Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 23 s 11 s 2006 ESPAÑA 29 Un error en la ley de reproducción asistida prohíbe fecundar con esperma no eyaculado La Sociedad Española de Fertilidad pide a Sanidad que resuelva el problema legal N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. Seis meses después de su aprobación, el Ministerio de Sanidad se verá obligado a modificar la nueva ley de reproducción asistida para subsanar un vacío legal que en la práctica restringe los tratamientos a varones con infertilidad severa. Al parecer, durante la tramitación parlamentaria, se admitió por error una enmienda que sólo autoriza los tratamientos de fecundación in vitro con espermatozoides procedentes del eyaculado. Al detallar la forma de extracción del esperma quedaron excluidos los casos de infertilidad masculina muy severa en los que resulta imprescindible extraer los espermatozoides del propio testículo, mediante una punción. Varones con una vasectomía irreversible, por ejemplo, que deseen ser padres no pueden ahora recurrir a un tratamiento de fecundación in vitro porque necesitarán obtener los espermatozoides con ayuda médica. O aquellos pacientes en los que hay una ausencia total de espermatozoides (azoospermia) en el eyaculado, pero tienen en el tejido testicular. La ley de reproducción asistida no hace una prohibición expresa, aunque las unidades de reproducción asistida que fecunden óvulos con esperma extraído directamente del testículo cometerán una ilegalidad, que además es sancionable. La nueva legislación prevé multas de hasta un millón de euros y el cierre de unidades que practiquen técnicas no autorizadas en la ley. El error ya ha empezado a afectar a los pacientes. Ayer, el Norte de Castilla denunció que el Hospital Clínico de Valladolid mantiene congeladas 36 muestras de tejido testicular a la espera de que el Gobierno vuelva a legalizar la técnica. Esas muestras fueron obtenidas antes de la entrada en vigor de la ley y ahora las parejas afectadas deben esperar el cambio legal para seguir con el tratamiento e intentar concebir un hijo biológico. SIGEFREDO En vías de solución La Sociedad Española de Fertilidad (SEF) ha pedido a Sanidad que subsane cuanto antes el error y confía en que esté en vías de solución explicó ayer Ventura Coroleu, su presidente. Las punciones testiculares en la fecundación in vitro es una práctica convencional desde hace 15 años. Hasta la aprobación de la nueva legislación el pasado 26 de mayo, la técnica no ha tenido ninguna cortapisa, ni legal ni científica. Desde la SEF se recomienda a las unidades de reproducción asistida que no realicen fecundaciones con esperma no eyaculado hasta que se vislumbre una solución legal. Entre tanto, los centros podrían pedir autorización a la Comisión Nacional de Reproducción Asistida para cada caso en concreto como si fuera una nueva técnica. La norma- -en principio, una de las más flexibles y avanzadas de Europa- -prevé la aplicación de cualquier técnica no incluida en la ley previo informe favorable de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida, para su práctica provisional y tutelada como técnica experimental Eso sí para una técnica que lleva más de 15 años.