Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 MIÉRCOLES 22- -11- -2006 ABC INTERNACIONAL www. abc. es internacional El coche oficial en el que viajaba Gemayel recibió más de una veintena de impactos de bala, como muestra la imagen AFP Muere acribillado Pierre Gemayel, ministro clave del Gobierno antisirio del Líbano Acusan a Damasco de estar detrás del atentado pese a su condena s Siniora reitera el apoyo del Gobierno libanés a la investigación del magnicidio de Hariri LAURA L. CARO CORRESPONSAL JERUSALÉN. Ni la apresurada condena de Siria ni la comedida desaprobación emitida por Hizbolá apaciguaron ayer a la multitud de libaneses que se agolpó pidiendo justicia a gritos a las puertas del hospital San José de Daura de Beirut. En su interior yacía el cadáver de Pierre Gemayel, el ministro de Industria del Gobierno de Siniora, el abiertamente antisirio, heredero de una de las más poderosas sagas de políticos cristianos maronitas del país, muchos de ellos perseguidos por la tragedia. Gemayel era asesinado a tiros pasadas las tres de la tarde hora local, cuando viajaba en su automóvil por un suburbio al norte de la capital. Las estadísticas- -se trata de la quinta personalidad abiertamente contraria a Damasco asesinada en dos años- -y la encendida acusación pública lanzada en rueda de prensa por Saad Hariri contra Siria, hijo del asesinado ex primer ministro Rafik Hariri y jefe de la coalición antisiria del parlamento libanés, desataron la tormenta en las calles. a aislar a un gabinete que tachan de ilegítimo, vendido a EE. UU. y al que han amenazado con asfixiar tras el fracaso de las negociaciones para constituir un Ejecutivo de unidad. Pierre Gemayel, de 34 años y mano derecha de Siniora, fue abatido cuando transitaba por el vecindario de Chtaide por un individuo que lo cosió a balazos, al menos con 24 disparos, después de bajarse de un coche que primero había embestido por detrás al vehículo oficial del ministro. La televisión libanesa LBC mostró los cristales de las ventanillas con numerosos impactos y las manchas de sangre en los asientos. El ministro fue llevado hasta el centro sanitario por su chófer, también herido, y muy poco después Radio Líbano difundía que dos de los guardaespaldas que acompañaban el convoy también habían muerto víctimas de los disparos. Pero no fue el único atentado de la jornada. Horas después, según informó la agencia Efe citando fuentes oficiales, el diputado para los asuntos del Parlamento, el también antisirio Michel Pharaon, salía ileso de otro atentado perpetrado por un grupo de desconocidos que disparó contra el desde un vehículo cuando atravesaba el barrio de Achrafie, en el centro de Beirut. Matan a todo hombre libre El crimen de Gemayel era confirmado en rueda de prensa por Saad Hariri. Hace una hora- -dijo- han disparado contra Pierre Gemayel: quieren matar a todo hombre libre. Este asesinato se produce en el marco de la serie de crímenes que han ensangrentado al Líbano La mano de Siria está detrás Y añadió, de nuevo en clara referencia al país vecino, que entre este gobierno asesino y nosotros sólo puede interponerse el tribunal internacional en una alusión directa a la corte que debe juzgar el asesinato de Rafik Hariri y que está siendo promovido previa propuesta de la ONU y el auspicio norteamericano por la mayoría parlamentaria de la que Gemayel era pieza principal ante el rechazo de la minoría favorable a Damasco. También el ministro del Interior libanés, Ahmed Fatfat, levantaba su dedo Indignación popular Miles de soldados tuvieron que desplegarse para amortiguar el desbordamiento de los odios larvados desde hace años. Enconamiento entre la mayoría que se opone a Siria, actualmente en el poder y de la que Gemayel era pieza destacada, y la oposición cercana a Damasco y capitaneada por la milicia chií Hizbolá, que el pasado día 11 retiró a sus cinco ministros del Gobierno en una penúltima vuelta de tuerca destinada acusador para advertir la implicación siria en esta muerte. Adelantándose al resto de los países árabes, Siria emitía un comunicado atribuido a un funcionario anónimo, que fue difundido por la agencia estatal de noticias Sana, para condenar el acto. Este crimen terrible- -señalaba- -tiene el objetivo de atentar contra la estabilidad y la paz del pueblo libanés; el interés de Siria es la seguridad, la estabilidad y la unidad de Líbano Y desde Hizbolá, el parlamentario Hassan Fadlallah también censuró el asesinato, pero recomendó a la vez que no se señalen posibles autores antes de que se lleve a cabo una investigación. Condenamos este crimen que busca profundizar la crisis en Líbano. Sin embargo, antes de hacer acusaciones es responsabilidad de las autoridades de seguridad libanesas el ordenar una investigación sobre el caso En vista del creciente caos, Siniora emitió por la televisión pública un llamamiento a la calma, en el que también reafirmó su voluntad de activar el discutido tribunal que abordará el magnicidio de Hariri.