Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 22 s 11 s 2006 INTERNACIONAL 35 Los electores holandeses acuden hoy a votar de espaldas a Europa Después de haber bloqueado junto a Francia el desarrollo institucional de la UE, los holandeses han desperdiciado la ocasión para enviar una nueva señal positiva sobre el futuro de la Unión ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL BRUSELAS. ¿Siguen estando los holandeses interesados por la construcción europea? A la luz de lo que ha sido la campaña electoral para las elecciones de hoy, se diría que la crisis de su propio modelo social les ha dejado indiferentes ante los problemas de la Unión. Normalmente, se esperaba que después del traumático rechazo a la Constitución Europea, igual que se desea que ocurra en Francia, Holanda aprovechase esta consulta electoral para arrojar luz sobre el camino a seguir para resolver el problema. Pero la respuesta de los políticos holandeses estos años ha sido algo así como mejor no removerlo Sólo por el hecho de que en el referéndum sobre la constitución europea participó un 63 por ciento de los electores ya se esperaba que hubiera debido producirse un nuevo debate sobre el asunto. Pero el único que ha intervenido ha sido el actual ministro de Asuntos Exteriores, Bernard Bot, para decir que cualquier nuevo plan de tratado constitucional debe fundarse en cambios sustanciales del actual proyecto, dando por hecho que el actual no volverá a ser sometido a la consideración de los holandeses. Pero Bot no se presenta a las elecciones parlamentarias, de modo que ni siquiera esta opinión puede considerarse orientativa. el año pasado durante el referéndum sobre la Constitución europea: todos los partidos estaban de acuerdo en el Parlamento a favor de la ratificación, pero la mayoría de los electores se pronunciaron en sentido opuesto. Se diría que los partidos no han querido profundizar demasiado en asuntos europeos, conscientes de que es un terreno en el que tienen pocos votos para poder ganar. Por no aclarar, los holandeses podrían no dejar claro ni la mayoría que desean que les gobierne. En las últimas encuestas publicadas ayer mismo, el Partido Democristiano del primer ministro Jean Peter Balkenende estaría solamente un par de escaños por delante del Laborista (socialdemócrata) tanto que en algunos comentarios de prensa ya se ha empezado a evocar la posibilidad de que tengan que recurrir a una gran coalición a pesar de que los ataques que se han lanzado durante la campaña el democristiano Balkenende y el líder socialdemócrata Wouter Bos no permiten pensar que tal entendimiento sería tarea fácil. La bajada de los liberales que pronostican las encuestas podría no dejar otra salida que esa grosen coalitionen a la holandesa, puesto que los partidos minoritarios, religiosos o folclóricos, no ofrecen garantías de estabilidad. Y de todos modos, si una costa hay que constatar en todos los pronósticos que se han hecho hasta ahora es que el único aumento que se espera es el del apoyo popular a las opciones más extremistas, tanto de izquierda, como el Partido Socialista, o de derecha, del Partido de la Libertad La polarización de la sociedad holandesa y la falta de una mayoría clara que se pueda apoyar en el centro sería el peor resultado para este pequeño pero importante país. Auge del izquierdismo Tal vez el único que pesca en esta agua es el izquierdista Partido Socialista que ya fue el único hizo campaña en contra de la Constitución y que ahora vuelve a insistir en que un no debe seguir siendo no La derecha gobernante El primer ministro, Jan Peter Balkenende, es un democristiano pragmático que ha gobernando hasta ahora en coalición con los liberales. El reciente repunte de la economía le ha hecho ganar puntos, pero las encuestas no le anticipan una victoria clara en escaños, por lo que no tiene una perspectiva muy despejada para reconstruir la coalición de Gobierno, sobre todo debido al descenso de los liberales que prevén las principales encuestas. La izquierda alternativa Wouter Bos representa la alternativa de izquierda. Al frente del Partido Laborista está, según las últimas encuestas, a dos o tres escaños de los democristianos. Pero sus meteduras de pata en la campaña electoral le han mantenido siempre por debajo del principal partido del Gobierno saliente. Se prevé que Bos perderá al menos tres o cuatro escaños. Su campaña en contra de las expulsiones de emigrantes sin papeles no les ha favorecido. La izquierda radical El Partido Socialista de LJan Marijnssen espera doblar los nueve escaños que tiene actualmente y pactar con los verdes para decantar el sentido de una nueva coalición liderada por los laboristas. En el otro extremo, Geert Wilders con el derechista Partido de la Libertad recientemente creado está también creciendo y contribuyendo a la polarización del panorama político holandés. AYUNTAMIENTO DE LAS ROZAS DE MADRID ANUNCIO es ome a rmac S te info ión úbli p ca r po el zo a pl de rein dí, el xte t ta s a epedien de modifi cac ión de l O a a rden a n z Fca il s ra ene G l ra el rci io a p eje 2 c 007 s te, lo in rea o sd s pod rán ea in x m alo r en l a eoeía srr T Munia y cip l peen r s ta r ls a remac ca s l ione que stimen rtun. e opo s a s zs La oa R de Ma r, d id a 0 de viem 2 no bre de 006. Antonio e a to. 2 Mn p D de srra eo i Te Muni cip l a Sobre el papel, solamente el partido de ultraderecha Partido Para la Libertad ha mezclado el asunto del papel de Holanda en Europa con el de la emigración, una ecuación cuyo resultado es, naturalmente, su oposición a la entrada de Turquía en la UE. Los programas de las demás formaciones no plantean objeciones al ingreso de Ankara en Europa, a pesar del sordo debate sobre la emigración que discurre entre la sociedad holandesa, lo cual vuelve a recordar lo sucedido El ingreso de Turquía EPA Bomberos contra policías en París Al menos 15 policías resultaron heridos, dos graves, y un vehículo fue incendiado ayer en una violenta manifestación de bomberos en París, en la que reclamaban una jubilación decente a los 55 años. La lucha surgió cuando las fuerzas del orden intentaron impedir que unos 6.000 bomberos llegaran al centro de la capital