Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 22 s 11 s 2006 ESPAÑA 29 Tony King y la madre de Rocío Wanninkhof coinciden en acusar del crimen a Loli Vázquez El presidente del tribunal dejó declarar al acusado para que no pueda alegar indefensión s King dice que además de Vázquez y Graham hay otro implicado JOSÉ MARÍA CAMACHO MÁLAGA. El juez José María Muñoz Caparros dio ayer una segunda oportunidad al británico Tony Alexander King, quien fue expulsado el pasado lunes de la Sala de la Audiencia, donde es juzgado por la muerte de Rocío Wanninkhof, por llamarle delincuente y criminal King, ya calmado, aunque durante su comparecencia repitió algunos gestos chulescos, repitió en el juicio que es inocente y culpó del crimen a Dolores Vázquez y su compatriota Robert Graham, que no son juzgados. El procesado acusó a su amigo de cortarle el cuello a la joven y a la ex compañera sentimental de la madre de Rocío de apuñarle por la espalda. Además, el asesino de Sonia Carabantes aseguró que en la escena del crimen había otra persona, aunque no desveló su nombre. King manifestó que se considera una cabeza de turco y un conejillo de indias, al tiempo que destacó que durante su primera declaración ante la Policía y la Guardia Civil confesó lo que los investigadores querían oir porque pensaba que le iban a matar. El acusado, que declaró durante una hora y media, aproximadamente, dijo que confesó por miedo y que la verdadera versión de lo ocurrido es la que ahora está narrando. También afirmó que fue hipnotizado y que tomó drogas y vino el día del crimen. Relató que su amigo, el británico Robert Graham, le dijo dos días antes de los hechos que fuera a su casa porque había algo que solucionaría sus problemas de dinero. Allí, Graham le pidió que no se fuera, aunque cuando bajó a la calle vio que su coche tenía las ruedas pinchadas. Al subir de nuevo a la casa, su amigo le dijo que le dejara hipnotizarle y, poco después, cuando aún era consciente de lo que pasaba pero empezaba a notar la hipnosis, vio que llegaban tres personas, Dolores Vázquez, un conocido y otro hombre. Ropa interior con el ADN de Vázquez y de mi hija La madre de Rocío, Alicia Hornos, aseguró que siempre ha estado convencida de que Dolores Vázquez es la asesina de su hija y no el procesado. Según Hornos, Rocío jamás se hubiera parado a hablar con desconocidos porque era muy sensata, e insistió en que Vázquez estaba integrada en la familia, así como que conocía que iba a poner un negocio en los Altos del Rodeo, lugar donde se halló el cuerpo. Hornos manifestó que asesinaron a su hija para hacerle daño a ella y reiteró que su hija no conocía a King. Por último, mantuvo que las bragas que encontró en la puerta de su casa en agosto de 2005 eran las que llevaba su hija el día del crimen, el 9 de octubre de 1999, y tienen el ADN de Vázquez y de Rocío La ex compañera sentimental de Hornos, Dolores Vázquez, pasó 17 meses en prisión acusada del asesinato pero en febrero se sobreseyó la causa contra ella y el británico Robert Graham, anteriormente acusados en este procedimiento. Hablar de mafias Según King, Graham le cortó el cuello a la joven en el maletero porque las puñaladas no le habían matado. Reconoció que estuvo en el lugar donde ocurrieron los hechos, pero no donde se encontró su cuerpo y aseguró que le recomendaron no decir nada de la participación de otras personas, sino hablar de mafias. A preguntas del fiscal no llegó a explicar cómo llevó a la Guardia Civil hasta el lugar donde se tiró la navaja, donde se ocultó el cadáver la primera vez y donde cometió presuntamente tres agresiones sexuales. Preguntado sobre si actuó solo o con más personas, respondió que él no es responsable de nada, al tiempo que subrayó que su amigo quería que una navaja suya tuviera sangre de Rocío. Alicia Hornos, madre de Rocío Wanninkhof, a su llegada al Palacio de Justicia de Málaga EFE El CNI desarticuló 15 redes mafiosas de inmigración ilegal y 148 embarcaciones P. CERVILLA MADRID. El trabajo que están desarrollando los agentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en los países ribereños africanos desde la pasada primavera está permitiendo la desarticulación de redes mafiosas y la interceptación de embarcaciones, según los datos que dio a conocer ayer el ministro de Defensa, José Antonio Alonso. La actividad del CNI se enmarca dentro del Plan África y ha supuesto la apertura de nuevas delegaciones en Mali, Nigeria y Sudáfrica, así como duplicar el número de agentes en Mauritania y triplicar los de Senegal. Como consecuencia del reforzamiento de la actividad de la inteligencia española se han conseguido interceptar 148 embarcaciones, por parte de las fuerzas de seguridad locales, gracias a la obtención de información sobre los lugares en que se producen las salidas y el conocimiento de las rutas, los procedimientos y las personas responsables. Además, se ha conseguido interceptar en los países de origen a 7.314 inmigrantes indocumentados cuando iban a utilizar estas embarcaciones. Igualmente, gracias a la información obtenida por el CNI y trasladada a los servicios secretos de Marruecos, Mauritania y Senegal se ha logrado desarticular a 15 redes, de las que 11 son de Mauritania,