Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 22- -11- -2006 La negociación ETA- GobiernosEl rearme etarra ESPAÑA 15 El PSOE dice ahora que con el robo de armas ni tan siquiera arranca el proceso que, para Batasuna, está en situación crítica Rajoy insiste en que mientras persista el terror, hablar de proceso es un chiste aspectos fundamentales en la agenda política El encargado de recordar por activa y por pasiva las exigencias de ETA- Batasuna fue su responsable del frente internacional Joseba Álvarez, momentos antes de dar una charla en la Universidad Pública de Navarra. Dicho esto, advirtió de que el proceso está llegando a una situación crítica El Supremo amplía hasta enero el plazo para decidir sobre Segi Los magistrados alegan la gran complejidad del caso, la problemática jurídica que suscita y su gran volumen NIEVES COLLI MADRID. Los magistrados del Tribunal Supremo que deben decidir si Segi (organización juvenil de ETA) y sus antecesoras Jarrai y Haika tienen o no carácter terrorista han prorrogado el plazo que la ley prevé para dictar sentencia a la vista de la gran complejidad del asunto y de la problemática fáctica y jurídica que suscita. Esto supone, como adelantó ABC, que la decisión de la Sala Segunda no se conocerá de manera inminente sino que puede retrasarse varias semanas. Cuando aún no ha transcurrido ni una semana desde la celebración de la vista del recurso, el Tribunal ha emitido un auto en el que añade 30 días hábiles a los diez que la ley de Enjuiciamiento Criminal establece como plazo para dictar las sentencias. Eso significa que el Supremo se pone como límite para notificar su decisión el próximo 18 de enero. El auto conocido ayer utiliza como argumento no sólo la complejidad del asunto- -las defensas plantearon un total de 71 motivos de recurso contra la sentencia de la Audiencia Nacional- sino también su gran volumen pues se trata de un procedimiento penal que afecta a 24 condenados y que suma más de 30.000 folios. Fuentes judiciales indicaron que la mecánica habitual de la Sala Segunda del Tribunal Supremo en las deliberaciones consiste en analizar en primer lugar los recursos de las defensas y, sólo después, entrar en las cuestiones suscitadas por el fiscal, acusaciones y demás partes personadas. La gran cantidad de motivos que se han presentado contra la sentencia de Segi hace difícil que la Sala haya podido entrar ya de lleno en el problema crucial, que plantearon fiscal y AVT. Es decir, que haya deliberado sobre la naturaleza terrorista o simplemente ilícita de Segi, Haika y Jarrai. En sus recursos, tanto la Fiscalía como la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) reclamaron que la trama juvenil de ETA- -en sus tres denominaciones- -sea considerada una organización de carácter terrorista, y no una asociación ilícita como la definió la Audiencia Nacional. La estimación de esa pretensión supondría, de un lado, un sustancial aumento de las penas impuestas a los 24 condenados- -que ahora oscilan entre los dos años y medio y los tres años y medio de cárcel- -y, por tanto, el ingreso de los mismos en prisión. De otro, marcaría el horizonte penal de las demás organizaciones que integran los frentes político, institucional y mediático de ETA (EkinKas y Egin) el sumario de Batasuna y las herriko tabernas y el que se refiere a Udalbiltza (asamblea de electos de Batasuna) entre otros. De hecho, la decisión del Supremo supondrá definir el concepto de organización terrorista y su alcance. Hasta ahora, según la jurisprudencia del propio Supremo y del Tribunal Constitucional- -que la Fiscalía citó en su recurso- la organización terrorista no se identifica necesariamente con la banda armada o el uso de armas (como hizo la Audiencia Nacional con Segi) Lo que determina que un grupo tenga o no carácter terrorista es la naturaleza de la acción cometida y la finalidad perseguida Tambores de guerra Por supuesto, atribuyó el ruido de los tambores de guerra, no a ETA que roba armas, extorsiona a los empresarios y presiona con la kale borroka sino a Zapatero, ya que desde que entró en vigor el alto el fuego permanente, el único avance que se ha producido es su declaración, el pasado 29 de junio, en el Congreso anunciando oficialmente la negociación. En su particular descripción de la coyuntura, el proetarra apuntó que hay una constatación general de que el alto el fuego es real. Ahora, hace falta que la otra parte, el Estado español y el francés, den pasos sentenció la voz de su amo. Mientras, para el presidente del PP, Mariano Rajoy, los hechos confirman que no se puede hablar de proceso de paz cuando nos encontramos con una organización que acaba de robar 350 pistolas en Francia Lo que hay, insistió, es una negociación política en la que se habla de autodeterminación, de mesa de partidos, del derecho a decidir y de lo que se puede hacer o no con Navarra Para el líder del PP, es un chiste hablar de la existencia de un proceso de paz mientras ETA no ha manifestado ninguna voluntad de disolverse que el proceso va razonablemente bien Ahora no es así. Así pues, el discurso socialista parece haber experimentado un giro, si no de 180 grados, sí de 90. El portavoz del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido, advirtió de que con violencia no avanza el proceso de paz y no puede ni arrancar el diálogo En su opinión, accciones como el robo de las armas en Francia hacen que la negociación con ETA sea imposible e incompatible En la misma línea, el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, reconoció las serias dificultades, aunque aconsejó no caer en el pesimismo extremo Alonso destacó que el Gobierno ya ha explicitado en múltiples ocasiones que tiene la obligación de aplicar la Constitución y las leyes Por su parte, Batasuna, en su estrategia habitual de compaginar chantaje con amenaza, apuntó que la negociación no tiene que tener como límites el marco constitucional del Estado Español y advirtió de que el derecho de autodeterminación y la territorialidad son Sin presión Las fuentes citadas ahondan en otra idea más: la gran trascendencia de la decisión que debe adoptar el Tribunal Supremo- -de la que dependerá el tratamiento penal de todo el entramado que conforma el complejo ETA -requiere del necesario sosiego y de un ambiente que no esté permanentemente marcado por la presión mediática y política.