Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 22 s 11 s 2006 CULTURAyESPECTÁCULOS 87 Cada uno es libre de contradecirme Este libro no es en absoluto un acto del Magisterio, sino tan sólo mi investigación personal sobre el rostro del Señor. Por eso, cada uno es libre de contradecirme... El prólogo del autor deja bien claro que se trata del libro de un estudioso, de un teólogo a título personal, y casi invita a otros colegas a expresar opiniones distintas si lo consideran oportuno. El padre Federico Lombardi, portavoz del Vaticano, insistió ayer en que el libro no limita la investigación de los exegetas y teólogos. No se trata de una larga encíclica sobre Jesús sino de una presentación personal de la figura de Jesús a cargo del teólogo Joseph Ratzinger, que ha sido elegido obispo de Roma Una imagen del Papa en sus vacaciones, que aprovechó para avanzar en este libro de reflexión, no de Magisterio POOL Benedicto XVI publica un Jesús de Nazaret escrito en sus ratos libres Acaba de entregar diez capítulos a la imprenta porque, según asegura, no sé cuánto tiempo y fuerzas me quedan JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. Pido a los lectores y lectoras tan sólo un adelanto de benevolencia, sin la cual no es posible la comprensión implora Benedicto XVI en su primer libro como Papa, titulado Jesús de Nazaret Igual que sigue llevando en la mano su vieja cartera de cuero negro, el profesor Joseph Ratzinger continúa su trabajo intelectual en el poco tiempo libre que le deja uno de los trabajos a tiempo completo más difíciles del mundo, y ha conseguido entregar el texto a la Editorial Vaticana hace unos días. Como todo autor académico, Benedicto XVI explica en el prólogo la génesis pero también revela aspectos personales de una empresa casi imposible con la carga del Vaticano en las espaldas. El Papa cuenta a los lectores que empezó a trabajar en el borrador en el verano del 2003, y que en agosto del 2004 pude dar la forma definitiva a los cuatro primeros capítulos. Desde mi elección como obispo de Roma, he utilizado todos los momentos libres para sacarlo adelante Esos momentos son pocos, y el trabajo no está terminado. Es más, al ritmo que toman los acontecimientos, resulta imposible hacer previsiones. Por eso, según el autor, como no sé cuanto tiempo y cuantas fuerzas me serán todavía concedidos, he decidido publicar como primera parte del libro los primeros diez capítulos, que van desde el bautismo en el Jordán hasta la confesión de Pedro y la Transfiguración El objetivo del Papa- -cuyos libros han sido best sellers desde que publicó Introducción al cristianismo en sus años de profesor universitario- -es salvar el foso que se ha ido abriendo en las últimas décadas entre el Jesús histórico y el Cristo de la fe De hecho, su reflexión se centra sobre todo en el rasgo más específico de Jesús de Nazaret, su conciencia de Hijo de Dios y su relación con el Padre en la soledad de la oración a solas al amanecer o en los varios momentos en que se dirige a Dios Padre en público y con una fuerza inusitada. Esa declaración inequívoca de divinidad llevaría a las autoridades judías a condenarle a muerte por delitos religiosos y a pedir a la autoridad humana su ejecución por un delito político de sublevación. Benedicto XVI precisa que su libro sobre Jesús no está escrito en absoluto contra la exégesis moderna, sino con gran reconocimiento por el impulso que ha dado y continúa dando. Nos ha permitido conocer gran cantidad de fuentes y de enfoques a través de los cuales la figura de Jesús se hace presente con una vivacidad y profundidad que hace sólo pocos decenios no podíamos siquiera imaginar Como experto en teología de la historia y exégesis bíblica, Benedicto XVI ha notado el progresivo debilitamiento de la percepción de la divinidad de Jesús. El autor afirma que el Jesús de los Evangelios es una figura históricamente sensata y convincente. Sólo si sucedió algo extraordinario, si la figura y las palabras de Jesús superaron radicalmente todas las esperanzas y las expectativas de la época se explican su crucifixión y su eficacia Comunicado de la Editora Vaticana: http: www. vatican. va roman curia institutions connected lev docs l ev it news. htm Los ladrones del goya buscaban otro botín, tal vez un cargamento de Playstation ANNA GRAU SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. ¿Es posible que quién robó la pintura de Goya Los niños del carretón avisara también al FBI de su paradero? ¿Se habría embolsado entonces el ladrón o ladrones los 50.000 dólares ofrecidos como recompensa por cualquier pista? La recuperación del Goya el pasado lunes en New Jersey no pone fin a su odisea. El FBI sigue investigando. Por ahora conserva la pintura bajo su custodia, y no tiene fecha fija para su entrega al Museo de Arte de Toledo, Ohio, de donde hace quince días saliera rumbo al Museo Solomon R. Guggenheim de Nueva York, para figurar en su exposición Del Greco a Picasso Después de que, en un comunicado conjunto, ambos museos dejaran claro que el Goya robado ya no participará en esta muestra y se vuelve derecho a casa (lo cual da idea de cómo están los ánimos) el FBI tiene la última palabra. Aunque por ahora no se han registrado detenciones, aún no se renuncia en absoluto a ello, ya que la investigación permanece abierta, según aseguró ayer el agente del FBI Steve Siegel. En declaraciones a ABC, el agente Siegel se mostró cien por cien seguro de que los eventuales detenidos no serán los conductores de la furgoneta en que viajaba el cuadro, a pesar de que su negligencia de dejar el Goya sin vigilancia en el aparcamiento de un motel, durante casi ocho horas facilitó indirectamente el hurto. Eso ha hecho correr no pocas sospechas, pero el agente Siegel es tajante: No ha habido conspiración entre transportistas y ladrones. Él está se- guro de que estos últimos forzaron el candado de la furgoneta esperando encontrar dentro un cargamento completamente distinto y mucho más fácil de colocar, por ejemplo, centenares de playstation Pero aquí se acaban las afirmaciones concluyentes. El hombre del FBI no descarta nada más. Ni mucho menos la hipótesis de que los mismos ladrones del Goya intentaran matar dos pájaros de un tiro, deshaciéndose de la pintura invendible y cobrando la recompensa. Esto explicaría la presteza con que el FBI se lanzó a ofrecer 50.000 dólares a cualquiera que diera pistas sobre el cuadro, confiando en que, una vez más, la avaricia rompiera el saco. Y llevase a las pruebas.