Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA JUEVES 23 s 11 s 2006 ABC Zapatero pretende que la OTAN avale en Riga su Alianza de Civilizaciones Algunos socios se muestran reacios incluso a que se debata MANUEL ERICE LUIS AYLLÓN MADRID. El Gobierno español intenta que la declaración final de la Cumbre de la OTAN que se celebrará en Riga los próximos días 28 y 29 incluya una referencia a la Alianza de Civilizaciones, según ha sabido ABC de fuentes solventes. La labor del Ejecutivo para que el asunto forme parte de la agenda del encuentro- -algo que depende de la Presidencia- -se ha intensificado en los últimos días, aunque ha encontrado reticencias en el entorno de los países bálticos y sobre todo de Polonia, los más atlantistas, que se muestran reacios incluso a que se pueda debatir. El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, dio instrucciones ya hace algunos meses para que desde la representación permanente de España ante la OTAN, en Bruselas, se comenzara a promover entre el resto de los aliados la iniciativa de la Alianza de Civilizaciones, lanzada hace dos años por España, junto a Turquía, y que cuenta con el apoyo del secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan. De hecho, el pasado 3 de mayo, el embajador Máximo Cajal, a quien Zapatero encargó pilotar desde España el proyecto de Alianza de Civilizaciones, acudió a Bruselas para exponer la iniciativa a los embajadores reunidos en el Consejo Atlántico. Prodi condiciona el éxito del plan para Oriente Próximo El primer ministro italiano, Romano Prodi, reconoció ayer en una conversación telefónica con su colega israelí, Ehud Olmert, que para que la iniciativa puesta en marcha por España, Francia e Italia para lograr la paz en Oriente Próximo pueda tener éxito necesita el apoyo del Reino Unido y de Alemania y debe ser extendida a otros socios europeos. Británicos y alemanes han reaccionado hasta ahora con bastante cautela ante un plan que israelíes y estadounidenses ven con muchas reticencias, por no haber sido consultados antes. Nació muerto. De Hoop Scheffer con Zapatero, en febrero de 2005, en la sede de la OTAN en Bruselas parte de la agenda de la cumbre de Riga afirmación que sorprendió a otros funcionarios y que causó perplejidad en medios de la Administración norteamericana. Desde entonces, y sobre todo a raíz de la última visita a Turquía, el Gobierno ha acelerado sus gestiones. Sin embargo, los países más atlantistas no están por la labor argumentando que una iniciativa de semejantes características chocaría incluso con el principio de la seguridad y de la defensa de la libertad que es consustancial a la razón de ser de la OTAN. Así, en medios del funcionariado de la Alianza Atlántica la pretensión del Ejecutivo español fue acogida con sorpresa y malestar según pudo constatar este periódico. Lo cierto es que la Alianza de Civilizaciones no será la gran cuestión de la cumbre que, según todos los indicios, va a estar muy centrada en REUTERS Afganistán. Estados Unidos desea que haya más tropas, que las naciones que aún no aportan soldados lo hagan, y que otras, como Alemania o España, acepten desplegarse en zonas de mayor riesgo. El Gobierno español se niega a desplazar sus tropas hacia el sur y no puede aumentar el número de soldados, porque superaría los límites impuestos por el Congreso a la presencia de militares españoles en el extranjero. Unas propuestas polémicas El documento del Grupo de Alto Nivel de la Alianza de Civilizaciones fue presentado en Estambul en un acto en el que el jefe del Ejecutivo español mostró su iniciativa como un espacio para frenar a quienes recurren fácilmente a la guerra, en alusión a Bush POR L. A. M. E. MADRID. La presentación del informe del Grupo de Alto Nivel de la Alianza de Civilizaciones, realizada el pasado día 13 en Estambul, adquirió un cierto tono crítico con las políticas de la Administración Bush en zonas sensibles como Irak u Oriente Próximo. El propio Rodríguez Zapatero no dudó en mostrar la iniciativa copatrocinada con el primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan, como una especie de panacea para frenar las guerras. El presidente del Gobierno- -al tiempo que criticó a quienes han tachado su proyecto de ingenuo y bienintencionado -calificó la Alianza de Civilizaciones como un gran espacio que reducirá las tentaciones de quienes recurren demasiado fácilmente a la guerra En la elaboración del documento han participado una veintena de sabios entre los que se encuentran el ex presidente iraní Mohamed Jatami; el ex director general de la Unesco Federico Mayor Zaragoza, y el arzobispo surafricano Desmond Tutu. Fuentes gubernamentales españolas precisaron que no necesariamente todas las ideas recogidas en el documento son asumidas por el Gobierno español ni por el secretario general de la ONU, Kofi Annan. Éste, a su vez, presentará el día 18 de diciembre en Nueva York su Plan de Acción, en un acto en el que estarán también presentes Zapatero y Erdogan. Lo cierto es que el texto, que hace especial hincapié en que el conflicto entre israelíes y palestinos está en la centralidad de los problemas de choques de civilizaciones, se dedica en buena medida a justificar las posiciones más polémicas del mundo islámico. jer, sólo menciona de pasada su situación en los países árabes, pero afirma que en muchos países occidentales aún hace falta progresar Se incluyen, asimismo, algunas propuestas polémicas. Por ejemplo, se aboga por la autocensura de políticos, líderes religiosos y medios de comunicación para intentar evitar crisis como la de caricaturas de Mahoma. En concreto, se pide a todos ellos que eviten el lenguaje violento y provocador cuando aludan a las creencias o símbolos de otras personas y se propone que los medios de comunicación adopten, de forma voluntaria, códigos de conducta También, en un intento de acabar con los estereotipos negativos sobre los musulmanes, se propone la coproducción de películas y series de televisión con los países árabes. Igualmente, pide que se cree una Alianza de Jóvenes, apoyada por un Fondo de Solidaridad, y que se revisen los planes de estudio para incluir el conocimiento de otras religiones. Acercar culturas El Gobierno considera que la Alianza de Civilizaciones, al intentar un acercamiento entre culturas, puede ser un buen instrumento para facilitar la actuación de las tropas de la OTAN en zonas cultural o religiosamente más alejadas de Occidente. Además, Zapatero podría haber hablado de sus planes con el secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, durante la visita que este hizo a España el pasado julio. Según supo ABC, fue un funcionaria turca- -relacionada con un representante socialista español- -la que anunció hace algo más de dos semanas, en el seno de un seminario organizado por la OTAN, que la Alianza de Civilizaciones formará Fundamentalismo Se define acertadamente como parte crucial del problema de los enfrentamientos, el hecho de que ciertos sectores de las sociedades musulmanas se resistan a aceptar el mundo moderno. Pero, al hablar del fundamentalismo intenta camuflar las atrocidades que se comenten en nombre del Islam, recordando que gobiernos laicos llevaron a cabo el Holocausto o la represión estalinista, por lo que concluye que ningún grupo religioso particular, cultura, región geográfica u orientación política tiene el monopolio del extremismo y el terrorismo Además, el documento, al abordar la cuestión de la mu-