personas, de las que un 40 procede de Madrid.